domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLas bibliotecas renacen con el libro elecrónico
Duplican lectores y préstamos, y los documentos crecen el 49

Las bibliotecas renacen con el libro elecrónico

Redacción
Las casi 7.000 bibliotecas abiertas en España están renaciendo gracias al libro electrónico, que al principio parecía amenazar su existencia. Los dos últimos años han más que duplicado sus lectores y préstamos, mientras los documentos crecen el 49%, según la Estadística de Bibliotecas 2012. Todo ello aunque el personal de plantilla se ha reducido un 0,7% y el especializado un 10%.
El número de lectores pasa en esta última estadística bianual de bibliotecas a casi cinco millones desde los dos millones anteriores y los libros ejectrónicos préstamos alcanzaron 569.000, también más del doble que en el 2010 (278.000 ejemplares), mientras los fondos de libros electrónicos aumentaron un 49% respecto a 2010, al pasar de 6,2 millones en 2010 a los 9,26 millones. No obstante, este aumento solo coloca este formato en el 3,5% del total de fondos, similar al de documentos audiovisuales, aunque por encima de los sonoros (2,7%). 

El potencial de lo electrónico parece ayor, porque pese a todo ello los documen tos electrónicos solo suponen el 10& de los 266,41 millones de documentos depositados en las bibliotecas españolas, un 8,2% más que en 2010. Los libros representaron el 62,7% del total, los documentos electrónicos el 10,0% y las publicaciones periódicas el 6,6%. El 24,0% de las bibliotecas poseían colecciones de fondos de entre 5.001 a 10.000 documentos. El número de volúmenes anteriores a 1.901 aumentó un 16,6% respecto 2010 alcanzando casi los siete millones y medio de ejemplares. Destaca la Comunidad de Madrid, con el 34,4% de esta producción.

 

Gracias al impulso de lo electrónico, el número de usuarios inscritos en las bibliotecas creció un 12,8% entre 2010 y 2012 y el de visitas aumentó sólo un 0,2%, porque nueve de cada 10 bibliotecas tenían acceso a Internet y tres de cada cinco eran accesibles por Internet.  El número de visitas por habitante se sitúa en 4,63 y el de préstamos en 1,78.
 
El INE publica la Estadística de Bibliotecas del año 2012 como continuación de la serie bienal iniciada en el año 1986. Se ha recogido información de 6.835 bibliotecas, un 3,4% 
más que en 2010. Se considera biblioteca a la unidad administrativa con gestión independiente. Si se tienen en cuenta los puntos de servicio o locales que dependen de estas bibliotecas, el número descendió un 0,7%, pasando de 8.963 en 2010 a 8.900 en 2012. España cuenta con una biblioteca nacional, 4.211 bibliotecas de acceso público, 2.084 especializadas, 285 de instituciones de enseñanza superior, 240 para grupos específicos de usuarios y 14 bibliotecas centrales de comunidades autónomas. Respecto a 2010, se contabilizaron 227 bibliotecas más (un incremento del 3,4%). Todos estos tipos de bibliotecas aumentaron en 2012 respecto a 2010, salvo las de grupos específicos de usuarios. La mayor subida se observó en las especializadas (186 más). 

 

Por comunidades autónomas, los mayores incrementos en el número de bibliotecas se dieron en Andalucía (127 más), Castilla y León (59) y Comunitat Valenciana (46). En cuatro 
comunidades se redujo el número de bibliotecas: Aragón (20 menos), Galicia (17), País Vasco (15) y Castilla-La Mancha (10 menos). En cuanto a la titularidad, el 82,3% de las bibliotecas fueron de titularidad pública, siendo la Administración Local la que mayor número de ellas soportó (4.249, de las que 4.053 fueron de acceso público).  Por su parte, el 12,4% fueron de titularidad privada, el 2,4% universitaria y el 2,9% restante de otra titularidad. El número de bibliotecas de titularidad pública aumentó un 3,3% entre 2012 y 2010. Las dependientes de la Administración Local crecieron un 2,2% y las de la Administración Autonómica un 14,3%. Por el contrario, las dependientes de la Administración General del Estado se redujeron un 0,6% (cuatro bibliotecas menos). El 86,0% de bibliotecas fueron financiadas por la Administración y el 14,0% de forma privada. La financiación pública recayó, principalmente, en los Ayuntamientos y Entidades Locales (51,5%), la Administración Autonómica (18,9%), la Administración General del Estado (9,5%) y las Diputaciones Provinciales y Cabildos Insulares (6,1%). 

