miércoles,26 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLanzan un proyecto para investigar bulos del coronavirus en línea con la...
Los bulos en salud se multiplicaron antes del COVID-19

Lanzan un proyecto para investigar bulos del coronavirus en línea con la lucha iniciada por ANIS

Redacción / SINC
La plataforma de investigación sobre la percepción social de la ciencia "ScienceFlows" ha lanzado un proyecto donde se analizarán bulos sobre el COVID-19, en línea con el combate a los bulos en salud iniciado por ANIS. En el proyecto colabora Maldita Ciencia, Salud Sin Bulos, la Asociación para proteger al enfermo de Terapias Pseudocientíficas y Agencia SINC, financiada con dinero público y que hasta la reciente remodelación de su web compartía el anticipo de algunas noticias con otros medios.

Desde que en España se anunció el pasado sábado 14 de marzo el decreto sobre el Estado de Alarma en todo el país, se han difundido y propagado a través de WhatsApp infinidad de bulos sobre el COVID-19.

Por ello, el equipo de ScienceFlows, dedicado a la investigación de la comprensión pública de la ciencia, inicia un estudio sobre las características de estas noticias falsas. En el proyecto, que sigue la pauta iniciada hace varios años por la Asociación Nacional de Informadores de Saludos (ANIS), colaboran la plataforma Maldita CienciaSalud Sin Bulos, la Asociación para proteger al enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) y la Agencia SINC, que ayudarán en la recopilación.

Los bulos de salud se han multiplicado en internet gracias a las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea, ha sido una de las conclusiones de los participantes en la mesa redonda "La infoxicación en salud y su relación con las fake news" del XIV Congreso ANIS, celebrado en Barcelona, según informó Ibercampus.es, la primera publicación que denunció en España el perfilado político de las redes sociales, medio año antes de que estallara el escándalo del uso ilegal de datos de Facebook a través de Cambridge Analytica y su utilización por la máquina de armas propagandísticas basada en inteligencia artificial que ya tenían en los Estados Unidos Trump y en Inglaterra tambien su actual líder con esta cita de Steve Bannon  que asesora a partidos populistas de derecha en media Europa y en iberoamérica al presidente brasileño Bolsonaro:«Lenin quería destruir el Estado, y ese es mi objetivo, también. Quiero que todo se derrumbe y se destruya todo el establishment de hoy»

ScienceFlows ha habilitado una cuenta de correo electrónico y un número de WhatsApp a los que se pueden enviar los bulos 

ScienceFlows ha habilitado una cuenta de correo electrónico (coronavirus.scienceflows@gmail.com) y un número de WhatsApp (623037376) a los que se pueden enviar cadenas de texto, los vídeos y los audios sobre el COVID-19 que se hayan recibido por este canal de mensajería.

No se estudiarán memes, fotos, vídeos, ni montajes humorísticos “porque el objetivo es llegar a aquellas falsas noticias que se reciben como si fueran veraces”, cuenta a SINC Carolina Moreno, catedrática de Periodismo en la Universidad de Valencia e investigadora principal de ScienceFlows.

Estudio del contenido de los bulos

El análisis se centrará en los bulos que hacen referencia a teorías de la conspiración sobre el COVID-19, personas que dicen saber qué es lo que se está haciendo en el interior de los hospitales o noticias que no están basadas en la evidencia científica, como la difusión de que el ibuprofeno era perjudicial para la infección por COVID-19.

Se estudiará el lenguaje verbal y no verbal de los bulos 

“No solo se recopilarán bulos, sino que estudiaremos su contenido: cómo es su lenguaje verbal y no verbal, los patrones discursivos de los audios y de las cadenas de texto e incluso si apelan a la emoción, a la racionalidad o a la ideología política”, explica Moreno.

El periodo de estudio será desde el día 15 de marzo que se activó el estado de alarma hasta que se desactive.

Además, ScienceFlows trabaja desde el año pasado en el proyecto NoRumourHealth que desarrollará una aplicación de móvil para combatir la desinformación en salud y sus consecuencias en la población de mayores de 65 años quienes, según un estudio del European Research Council, son los más proclives a compartir contenido falso.

“Estamos trabajando en el diseño de una aplicación para móvil, aunque en estos momentos, siguiendo las recomendaciones sanitarias, hemos pospuesto todas nuestras actividades hasta que la situación vuelva a la normalidad”, concluyen desde la plataforma.

En ScienceFlows participan investigadores e investigadoras provenientes de la Universidad de Valencia, del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), de ESIC Business&Marketing School de Valencia, de la Universidad Autónoma de Madrid y de la Universidad de Alicante. Una de las características que destaca de este grupo es su multidisciplinariedad, puesto que los profesionales que la componen provienen de las áreas de Ciencias de la Salud, Ingeniería, Ciencias de la Educación y Ciencias Sociales.

De interés

Cómo debe ser la escuela del futuro 

El alarmismo pandémico de la Covid-19

Víctimas de las Vacunas

Artículos Relacionados