miércoles,8 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLa violencia tras las marchas se extiende a la huelga universitaria
El 22-M se traslada al campus

La violencia tras las marchas se extiende a la huelga universitaria

Redacción
La violencia tras la ´Marcha de la Dignidad´ se ha extendido a la huelga contra los recortes en las universidades. Grupos radicales provocaron ayer incidentes en la Universidad Autónoma de Madrid, donde quemaron contenedores e intentaron impedir el paso a profesores y estudiantes ante la huelga de tres días convocada desde hoy en las universidades de toda España. Por otra parte, los grupos del 22-M acampados en Sol se han trasladado a Ciudad Universitaria.

Entre tanto, se ha sabido que cambiará la Ley de Seguridad para evitar la inconstitucionalidad.

Mientras los grupos participantes en las marchas de la dignidad que permanecían acampados en la Puerta del Sol abandonaban este martes la plaza y se sumaban a los encierros de estudiantes en la Ciudad Universitaria, la violencia se extendía a la UAM, donde se han montado barricadas y se han quemados contenedores. En ningún momento se ha entrado en el campus de Cantoblanco, resalta la policía que tuvo que actuar.

La intervención policial logró restablecer el orden rápidamente y no se produjeron detenidos. No obstante, un subgrupo de agentes permaneció en los dos accesos a efectos de prevención y reacción por si volvieran a producirse incidentes.

A parte, la Policía también intervino en el campus de Somosaguas a petición del vicerrector de la UCM por las mismas causas. En este caso, la actuación policial también ha restablecido el orden y un subgrupo de prevención y reacción permanece a las afueras del campus. 

El Sindicato de Estudiantes convoca para hoy y mañana una huelga de alumnos de las enseñanzas medias en los centros públicos de toda España, con el fin de dar continuidad a sus movilizaciones en contra de la política educativa.

Concentraciones policiales

Por otra parte, los sindicatos policiales han convocado concentraciones en todos los centros de trabajo en protesta por el dispositivo del pasado sábado y los errores en su planificación, que según denuncian, dejó a los agentes "vendidos" ante los violentos.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, lamentó este martes la violencia de la marcha del 22-M, que calificó de "espeluznante", y recordó que son los organizadores de las manifestaciones quienes "tienen que garantizar y responsabilizarse del buen orden y del discurrir de la misma". Explicó a la COPE que "hasta ahora los violentos esperaban a que terminara la manifestación", pero esta vez empezaron antes, cuando había aún muchos manifestantes en Colón y "pusieron en riesgo a personas que estaban participando en la protesta, incluso con niños". "El hecho de que actuaran dentro de la manifestación condiciona también la actuación policial" y negó que hubiera algún "error operativo" que pusiera en peligro a los agentes.

Cifuentes afirmó que "se utilizaron 169 pelotas de goma" y explicó que la orden de "aguantar" o de "ser mesurados" se "da siempre", y se remitió a los informes que ha solicitado a bomberos y Policía Municipal para ver qué ocurrió. "Soy la primera que quiere que se pidan responsabilidades", afirmó.

También la delegada del Gobierno criticó la falta de condenas por la violencia contra los policías. "Han pasado dos días y no he oído ninguna condena de ninguna fuerza política y, lo que es peor, de los organizadores", lamentó. "Fueron contra la Policía con saña, con una agresividad que no había visto nunca. No eran manifestantes, sino delincuentes. Y casi matan a un policía", dijo. "Sería importante que se condenara esta actuación brutal", añadió. En este sentido, dijo "no entender" que de los 19 detenidos que pasaron a disposición judicial sólo uno haya quedado en prisión provisional sin fianza.

La Delegación del Gobierno abrirá expediente a los organizadores de tres marchas del 22-M

La Delegación del Gobierno en Madrid abrirá expedientes sancionadores a los organizadores de tres de las columnas de la "Marcha por la Dignidad". Dos de ellas – las marchas oeste y sur, que llegaron por la A-6 y la A-4, respectivamente – incumplieron el itinerario fijado e infringieron la normativa de seguridad vial, según la Delegación.

