sábado,27 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLas Apps sobre salud, la nueva apuesta para 2015
Moverán 4.000 millones de euros en España

Las Apps sobre salud, la nueva apuesta para 2015

Redacción
Las aplicaciones móviles (apps) de salud, la llamada ´mHealth´, podrían generar en 2015 un volumen de negocio de 4.000 millones de euros en España, debido a que se espera que el próximo año un tercio de los usuarios de ´smartphones´ tenga instalada, al menos, una de estas aplicaciones.

Así lo ha mostrado el primer ´Informe de las 50 mejores apps de salud en español´, elaborado por The App Date, con el impulso del Observatorio Zeltia y la colaboración de la Cátedra conjunta Zeltia-Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Wake App Health y Red de Innovación (RDi).

El objetivo ha sido conocer las 50 mejores aplicaciones móviles de salud que se pueden encontrar en español, además de rastrear, seleccionar y dibujar el sector de estas herramientas para España y Latinoamérica.

Estas aplicaciones están creciendo a un ritmo vertiginoso, existiendo actualmente 97.000 en el mercado, lo que las sitúa en la tercera categoría con mayor crecimiento, sólo por detrás de las aplicaciones de juegos y de utilidades. Además, se estima que su presencia crecerá un 23 por ciento anual en los próximos 5 años y que en 4 años los ingresos aumentarán un 511 por ciento.

De todas ellas, según el último estudio del IMS Institute for Healthcare Informatics, recogido por The App Date en su informe, el 70 por ciento están dirigidas al público en general, a través de los segmentos de bienestar y ejercicio físico, y el 30 por ciento están ideadas para los profesionales sanitarios y los pacientes. La funcionalidad más común a nivel general es la de aportar información (39,8 por ciento), seguida de la proveer de instrucciones de uso (21,4 por ciento) y registrar o capturar datos del usuario (18,7 por ciento).

En el caso concreto de las aplicaciones disponibles en español analizadas en el nuevo estudio, el 24 por ciento son informativas, el 22 por ciento están dedicadas a la monitorización de parámetros físicos y el 18 por ciento las que facilitan el seguimiento del tratamiento.

La educación (16 por ciento), la gestión (16 por ciento) y la ayuda al diagnóstico (6 por ciento) son los ámbitos que cierran las categorías en las que el informe de The App Date ha organizado las aplicaciones seleccionadas. Asimismo, el estudio ha comprobado que el 66 por ciento de las aplicaciones en español son gratuitas y sólo el 34 por ciento de pago.

Ahora bien, a pesar de estos datos, el CEO de The App Date España, Javier Navarro, ha informado de que más del 50 por ciento de las ´apps´ disponibles recibieron menos de 500 descargas y que sólo cinco registraron el 15 por ciento de todas las realizadas en la categoría de salud.

Además, la mayor parte no se corresponden con las áreas sanitarias de mayor gasto sanitario, aunque se estima que en 2017 las herramientas para monitorizar las enfermedades crónicas supondrán el 65 por ciento del mercado global de la ´mHealth´, seguida de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Por su parte, los servicios de diagnóstico ocuparán el 15 por ciento y los tratamientos médicos el 10 por ciento.

"Estamos cambiando el modelo sanitario a través de Internet y gracias a estas herramientas que, además de mejorar la calidad asistencial, juegan un papel muy relevante en la seguridad del paciente y un ahorro en el consumo de los recursos sanitarios. No obstante, no debemos perder nunca el humanismo de la medicina en favor de la tecnología", ha señalado el director del Observatorio Zeltia, Fernando Mugarza.

Finalmente, el informe ha destacado la necesidad de potenciar el uso de las aplicaciones médicas de forma sistemática en el sistema sanitario, como un componente "integrado" en la gestión de la salud, el cual tiene que ir acompañado de un proceso de "curación" y "evaluación" de la calidad científica y nivel de eficiencia de las mismas.

Además, según señala, se requiere una "mayor inversión" en este campo, aunque de forma "más organizada y bien dirigida", con procesos que involucren al paciente y que respondan a un trabajo conjunto de los diferentes agentes implicados.

De interés

Artículos Relacionados