lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa universidad de los mares, prueba piloto para federar centros europeos y...
La integran universidades de seis países,coordinadas porUCA

La universidad de los mares, prueba piloto para federar centros europeos y homologar titulaciones

Redacción
En la sala de Juntas del edificio Hospital Real de Cádiz se ha oficializado el lanzamiento de La Universidad Europea de los Mares,"European University of the Seas", SEA-EU, consorcio en el que participan seis universidades europeas bajo la coordinación de la de Cádiz, todas con gran trayectoria en estudios marino-marítimos. El proyecto es resultado de la primera convocatoria de un programa de la Comisión Europea que prevé articular así el modelo europeo de universidades de las próximas décadas.

A la reunión asistieronn más de una treintena de representantes de las seis universidades que participan en el consorcio de la SEU-EU: Cádiz (coordinadora), Bretaña Occidental (Francia), Kiel (Alemania), Gdańsk (Polonia), Split (Croacia) y Malta.

El rector de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella, junto al delegado del Rector para la Universidad Europea de los Mares, el profesor José Antonio Muñoz Cueto, dieron la bienvenida a la selección del proyecto por parte de la Comisión Europea, que conlleva una financiación de cinco millones de euros para desarrollarlo con una duración inicial estimada de tres años.

Piniella explicó que hace unos días tuvieron la firma de la junta de gobierno y de presentación en Bruselas y que ahora son los primeros pasos ya efectivos de la constitución de la Universidad Europea de los Mares en la Universidad de Cádiz como coordinadora. Se trata de “empezar a trabajar” con todas las universidades que forman parte del consorcio.

“Todo un éxito para la UCA”, afirmó el rector, satisfecho con la aprobación hasta ahora de 17 proyectos en Europa, de los cuales tres son en España y uno de ellos en Cádiz. Una experiencia “muy interesante de construir en Europa desde las universidades”, en un proyecto en principio de tres años, pero con vistas a que vaya a más y sea “como una federación de universidades europeas con homologación de titulaciones para todas”.

Muñoz Cueto explicó que se trata de un proyecto “ambicioso”, la UCA coordina su puesta en marcha, “asumimos la responsabilidad con enorme ilusión”. En este sentido, resaltó que la movilidad para estudiantes PDI y PAS se espera llegar al 50%, “no solo física sino social y cultural en los territorios, con planes pilotos docentes, alinear formación e investigación con el desarrollo del territorio”. En este consorcio es una prioridad “la sostenibilidad” ante la amenaza del cambio climático y desde el ámbito marino-marítimo. También lo es diseñar un nuevo espacio europeo de educación superior.

El encuentro internacional se desarrolla a lo largo de tres jornadas, donde sus componentes llevarán a cabo seis paquetes de trabajo: sobre la gestión del proyecto SEA-EU, la mejora del conocimiento mútuo y de la integración de sus universidades participantes, el refuerzo de la identidad europea a través de la movilidad en el seno de la alianza de este consorcio, así como la mejora de la formación, la creatividad, la participación y los valores europeos, el desarrollo de la quíntuple hélice y la sostenibilidad y difusión del proyecto. Cada uno de ellos será liderado por cada una de las universidades socias. En el caso de España, sus responsables se ocuparán de poner en marcha la gestión de la Universidad Europea de los Mares.

En paralelo a la reunión lanzadera, sus integrantes podrán conocer las instalaciones de la UCA al trasladarse las sesiones a diferentes edificios de los campus de Cádiz y Jerez.

Universidades Europeas Erasmus+

 La Universidad Europea de los Mares (SEA-EU) integra universidades ubicadas en ciudades con una larga tradición histórica, cultural y económica en torno al mar, y abarca todas las cuencas marinas europeas dentro de su ámbito geográfico. Se enmarca en la iniciativa Universidades Europeas de Erasmus+, una convocatoria enormemente competitiva, en la que se prevé contar para el periodo 2025-2030 con alrededor de 20 Universidades Europeas, cada una de las cuales estará conformada por 5 a 8 instituciones europeas de Educación Superior. Esta acción dará apoyo financiero a sus participantes para que vayan más allá de los modelos de cooperación en Educación Superior existentes en la actualidad, con la ambiciosa misión de generar Campus Europeos. Se trata de una estrategia compartida, integrada y a largo plazo para la mejora de la educación.

SEA-EU se presenta como un foco en Europa para la creatividad, la innovación, la atracción de talento y la generación de conocimiento sobre el medio marino, los recursos marinos y la gestión sostenible de los mares. Estas sinergias la posicionarán como un referente internacional para otras universidades de Europa y de fuera en el conocimiento marino y marítimo, así como para las agencias públicas, a las que dará orientación y asesoramiento en la construcción de modelos de gestión sostenible, capaces de combinar el desarrollo económico y social con la preservación de los recursos naturales y el medio ambiente.

La Universidad Europea de los Mares apuesta también por un modelo de integración social, institucional y territorial, que ponga en valor el patrimonio natural, histórico y cultural del mar y la importancia de los mares y océanos en la construcción de la identidad europea.

Los proyectos de espacio europeo de educación superior apenas han avanzado tras los planes de Bolonia a partir del 2007, aunque oficialmente la Unión Europea mantiene los planes de construir "un verdadero Espacio Europeo de Educación para 2025", reafirmados porúltima vez el pasado 26 de septiembre en Bruselas durante la segunda cumbre europea de la educación que convocó el Comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte de la Unión Europea,Tibor Navracsics, edición ahora centrada en la profesión docente.

