domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa tuna le planta cara a la SGAE
Derechos de autor

La tuna le planta cara a la SGAE

ibercampus.es/EFE
La SGAE, una de las entidades más detestadas por los españoles, se ha metido en un nuevo lío. En esta ocasión, en relación a los tuneros. El director general de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Javier Trujillo, ha tenido que negar tras una denuncia que cobren derechos de autor a las tunas, excepto cuando el público paga por un certamen de tunas o cuando alguien obtiene un beneficio por su actuación, según establece la Ley de Propiedad Intelectual.

«Los tunos tienen toda una historia detrás y nosotros no tenemos relación con ellos porque ellos son intérpretes», ha destacado Turjillo a Efe en Bilbao, donde ha explicado que la SGAE solo interviene cuando se organizan certámenes de tunas de las que se obtiene un beneficio.

Con estas declaraciones, la SGAE responde a la denuncia del presidente del Consejo Nacional de Tunos, Joseba Molina, quien ha acusado hoy a esta entidad de cobrar a las tunas.

«No tiene razón de ser, está fuera de lugar, además de ser muy difícil que se pueda hacer», ha dicho Molina, quien ha explicado a Efe que muchas de las actuaciones de las tunas son gratuitas o a cambio de la invitación a una consumición.

Molina ha relatado que su única experiencia con la SGAE fue cuando pretendieron cobrarle por una actuación de ocho tunas en un teatro de Bilbao.

«Los representantes de la SGAE al final se conformaban con una cantidad bajo mano y nos negamos en rotundo, es toda la gestión que hemos tenido con ellos», ha añadido.

«Tener inspectores autónomos que van por ahí circulando y que actúan de forma arbitraria, hoy sí y mañana no, le resta legitimidad a la SGAE como sociedad que vela por los derechos de los autores», ha opinado el presidente del Consejo Nacional de Tunos.

Por su parte, Trujillo ha insistido en que la SGAE interviene según la Ley de Propiedad Intelectual y en nombre de los autores cuya gestión de sus obras le han confiado, al tiempo que ha recordado que «no tiene relación con los intérpretes sino con los organizadores de actos en los que obtiene un lucro con esas obras».

De interés

Artículos Relacionados