Integrantes de la columna sur también están acusados de desobediencia a la Guardia Civil. Los promotores de la columna este (que llegó desde la A-3) podrán ser sancionados por varios incidentes registrados en la localidad de Perales de Tajuña: el intento de entrada en una entidad bancaria, el asalto a la sede del PP y la quema de una bandera de este partido en la plaza, el intento de asalto al ayuntamiento y zarandeos e insultos a agentes de la Guardia Civil.

El PSOE pide que Cosidó informe

El PSOE solicitó ayer la comparecencia en el Congreso del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, para que informe de la planificación del dispositivo policial del sábado, de las actuaciones policiales y de las medidas que se tomarán ante los "graves errores" que se produjeron. La "Marcha por la Dignidad" acabó con cerca de un centenar de heridos, 67 de ellos policías, y 21 detenidos, tres de ellos menores de edad.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, calificó el éxito de la marcha de "indudable" y tildó de "preocupante" que sólo se hable "de la violencia y de los incidentes", aunque añadió que no comparte la violencia "en absoluto". El líder de UGT de Madrid, José Ricardo Martínez, acusó a los gobiernos municipal, autonómico y nacional de "elucubrar" para "eliminar el derecho a manifestarse" en Madrid. El líder de CCOO en Madrid, Jaime Cedrún, consideró que la Policía "no cumplió con su función" de "garantizar el derecho de manifestación". Ambos destacaron la "desproporción" y "descoordinación" de la actuación policial.

Valoraciones de la prensa

Los diarios EL MUNDO y ABC destacan que los violentos de la manifestación del 22-M tienen nexos con el grupo antisistema radical Resistencia Galega y, según ABC, con proetarras. Los diarios reflejan también la declaración del único detenido que permanece en prisión sin fianza, quien se jactó de tener un "subidón" al rodear y golpear en la cabeza con una piedra a un policía, que quedó inconsciente. "Se lo tuvieron que llevar ´arrastrao´", declaró, según consta en el auto en el que el juez ordena prisión por delitos de desórdenes públicos, atentado y lesiones. Según resalta LA RAZÓN, "la Policía imputaba 32 delitos a los detenidos del 22-M que el juez liberó".

EL PAÍS: "Hay que condenar la violencia sin paliativos, sea independentista, de extrema izquierda o de extrema derecha. No se puede confundir el derecho de manifestación ejercido en las marchas del 22-M, que discurrieron de forma pacífica -salvo incidentes aislados- con los ataques contra la policía tras el final de los actos". Varias de las reivindicaciones expresadas en la marcha "son muy discutibles", como oponerse al pago de la deuda o afirmar que el régimen surgido de la Constitución nació "en contra del pueblo". "En todo caso, los que así piensan tienen derecho a sostenerlo pacíficamente". "Lo que no puede aceptarse es que esas reivindicaciones sean compatibles con la guerrilla urbana". "Nadie que reivindique derechos sociales puede sostener el derecho al vandalismo, ni menos aceptar que los violentos revienten el uso pacífico del derecho de manifestación y pongan en peligro a los ciudadanos que hacen uso del mismo". "La violencia es inadmisible en la sociedad democrática, y los que la ejercen no tienen nada de demócratas. El cordón sanitario sobre el vandalismo tiene que ser preciso y explícito. Dejemos las cosas claras antes de que la situación degenere". "También es importante que el Gobierno explique el porqué del desbordamiento policial".

Una Ley de Seguridad más que justificada (LA RAZÓN) "Los supuestos errores en la acción policial, que serán depurados, en nada eximen a los extremistas y a los convocantes de la manifestación de sus respectivas responsabilidades".

La inseguridad (EL MUNDO Federico Jiménez Losantos) "Si un delincuente se encuentra con un policía lo normal es que huya el delincuente; aquí no".

La ley de la calles (ABC, Ignacio Camacho) "En la izquierda falta coraje civil y sobra sectarismo para establecer cortafuegos morales con el vandalismo nihilista".

El derecho de manifestación (ABC 3. Ramón Rodríguez Arribas)

De interés

Artículos Relacionados