Visitas y usuarios

 

El número de puntos de servicio o locales que dependen de bibliotecas fue de 8.990 en 2012. Por tipo de biblioteca, las que contaron con mayor número fueron las públicas (59,3% 
del total), las especializadas (27,6%) y las instituciones de enseñanza superior (9,4%) Las comunidades con mayor número de puntos de servicio fueron Andalucía (1.337), Comunidad de Madrid (998 puntos) y Cataluña (934 puntos). El número medio de habitantes por punto de servicio fue de 5.254, frente a los 5.140 del año 2010. Las comunidades con menor ratio fueron Extremadura (2.064 habitantes por punto), Castilla-La Mancha (2.737) y Aragón (3.310). 
 
El número de visitas declaradas alcanzó los 216,43 millones en 2012, un 0,2% más que en 2010. Esto supuso que cada habitante acudió a una biblioteca una media de 4,6 veces. 
Las mayores tasas de visitas por habitante se dieron en Cantabria (7,2 visitas), Comunidad Foral de Navarra (6,8 visitas) y Comunidad de Madrid (6,0 visitas). Por su parte, el número de usuarios inscritos creció un 12,8% hasta 20,38 millones de personas (16,32 millones de adultos y 4,06 millones de usuarios infantiles). El porcentaje de población usuaria se situó en el 43,6% frente al 39,2% de 2010. Ello significó que tres de cada siete habitantes fueron usuarios de bibliotecas. Por comunidades, las mayores proporciones de usuarios se localizaron en Cataluña (61,1% de la población), Comunidad de Madrid (el 55,2%) y Castilla y León (el 53,0%). 

Préstamos y fondos 


Los usuarios de bibliotecas tomaron en préstamo domiciliario 83,13 millones de documentos en 2012, un 1,2% más que en 2010. En media, se prestaron 1,8 documentos por habitante. 
Las mayores tasas de préstamos por habitante se dieron en La Rioja (2,8 documentos por habitante), Castilla y León (2,7) y Comunidad de Madrid y Cataluña (2,4 cada una). Por tipo de documento, el libro fue el más solicitado (66,0% del total de préstamos). Le siguieron los documentos audiovisuales (18,6%) y los electrónicos (5,4%). La demanda de libros se desaceleró, con una subida del 2,2% frente al 12,3% de 2010. Por su parte, los préstamos de documentos audiovisuales y sonoros continuaron descendiendo, con bajadas del 7,5% y 21,4%, respectivamente. El préstamo de documentos electrónicos aumentó, con 1,85 millones más que en 2010 (de los que 1,61 millones fueron facilitados por instituciones de enseñanza superior). 

 
Libros electrónicos 


Los fondos de libros electrónicos alcanzaron los 9,26 millones en 2012, lo que representó un incremento del 49,1%, respecto a 2010. La proporción de libros electrónicos se situó en el 3,5% del total de fondos, similar a la de los documentos audiovisuales y por delante de los sonoros (2,7%). Durante 2012 se prestaron 568.943 ejemplares electrónicos, más del doble que en 2010. El número de lectores de libros electrónicos presentes en las bibliotecas aumentó en 2,4 veces, hasta los 4.908. El 11,6% de bibliotecas disponían del servicio de consulta de libros electrónicos en sala, un 22,7% más que en 2010. El porcentaje de bibliotecas con lectores de libros electrónicos pasó del 2,1% en 2010 al 6,5% en 2012. 

 
Acceso a Internet 


El 89,8% de las bibliotecas disponía de acceso a Internet en 2012, un punto más que en 2010. De ellas, el 98,2% lo ofreció como servicio gratuito. Por tipo, el 94,9% de las bibliotecas de acceso público tenían Internet. El 63,7% de las bibliotecas ofrecieron servicio Wifi a sus usuarios. En las bibliotecas de acceso público, el 78,9%. Cataluña fue la comunidad autónoma con los mayores porcentajes de bibliotecas con acceso a Internet (94,6%) y con conexión Wifi (78,9%). En acceso a Internet le siguieron Principado de Asturias (93,9%) e Illes Balears (93,3%). Y, en conexión Wifi, Extremadura (76,0%) e Illes Balears (74,7%). 

