viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLagares: "La reforma fiscal beneficiará a las clases más desfavorecidas"
Las primeras reacciones resaltan las pérdidas

Lagares: «La reforma fiscal beneficiará a las clases más desfavorecidas»

Redacción
El presidente del comité de expertos designado por el Gobierno para diseñar la nueva reforma fiscal, Manuel Lagares, explica en varias entrevistas concedidas a los diarios las propuestas más importantes del informe presentado al Ejecutivo que, según dice, busca "impulsar el crecimiento y el empleo sin perder de vista el déficit". La principal novedad, subraya, es la bajada de impuestos para todos. Pero las primeras reacciones resaltan que eso sería a cambio de pérdidas en muchos frentes.

"En el IRPF, va a haber una reducción de 9.000 millones de euros, a los que se sumarían otros 1.000 millones de la desaparición del impuesto de Patrimonio. La bajada de impuestos será equivalente a alrededor de un 1% del PIB (…) Todos los españoles pagarán menos impuestos, pero sobre todo los más desfavorecidos", asegura. Sobre la reacción a la propuesta de que tribute la vivienda habitual en propiedad y la supresión de la deducción por vivienda en 10 años, Lagares razona que "lo que no puede ser es que se siga fomentando la compra de vivienda por razones fiscales, porque eso nos llevó al boom inmobiliario de hace unos años y a las subidas de precios".

Preguntado si el incremento del IVA lastrará el consumo, Lagares sostiene que "una subida del IVA en unas condiciones depresivas puede ser conflictiva respecto al consumo. Un alza no excesiva del impuesto, puede ser compensada por un aumento del dinero en el bolsillo (…) Es importante el efecto del IVA, sí, sin duda, pero más importante es del dinero en el bolsillo". Sobre la devaluación fiscal mediante una subida del IVA y una bajada de las cotizaciones sociales, el presidente de la comisión de expertos destaca que "España tendrá que subir el IVA 2 puntos, hasta el 23%, y bajar 4 puntos las cotizaciones sociales para crear empleo".

Respecto al impuesto de Sociedades, Lagares dice que "la reducción de tipos del 30% al 25% se podría acometer sin riesgo para el déficit público". Y sobre la propuesta de un tipo único de impuestos de Sociedades tanto para grandes empresas como para pymes, fundamenta esta novedad en que "las empresas españolas prefieren optar por endeudarse para crecer en lugar de ampliar capital y dar entrada a nuevos socios, por lo que hay que fomentar que las empresas españolas aumenten su capitalización mediante nuevos".

Los ´sabios´ piden pensiones completadas 

EL PAÍS destaca hoy que una de las propuestas del comité de expertos consultado por el Gobierno plantea que la Seguridad Social se financie con otros impuestos distintos de las cotizaciones sociales para que estas puedan bajar a cambio de subir el IVA. Como alternativa a establecer un impuesto indirecto que complete la financiación del sistema de la Seguridad Social, los expertos proponen "sacar del sistema algunas partidas de gasto cuyo componente contributivo sea menor, y en ese caso las pensiones de orfandad o viudedad serían los principales candidatos, para pasar a ser financiadas mediante impuestos ordinarios". Plantean convertir el actual sistema de cotizaciones sociales basado en una serie de bases tarifadas en un auténtico impuesto sobre nóminas, con un funcionamiento similar al IRPF. El informe también recomienda ligar el importe de las cotizaciones aportadas a lo largo de la vida laboral de un trabajador con las pensiones, lo que podría conducir a una rebaja de las prestaciones por jubilación.

Por otra parte,EL MUNDO destaca que las comunidades autónomas han creado 100 impuestos de difícil justificación. Las CCAA tienen capacidad para desarrollar su política tributaria por dos vías. Por un lado, el Estado les da margen para modificar algunos de los principales impuestos que se aplican en todo el territorio nacional. Por otro, pueden gravar productos o actividades que no soporten ya otras cargas, siempre que exista una justificación. El grupo de sabios reclama al Gobierno "una cuidadosa valoración de las facultades normativas cedidas o que se cedan en el futuro a las CCAA ". Lo que pretenden los expertos es que los gobiernos autonómicos tengan limitada capacidad para diseñar tributos de dudosa finalidad, cuyo fin es meramente recaudatorio.

