lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa tasa de ´ninis´ (jóvenes de 15 y 24 años que ni...
Junto al paro juvenil,que aún bate récord global en España

La tasa de ´ninis´ (jóvenes de 15 y 24 años que ni estudian ni trabajan) baja a 12,4% tras su 18,6%

Redacción
La tasa de ´ninis´ (jóvenes de entre 15 y 24 años que ni estudian ni trabajan) se situó en el 12,4% en 2018, cifra similar a la del año 2000, que fue del 12,2%, tras llegar a techos del 18,6% en 2012, en plena crisis. Es una de las conclusiones del ´Informe Indicadores comentados del sistema educativo español 2019´, editado por las fundaciones Ramón Areces y Sociedad y Educación, que se presentó este miércoles en Madrid. Pero lo hace por la caída del paro juvenil, que aún bate récords mundiales

La razón de este descenso es económica: la caída del paro juvenil, según explicó el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Julio Carabaña, uno de los analistas del informe, para quien el indicador del 'nini' es "perverso", "complejo" y "político", pues "no es un problema de educación, sino de economía". De hecho, si se desglosa el concepto 'nini' como la suma de los jóvenes parados y los jóvenes inactivos, se aprecia que los primeros "son sensibles al ciclo económico", pues llegan a una tasa del 13,3% en los peores años de la crisis, mientras que la tasa de inactivos, que son los que "ni estudian, ni trabajan, ni quieren" o ni pueden (por cuestiones de salud, por ejemplo, precisó el catedrático), se mantiene "constante" en torno al 5%. "El elemento dinámico son los parados, son los que fluctúan", recalcó.

Carabaña ha cuestionado el propio concepto nini como indicador educativo: "Los ninis crecen exactamente con el paro, durante la crisis, y bajan con el aumento del empleo durante la recuperación". "Es un indicador que desprecia la voluntad de los jóvenes de 18 a 24 años. Me da igual, niño, si quieres trabajar o no para mí lo importante es que estás sin hacer nada", ha señalado. "Creo que es un retroceso moral porque es volver a un moralismo muy rígido según el que los jóvenes deben trabajar quieran o no. No me importa lo que queráis, no me importa lo que penséis, no me importan vuestros proyectos…". Carabaña ha incidido que el concepto nini engloba, por ejemplo, a las mujeres jóvenes que se dedican a cuidar de su familia y las tareas domésticas o incluso a los que están enfermos y no pueden estudiar o trabajar.

Dijo Carabaña que se trata de un "colectivo artificial creado por la UE" para repartirse los fondos del Plan de Garantía Juvenil y es un concepto que "ningún científico se toma en serio".

No obstante, España sigue siendo según las estadísticas uno de los pañises del mundo con mayor tasa de desempleo de los jóvenes, que se ha enquistado las últimas décadas en el doble que la cifra de desempleo general o media. El paro juvenil ya bajó al 36% en el tercer trimestre del 2017 tras batir récord mundial (56%) en el 2014, y actualente ronda el 30%,  pese a que en la mayoría de los países industrializados se registran actualmnente mínimos historicos del desempleo.

Desde e acto, el tambien catedrático de sociología en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid,   , dijo que cuando los estudiantes se incorporan a la ESO ya hay un 15% de repetidores”.

Importacia de la formación, según Pampillón

Durante la presentación ha intervenido también Rafael Pampillón, catedrático de Economía del Instituto de Empresa y de la Universidad San Pablo CEU, que se ha centrado en la relación entre formación y empleo: “El paro es mucho mayor entre los menos cualificados que entre los cualificados. En España tenemos un déficit de formación si se compara con la media de la UE”. Pampillón ha señalado que faltan titulados de FP de Grado Medio: "Sólo hay 630.000 jóvenes en estas titulaciones, cuando nos corresponderían 1.700.000. Nos haría que falta un millón de personas, de los que no tiene titulación de secundaria, pasasen a FP. Esa falta de alumnos en FP hace que la productividad de nuestros trabajadores sea menor”.

Por ello, Pampillón alertó de que "tan pronto aparece una crisis los contratos indefinidos empiezan a caer, como este año, que están cayendo al 20%". "Hay más temporalidad y eso lleva consigo que los trabajadores temporales tengan menos interés en formarse y los empresarios por esa situación eventual tampoco hacen esfuerzos", protestó.No obstante, quiso poner optimismo apuntando a que "hay más sisis", gente que estudia y quiere trabajar: "La economía ha crecido, se ha recuperado y también ha memorado la formación de los alumnos".

Y responsabilizó a los políticos del "enfriamiento" de la economía mundial, pues, en su opinión "la crisis no es sólo porque el ciclo se acaba, sino que los que mandan no están haciendo las cosas y eso se está viendo que en España, que se desacelera la reducción del empleo".

De hecho, recordó el catedrático del Instituto de Empresa y del CEU, en 2017 se redujo el paro de enero a agosto en 450.000 personas; 350.000 en el mismo periodo en 2018; y este año en 250.000. "Se ralentiza la reducción del paro", avisó, apelando a apostar por la formación "de quienes acceden al mercado y de quienes están en el mercado laboral", con una mejor formación "para quienes acceden y para quienes están en el mercado laboral", teniendo en cuenta también la adaptación al cambio tecnológico, y la promoción de la investigación en el ámbito universitario. "En España se investiga poco y repercute en la calidad de la docencia", zanjó.

El informe " Indicadores Comentados de la Educación 2019" incluye los análisis de otros 12 expertos que abordan temas como la repetición en primaria, la formación docente o la brecha digital entre estudiantes. También incide en España únicamente cumple dos de los cinco objetivos marcados para 2020 por la Unión Europea: está por encima de los señalados para la población de 30 a 34 años titulada en Educación Superior (40 % el objetivo europeo y 42,4 % en nuestro país) y para la escolarización en infantil (97,3 %, con un objetivo europeo del 95 %). Sin embargo, no parece que vayan a alcanzarse los referentes al abandono educativo (17,9 %, a 7,9 puntos porcentuales del objetivo), a la tasa de empleo de los recién graduados (71,89 %, a 10 puntos) y a la participación en aprendizaje permanente (9,9 %, a 5,1 puntos).

De interés

Artículos Relacionados