jueves,27 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa Universidad de Zaragoza es la que menos financiación pública recibe
Según un informe de la CRUE

La Universidad de Zaragoza es la que menos financiación pública recibe

ibercampus.info
La Universidad de Zaragoza recibe la transferencia corriente más baja de España en lo que respecta a gastos ordinarios, según se desprende de un informe de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) que analiza las grandes y pequeñas cifras de los distintos campus españoles. La institución aragonesa de enseñanza superior recibe 15 puntos menos que otras con semejante número de estudiantes.

 

Peor son todavía los datos si se tienen en cuenta las transferencias corrientes de la Administración educativa en relación con los gastos de personal -los más cuantiosos para todas las universidad-.Según informa redaragon.com, en este caso el porcentaje es del 87,59%, también el más bajo de España, y 21 puntos inferiores a la media. Y eso que en la mayoría de Comunidades Autónomas la cobertura de los fondos públicos es total en lo que se refiere a este capítulo. Solo cuatro, incluida Aragón, están por debajo del 100%, aunque todas salvo la aragonesa superan el 90%. Es decir, la mayor parte de los gobiernos autonómicos cubren los gastos de personal de sus universidades. Algo que no ocurre en Zaragoza.

Ante esta situación, Jesús Jiménez, director general de Enseñanza Superior, matizó los datos y subrayó que es "necesario ver las cifras en su conjunto y no forma asislada". En este sentido, remarcó que "los modelos de financiación de unas comunidades y otras no son comparables porque son distintos". Y destacó, en favor del sistema aragonés, que esta comunidad es una de las que cuenta con un mayor gasto por estudiante. Concretamente 6.922,87 euros, ligeramente por debajo de la media, y por detrás de otras como Cantabria, Madrid, Navarra y Cataluña.

Jiménez insistió también en que el modelo aragonés "desglosa las aportaciones en cinco grandes apartados, diferenciando la transferencia básica de las infraestructuras, por ejemplo. Entonces, si se uniese todo, el porcentaje de inversión pública sería muy superior".

Pese a todo, teniendo en cuenta la evolución de las cifras de los últimos años, en el caso de la Universidad de Zaragoza, la transferencia corriente ha evolucionado solo en la misma línea que el Producto Interior Bruto (PIB) regional. Mientras, la contratación de profesores ha aumentado en un porcentaje del 27%, y los títulos oficiales han pasado de 49 en 1999 a 63 en el 2007.

No parece, por lo tanto, Bolonia la principal de las amenazas para la universidad. Más bien se trata de cambiar la dinámica de inversión pública. De la transformación del modelo actual por otro más parecido al de los países aglosajones o nórdicos. Una financiación, al fin y al cabo, que esté a salvo de los altibajos económicos y que garantice la independencia y funcionamiento de esta institución pública.

Fuente: redaragon.com

De interés

Artículos Relacionados