Primeras explicaciones

Previamente, este viernes, el presidente del comité de expertos designado por el Gobierno para diseñar la nueva reforma fiscal, Manuel Lagares, explicó las propuestas contenidas en el informe, cuya puesta en marcha supondría un crecimiento adicional de la economía española de un 0,5% al año y una creación de empleo extra de un 0,7%. Según Lagares, la reforma propuesta "no deja títere con cabeza", ya que modifica la mayoría de los grandes impuestos y apuesta por un marco tributario "más progresivo", quitando bonificaciones y exenciones. El cambio más importante, según reflejan los diarios, es la rebaja del IRPF, dejándolo sólo en cuatro tramos, y la subida del IVA y otros impuestos indirectos y especiales, entre ellos el IBI, así como la reducción del impuesto de sociedades y la eliminación del de patrimonio.

La puesta en marcha de estas medidas – hasta 125 – supondría un crecimiento adicional de la economía española de un 0,5% al año y una creación de empleo extra de un 0,7%.Según Lagares, la reforma propuesta "no deja títere con cabeza", ya que modifica la mayoría de los grandes impuestos y apuesta por un marco tributario "más progresivo", quitando bonificaciones y exenciones. El cambio más importante, según reflejan los diarios, es la rebaja del IRPF, dejándolo sólo en cuatro tramos, y la subida del IVA y otros impuestos indirectos y especiales, entre ellos el IBI, así como la reducción del impuesto de sociedades y la eliminación del de patrimonio. El informe no es vinculante y el Gobierno manifestó ayer su rechazo a alguna de las medidas que contiene.

Así el IRPF pasaría de los siete tramos actuales a cuatro, con rebaja de los tipos máximos. El objetivo es que el tipo máximo del IRPF "se acerque progresivamente a la media europea" hasta situarse en el 45%, sin que en ningún caso sobrepase el 50%, y un tipo mínimo que bajaría del 24,75% al 20%. Este tipo mínimo del 20% se aplicaría también al ahorro y las rentas inferiores a 14.000 euros anuales quedarían exentas de hacer la declaración. Otra propuesta a la que dan mayor cobertura los diarios es que la vivienda habitual en propiedad tribute IRPF como inversión y la supresión de las desgravaciones por compra de vivienda habitual en un plazo de cinco o diez años. Los expertos apuestan también por eliminar la exención por indemnización en caso de despido improcedente, reducir la cantidad exenta en la aportación a planes de pensiones privados y suavizar las reducciones por rendimientos del trabajo en la base imponible. Además proponen revisar los mínimos personales para favorecer a las familias con hijos o ascendentes a su cargo.

El informe sugiere una rebaja de las cotizaciones sociales entre tres y cuatro puntos para ganar competitividad, concentrada en los empleos menos cualificados, con bajos salarios, de manera que las cuotas se adecuen a la remuneración recibida. Esta bajada se acompañaría de la supresión de las bonificaciones salvo para colectivos muy definidos y ligaría directamente las cotizaciones de toda la vida laboral con la cuantía de la pensión.

En cuanto al impuesto de Sociedades, el comité de sabios plantea bajar el tipo general del actual 30% al 25% en una primera fase y hasta el 20% posteriormente, y que sea un tipo único para grandes empresas y pymes. Por otra parte, explicó Lagares, "para contribuir a que las empresas aumenten capital proponemos limitar la deducción de los gastos financieros de toda aquella deuda que supere el 50%". El catedrático afirmó que las empresas españolas "se financian en un 30% con recursos propios y en un 70% con deuda" y consideró que "tienen que hacer más fábricas y poner menos mármoles en sus sedes centrales". A su juicio, "·no puede ser" que "con unos tipos nominales del 30% el tipo efectivo se quedaba luego en el 5% o el 10%". Paralelamente, sugieren suprimir el régimen de módulos de autónomos y pequeños empresarios.