En España, el Consejo de Ministros aprobó el año 2011  establecer el Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES) que recoge la definición de todas las enseñanzas de esta etapa educativa, sus cualificaciones, niveles de aprendizaje, y descriptores de los mismos. Pero en la práctica la propia Comisión Europea aclaraba cuatro años después, en agosto de 2015, a preguntas de los ingenieros industriales, que todos lo títulos universitarios españoles aún carecen de nivel europeo #MECES. Esa falta de equiparación afecta en general a la movilidad de todos los profesionales dentro de la Unión Europea; es decir, no solo a los ingenieros industriales, pues  la falta de equiparación europea de los 94.997 ingenieros "afecta a todos los titulados españoles", quienes no pueden por ello competir en concursos internacionales e incluso sufren la discriminación de salarios inferiores, como declaraba a Ibercampus.es Luis-Manuel Tomás Balibrea, presidente de la Federación de Asociaciones de Ingenieros Industriales de España.

Pero además de los frenos a la movilidad dentro de Europa hay otros incluso más importantes que afectan a la empleabilidad. "Necesitamos una revolución similar a la que se registra actualmente en otros sectores en la educación superior", aunque también en niveles previos de enseñanza, pues la educación ha de configurarse como un proceso permanente, diseñando currículos de formación y trayectorias continuas, según afirma en su articulo Transformación digital e innovación global en la Universidad 4.0. Ana María López, investigadora del Instituto LR Klein de la UAM, dentro de un monográfico sobre Globalización 4.0 donde añade que la Universidad ha de reinventarse y ser más activa en la estrategia de innovación digital,llegar a la Universidad 4.0 mediante una reinvención que pasa por prestar atención a los avances científico-tecnológicos, desarrollarlos, asumirlos y ser más activa en la estrategia de innovación.

Con esa revolución de la educacion superior analizada por Ana López, se trata no sólo de satisfacer las necesidades de la sociedad –ciudadanía, empresas y gobierno–, que a fin de cuentas invierten en la educación superior (especialmente en la universidad pública), sino también garantizar la mejor experiencia posible y formación de los estudiantes, además de optimizar el desarrollo de los procesos de aprendizaje y el uso de las instalaciones de forma más eficiente y productiva. Las universidades también deben proporcionar a los alumnos las habilidades y los conocimientos que necesitan para un futuro muy diferente, situar al estudiante en el centro del ecosistema y cambiar el enfoque desde la enseñanza al aprendizaje activo (from teaching to learning). Más allá de las voces que abogan por un nuevo marco legislativo universitario, algunas áreas de actuación e iniciativas correspondientes ya están implementadas en muchas universidades, aunque pueden requerir algún tipo de adaptación a nuevas herramientas tecnológicas.El marco señalado plantea una Universidad 4.0 como un sistema académico abierto, donde la comunidad local y la sociedad se convertirían en parte del ecosistema. La interacción entre la universidad, la industria y la sociedad tiene que convertirse en una plataforma viva con la difusión de ideas, conocimientos y necesidades de cada una de ellas atendidas por las otras. Debemos considerar que el verdadero desafío de la Universidad del futuro es potenciar la capacidad de resolver problemas reales, generando

Precedentes menores del proyecto de federar universidades europeas tras el caso piloto de la Universidad Europea de los Mares

El Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI·Mar), integrado por cinco universidades andaluzas y tres de Portugal y Marruecos, participa en el proyecto europeo EMPORIA4KT para ayudar a transferir resultados académicos que impulsen la Economía Azul. La reunión de lanzamiento del proyecto, celebrada en Lisboa, reúne en estos días a representantes de los 13 socios de 5 países europeos del área atlántica: Portugal, España, Francia, Irlanda y Reino Unido.

CEI·MAR es un campus transfronterizo e internacional, impulsado por las universidades españolas Cádiz, Málaga, Granada, Huelva y Almería, y las universidades de Algarve (Portugal) y Abdelmalek Essaadi (Marruecos). La agregación de universidades se completa con los principales organismos públicos de investigación del medio marino del sur de España: Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía e Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (ambos del CSIC),  Instituto Español de Oceanografía, Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera, Real Instituto Observatorio de la Armada, Instituto Hidrográfico de la Marina, Centro de Arqueología Subacuática del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, y Museo Nacional de Arqueología Subacuática, así como diversas empresas innovadoras del sector marino y marítimo.Su plan de actuaciones 2019 señala que CEI·Mar irá destinada a la Movilidad internacional de doctorandos; seguido de la formación (para doctorados y máster), incluidas las escuelas de verano.

En España, desde hace más de una década otras universidades reclaman como la de Cádiz  su vinculación con el mar. Es el caso de Murcia, promotora de la Universidad Internacional del Mar (Unimar), que ya en 2007 anunciaba a través de Ibercampus.es que impartiría cursos de Medicina acuática, navegación, acuicultura y buceo científico, entre otros, en sus sedes de Cartagena, Blanca, Yecla, Molina de Segura y Los Alcázares. En este sentido, el rector de la Universidad de Murcia, José Antonio Cobacho, inaugurará hoy en Cartagena simultáneamente la segunda fase de Unimar 2007, y la nueva sede de la Universidad del Mar en este municipio,

En Chile fue cerrada a finales del 2012 otra universidad con esa denominación por irregularidades tras reunir a 18.000 alumnos.  

De interés

Artículos Relacionados