El 95,6% de las bibliotecas poseía ordenadores para su gestión interna y el 78,5% para uso público. En las de acceso público se observó un aumento del 2,1% en ambos casos. En total, las bibliotecas contaron con 83.034 equipos, 3.500 más que en 2010, de los cuales 3.133 correspondieron a ordenadores de uso público. Del total del equipamiento informático, el 94,4% de los ordenadores tuvo acceso a Internet, frente al 93,3% en 2010. 


Tres de cada cinco bibliotecas fueron accesibles por Internet en 2012, ya fuera a sus catálogos y/o a sus fondos. El acceso se podía realizar mediante página web ya fuera ésta propia o de la red o entidad con la que estuviera vinculada. La forma de acceder a las bibliotecas por Internet fue mayoritariamente libre (89,5%, frente a 10,5% restringido).  Por tipo, fueron accesibles a través de Internet el 100% de las bibliotecas de comunidades autónomas, el 80,4% de las de instituciones de enseñanza superior y el 60,5% de las de 
acceso público. Por comunidades, los mayores porcentajes de bibliotecas accesibles por Internet se ubicaron en Principado de Asturias (89,0%), Cataluña (76,0%) y País Vasco (75,2%). 
El 56,1% de las bibliotecas ofreció su catálogo a través de Internet (frente al 52,5% de 2010). El 32,2% ofreció sus fondos. En 2012 las bibliotecas recibieron 165,80 millones de visitas a su página web. 

Equipamiento 


En general, se observó un aumentó en el número de bibliotecas con funciones automatizadas. Así, la catalogación automatizada estuvo disponible en el 76,0% de ellas (frente al 72,8% de 2010), los préstamos automatizados en el 62,8% (frente al 59,3%) y el catálogo de consulta pública (OPAC) en el 53,5% (frente al 49,7% de 2010). El número de ejemplares en el catálogo automatizado creció un 11,0% hasta 166,0 millones de registros. De éstos, 70,7 millones pertenecieron a bibliotecas de acceso público. También aumentó la proporción de bibliotecas con servicios de consulta en sala. El 46,9% contaban con servicio de consulta de documentos audiovisuales, el 38,7% de documentos sonoros y el 36,1% de bases de datos y aplicaciones. 


El número de lectores/reproductores de imagen y sonido de las bibliotecas aumentó en 5.540 unidades desde el año 2010, hasta 43.858. Un 50,7% de las bibliotecas estaban dotadas con equipos de imagen y un 44,1% con equipos de sonido. Las bibliotecas con impresoras (88,5%) y escáneres (64,0%) presentaron cifras similares a 2010. Sin embargo, el número de equipos aumentó un 0,3% en el caso de las impresoras y un 5,8% en el de los escáneres.  
 
Personal e infraestructura 

El personal de las bibliotecas españolas estaba compuesto en 2012 por 25.373 personas en plantilla (equivalente a 20.926 empleados a tiempo completo) y por 3.570 colaboradores en 

concepto de becarios y voluntarios (equivalente a 1.658 a tiempo completo). El personal en plantilla descendió un 0,7% respecto a 2010. El personal especializado se redujo un 9,9% y el personal colaborador al servicio de las bibliotecas un 1,5%. Dentro de este último grupo, el número de becarios descendió un 11,4% y el de voluntarios aumentó un 11,5%El acceso en sala a las bibliotecas en 2012 fue en su mayoría libre (78,6%). El 47,1% de las bibliotecas tuvo un horario de apertura al público de 20 a 40 horas semanales. La mayoría de las bibliotecas dispusieron de una superficie inferior a 100 m2; tanto respecto a su superficie útil total (el 34,8% de las bibliotecas) como de superficie de uso bibliotecario (el 43,6%). El 48,9% de las bibliotecas contaba en 2012 con un número de puestos de consulta que oscilaba entre los 10 y los 49. 
 

 


 

 

 

De interés

Artículos Relacionados