viernes,21 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa Universidad de Burgos lanza un S.O.S. para evitar "una situación agónica"
Tiene una deuda de 12 millones

La Universidad de Burgos lanza un S.O.S. para evitar «una situación agónica»

ibercampus.info
La deuda ha puesto contra las cuerdas a la Universidad de Burgos y por ello, el rector de la institución, Alfonso Murillo, urge la ayuda de la Junta de Castilla y León para evitar una "situación agónica" de la institución académica, que atraviesa un estado de cuentas "muy delicado". Murillo ha estimado que, de no recibir ayuda económica del gobierno regional en los próximos meses, la universidad burgalesa arrastrará una situación económica "muy delicada" durante los próximos diez o doce años. En este momento la deuda que acumula la UBU se eleva ya a más de 12 millones de euros.

 

Ocho corresponden a dos líneas de crédito que la universidad tiene abiertas con el Banco Santander y Caja de Burgos que en este momento están agotadas.

Algo más de cuatro millones corresponden a pagos pendientes de proveedores.

El rector asegura que todas las universidades de la comunidad atraviesan dificultades en este momento, aunque confía en que las conversaciones que abrirán con la Junta de Castilla y León este mismo mes den "algún fruto concreto".

Murillo achaca en gran medida esta situación a que se van estableciendo modificaciones legales que implican gastos pero que "no van acompañadas de propuestas de financiación".

Pone como ejemplo el caso de la Universidad de Burgos, donde los fondos que aporta la Junta de Castilla y León de manera ordinaria no llegan para pagar los sueldos, lo que provoca "un déficit creciente".

Murillo insiste en que la solución a este problema, que incluso podría agravarse al cumplir los parámetros que requiere la convergencia de titulaciones europeas, es una mayor financiación de la Junta de Castilla y León.

Propuestas como la venta de los terrenos del llamado campus de la avenida Cantabria "no resolverían el problema", según el rector, que recuerda que el producto de la venta no está previsto para sanear las cuentas, sino para la mejora y ampliación del campus de la Milanera, donde se encuentra el rectorado y la sede central de la UBU.

En todo caso, la operación no se podrá cerrar a corto o medio plazo porque antes habrá que solucionar algunas cuestiones legales que afectan a los terrenos y que impiden su enajenación.

Además, según las previsiones, el producto de la venta, de la que podrían obtenerse varias decenas de millones de euros, ni siquiera sería suficiente para pagar totalmente la mejora de infraestructuras, en la que está previsto que el gobierno regional cubra el 40% del coste.

Otro proyecto que no se retomará a corto y medio plazo por las dificultades económicas es la remodelación del hospital de la Concepción, cedido a la universidad por el Ayuntamiento de la ciudad.

Aunque antes de la entrada del actual equipo rectoral en 2008 se habló de financiación de empresas privadas para remodelar el inmueble y dotarlo de un uso que relacionara universidad y empresa, lo cierto es que "no se habló nunca de dinero, sólo de apoyo moral".

En todo caso, la primera fase de las obras, que permitirá acondicionar dos salas del inmueble y asegurar su consolidación, terminará probablemente hacia el mes de febrero y será a partir de entonces cuando el equipo directivo de la UBU comience a estudiar el futuro del inmueble.

Fuente: EFE

De interés

Artículos Relacionados