Las rebajas en IRPF, Sociedades y cotizaciones sociales quedaría compensada con una subida del IVA. La propuesta es mantener a corto plazo el tipo general en el 21% y subir al 21% los productos con IVA reducido del 10%, excepto el turismo, la vivienda y el transporte público. A largo plazo se plantea una subida del tipo general al 23%, a medida que bajen los impuestos laborales. Según denunció ayer el presidente de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Horacio González Alemán, "no hay margen para subir los impuestos indirectos" y advirtió de que la subida del tipo reducido al general afectaría al 65% de los productos de la cesta de la compra, como las galletas, la carne o el pescado. Se elevarían también los impuestos sobre el tabaco, con un impuesto actualizado con el precio, y sobre el alcohol, excepto los del vino, para el que los sabios recomiendan un impuesto a tipo muy reducido.

Otra subida sería la de los impuestos medioambientales. Se propone equiparar el tipo del impuesto del gasóleo al de la gasolina, suprimir las exenciones al carbón y crear un nuevo tributo sobre el uso de vehículos de tracción mecánica, así como una tasa de congestión para las ciudades con más tráfico, en principio aplicable sólo a Madrid y Barcelona. También se recomienda el pago de peajes por el uso de nuevas infraestructuras construidas con dinero público, como carreteras o puentes. En relación a la electricidad, se plantea suprimir exenciones y sustituir la base imponible del impuesto por el número de KW/H consumidos.

Por último, se plantea la eliminación del impuesto sobre el Patrimonio y la progresiva reducción del impuesto de Transmisiones Patrimoniales, así como el mantenimiento del de Sucesiones, con una tributación mínima en todo el territorio nacional, con tipos entre el 4% y el 11%, y un mínimo exento de entre 20.000 y 25.000 euros. Actualmente este impuesto no se paga en comunidades como Madrid y en otras como Andalucía, Murcia y Asturias es del 36,5%.

Reacciones: el Gobierno se desmarca de la vivienda habitual

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó que el informe del comité de expertos no es el del Gobierno, que tras hacer un análisis "exhaustivo" del mismo, planteará su propia reforma, en la que podrá incluir algunas de las propuestas pero rechazará y obviará otras. La vicepresidenta avanzó que el Consejo de Ministros "no comparte" que se impute la vivienda habitual en propiedad en el IRPF y recordó que el Consejo de Política Fiscal y Financiera tendrá "una parte de interlocución importante" en el debate sobre la reforma, especialmente en lo que afecta a la modificación o eliminación de tributos autonómicos.

En este sentido, el informe advierte de que "la descentralización de impuestos implica inevitablemente su diferenciación entre las distintas comunidades, que puede provocar perturbaciones en la unidad de mercado interior e incluso en las conductas de los contribuyentes" y pide una "cuidadosa valoración de las facultades normativas cedidas o que se cedan en el futuro a las CCAA" en aras de una necesaria "neutralidad fiscal" en todo el territorio.

Según reflejan los diarios, algunos barones del PP rechazaron diferentes aspectos del informe. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, indicó que la reforma propuesta por el comité de sabios "va en la mala dirección" y supondrá "una subida fiscal y un perjuicio" para los ciudadanos madrileños. El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, afirmó: "No consentiré un impuesto sobre el vino. Y estoy seguro de que Rajoy tampoco". Los consejeros de Hacienda de Aragón y Baleares, así como la Xunta de Galicia, señalaron que la armonización debe respetar la corresponsabilidad fiscal y la autonomía. La consejera de Hacienda de Castilla y León advirtió de que, en caso de pérdidas de ingresos, el Estado tendrá que compensar a las comunidades.

Desde el PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero consideró que la propuesta "es de todo menos justa", porque "penaliza a los de siempre, los trabajadores y las rentas medias".

El presidente de CEOE, Juan Rosell, rechazó la eliminación de las deducciones en sociedades y las exenciones en el IVA, y el de Cepyme, Jesús Terciado, lamentó que "se pierde la oportunidad de definir el marco fiscal más adecuado para el desarrollo de la actividad de las pymes".

Para el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, "es una clara apuesta por un sistema menos justo, al primar los impuestos indirectos sobre los directos". Según el líder de UGT, Cándido Méndez, la reforma "no va en la dirección correcta" y "se aleja de los problemas reales que tiene España: fraude, insuficiencia de recursos e injusticia fiscal".


De interés

Artículos Relacionados