sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónLa universidad se encarece otro 3,3% en pleno miedo a la deflación
Es el 4º producto más caro entre 57 del IPC

La universidad se encarece otro 3,3% en pleno miedo a la deflación

Redacción
La educación universitaria se ha encarecido en España un 3,3% en los doce últimos meses y un 30,4% en los dos últimos años, antes de entrar en la deflación del primer trimestre del presente año, cuando todo el índice de precios al consumo (IPC) bajó el 1,2%. Es así el cuarto más alcista de los 57 grandes grupos de productos que integran ese índice.

 El IPC de marzo ha llegado en pleno debate sobre si la economía española y la europea, debido a su reciente recesión, están o no en deflación (como aseguran algunos) o en baja inflación (como indican las instituciones oficiales). Lo más cierto es que, de los 57 grandes grupos de productos que integran el IPC español, 35 todavía han subido los doce últimos meses, aunque en los tres últimos meses sólo se han encarecido 23.

En ambos casos, los precios de la educación en sus cuadro modalidades (universitaria, secundaria, infantil y primaria y otros gastos de enseñanza) destacan entre los que más se resisten a ese proceso bajista que tanto temen algunos economistas, porque pueden augurar problemas de difícil solución.

En los tres últimos meses, cuando el IPC medio español ha bajado el 1,2%, la educación universitaria y la secundaria todavía han subido el 0,1%, la infantil y primaria no ha variado y el único grupo bajista ha sido el de otros gastos de enseñanza (-2%).

De hecho, en los doce últimos meses que terminaron en marzo, la educación universitaria se ha encarecido el 3,3%, según puede verse en el cuadro adjunto. Solo otros cuatro de los 57 principales productos del IPC han tenido mayores alzas: frutas en conserva y frutos secos (6,3%), leche (4,3%) y crustáceos y tabaco (en ambos casos con el 3,4% de subida anual). Por el contrario, en ese periodo bajaban 22 productos, siendo los más destacables las comunicaciones (-6,9%), aceites y grasas (-5,1%) y objetivos recreativos (-4,6%).

No obstante, desde el año 2011 la educación universitaria ha sido hasta ahora el más alcista de los citados 57 productos del IPC, con una subida del 30,4%, solo seguido de lejos por medicamentos y material terapéutico, con una subida de 20,8% (véase cuadro anexo, donde para calcular ambos índices la basa del 2011 es 100).

Todo el IPC registró en marzo tasas negativas, al caer el 0,1%. El descenso de los precios el mes pasado -menor que el 0,2% adelantado por el INE- se ha producido después de tres meses de tasas positivas y uno plano, el 0,03%. Pero el Gobierno estima que no habrá deflación, e incluso prevé tasas positivas, aunque moderadas, en los próximos meses.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo este fin de semana en RNE que “Europa no va a entrar en deflación”, tras lo que añadió que el BCE “está preparado para actuar”, en el sentido de que si se mantiene la baja inflación en la zona euro, el organismo “tomará medidas no convencionales”. El ministro incidió en que “en estos momentos están todas las alternativas abiertas y el BCE elegirá la mejor”.

Por su parte, el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, aseguró que no es “significativo” el riesgo de deflación, al tiempo que auguró que en abril el IPC volverá a registrar tasas positivas. En su opinión, la caída de marzo se ha debido a factores “puntuales”, entre los que citó el efecto de la Semana Santa (que en 2013 fue en marzo) y el de los precios de los alimentos no elaborados afectados “por factores climatológicos”. Finalmente, Jiménez Latorre dijo que en los próximos meses el IPC retornará a tasas positivas “en niveles moderados”, de forma que cerrará el año cerca del 0,5%.

Fuentes de CEOE, también descartaron que la economía española vaya a entrar en deflación, ya que, según las previsiones que maneja la patronal, los precios experimentarán una “aceleración gradual” durante el año, sin bien se mantendrán en unas tasas inferiores al 1%.

Desde el punto de vista sindical, CCOO consideró ayer que la mejor manera de conjurar el peligro de deflación es subir los salarios para que los trabajadores ganen poder adquisitivo.

Por otro lado, en una entrevista que publica EL MUNDO, el director del Departamento de Asuntos Monetarios del FMI, José Viñals, dice que “en España la deflación es muy peligrosa”. En otro momento, añade que “las crisis graves, al igual que las enfermedades, piden un tratamiento largo”. Según Viñals, “faltan reformas por el lado de la oferta en el mercado laboral y en de servicios”.

En otra entrevista en EL ECONOMISTA, el director en funciones del Departamento Fiscal del FMI, Sanjeev Gupta, señala que el ratio de deuda “en los países avanzados se mantendrá por encima de 100% del PIB en 2019″. Según apunta, “el déficit medio y al deuda en estos mercado son más latos que antes de la crisis”

De acuerdo con los datos del INE, entre los grupos con mayor influencia en la variación negativa de marzo estuvo el de alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa disminuyó seis décimas, hasta el 0,5%), y el grupo de ocio y cultura (con un extenso anual de casi un punto y medio hasta una tasa negativa del 2,3%).

El IPC descendió en marzo en todas las comunidades autónomas, excepto en Andalucía, que registró una tasa negativa del 0,1%, una décima por encima de la del mes pasado. Las mayores bajadas, con una disminución en sus tasas de tres décimas, se produjeron en Navarra (con una tasa negativa del 0,7%) y en el País Vasco (positiva del 0,2%).

Editoriales de la prensa

CINCO DÍAS: "Todas las advertencias sobre los riesgos de una economía son pocas, y por ello las instituciones económicas mundiales hacen gran profusión de alertas tras la devastadora crisis financiera de los últimos años que parecía haber llegado sin avisar. Pero la que el Fondo Monetario Internacional ha hecho llegar en su reunión de primavera a las autoridades españolas acerca de las posibilidades de que la deflación eche raíz en España parece un poco exagerada". Al menos a la luz de la experiencia, "la economía española se ha comportado como una zona emergente con imparables e injustificados avances de los costes y de los precios". "Los precios repuntarán cuando la demanda recupere la alegría".

Injustificado alarmismo por riesgo de deflación (LA RAZÓN): "Lejos de posiciones alarmistas, el comportamiento moderado de los precios ha sido positivo para la competitividad y el poder adquisitivo del ciudadano".

Aún es pronto para hablar de deflación (EL ECONOMISTA):) "Los temores a que España entre en deflación son prematuros". La caída del 0,1% en marzo se debe a "causas puntuales como el retraso de la Semana Santa y por la climatología".

De interés

Artículos Relacionados