sábado,23 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa UPV participa en el mayor proyecto para definir de la próxima...
Proyecto europeo METIS

La UPV participa en el mayor proyecto para definir de la próxima generación de comunicaciones 5G

Redacción
La Universitat Politécnica de Valencia, a través del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM), trabaja en la definición de la próxima generación de comunicaciones móviles e inalámbricas ´5G´

 

La Universitat Politécnica de Valencia (UPV), a través del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM), está trabajando en la definición de la próxima generación de comunicaciones móviles e inalámbricas ´5G´ dentro del proyecto europeo METIS (Mobile and Wireless Communications Enablers for the Twenty-twenty (2020) Information Society).

 

Coordinado por la multinacional Ericsson, METIS es el "buque insignia" de la UE sobre la tecnología 5G y "referencia mundial" en este ámbito, según ha informado la institución académica en un comunicado. El proyecto arrancó a finales del año pasado y ha definido ya los "escenarios principales" que marcarán las comunicaciones a partir de 2020.

Dentro de este proyecto, la UPV es la única universidad española participante. Desde los laboratorios del iTEAM, se trabaja en la validación de los escenarios de despliegue de la 5G, "evaluando las tecnologías que se proponen como candidatas para la próxima generación de las comunicaciones".

"El objetivo es anticipar cómo va a funcionar cada idea que se propone en un posible escenario de 5G", ha apuntado Narcís Cardona, subdirector del iTEAM de la UPV y uno de los miembros del comité de dirección de METIS.

VELOCIDAD DE TRANSMISIÓN

Igualmente, desde el iTEAM están trabajando en la utilización de los terminales móviles como nodos que cooperen en la transmisión a terceros, "lo que redundaría en un aumento significativo de la velocidad de transmisión". "Los avances concretos en esta línea son únicamente teóricos, pues es una línea muy novedosa, aunque ya tenemos una cierta estimación de la ganancia que podríamos llegar a alcanzar, que ronda el 20 por ciento", ha apuntado José F. Monserrat, investigador del Grupo de Comunicaciones Móviles del iTEAM de la UPV.

En el proyecto, Monserrat coordina a un equipo de trabajo de 29 personas pertenecientes a 10 instituciones distintas (UPV, Ericsson, DOCOMO, HUAWEI, Orange, Alcatel-Lucent, Nokia, Nokia-Siemens Networks, Universidad de Aalborg y Universidad de Kaiserlsautern).

NUEVO ESCENARIO

Según han apuntado desde el consorcio METIS, el número de teléfonos inteligentes crecerá de 1.200 millones en 2012 a 4.500 millones en 2018, "lo que implicará a su vez un aumento notable en el tráfico de datos móviles". Entre el primer cuatrimestre de 2012 y el primero de 2013 el volumen de datos "ya se duplicó, y se espera que a finales de 2018 sea 12 veces mayor de lo que lo era a finales del año pasado". Además, el requerimiento de nuevos servicios y aplicaciones por parte de los usuarios "crecerá también exponencialmente".

"Tanto el móvil como las redes van a ser elementos que van a tener que soportar mucho más tráfico, más densidad de usuarios y más velocidad de transmisión. Además, habrá nuevos dispositivos, no necesariamente terminales móviles, que van a estar conectados enviando constantemente información entre sí. La red tendrá que evolucionar para conseguir soportar ese crecimiento tan grande y garantizar la calidad en las comunicaciones", ha apuntado Narcís Cardona.

Los investigadores de METIS han definido los escenarios a los que la tecnología 5G deberá dar respuesta: "será necesario incrementar la velocidad de transmisión de datos, reducir los costes, dar servicio de alta calidad a un gran número de usuarios y reducir el consumo de energía", ha explicado la UPV. Igualmente, deberá ofrecer una respuesta al creciente número de dispositivos que harán uso de la red y estarán interconectados entre sí y mejorar las redes, asegurando la seguridad y fiabilidad de las conexiones.

Para hacer frente a estos desafíos, los investigadores señalan que se deberá producir "un incremento entre diez y cien veces tanto en la velocidad de transmisión de datos, como en la eficiencia de los dispositivos conectados a la red". Se estima además un aumento de la tasa de usuario hasta llegar a los 500 Gbyte al mes y un "notable" incremento de la duración de las baterías.

Actualmente, el consorcio está desarrollando y evaluando los componentes clave de las tecnologías 5G. En los próximos meses, los investigadores de METIS continuarán trabajando para sentar las bases del sistema de comunicaciones 5G.

De interés

Artículos Relacionados