domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLas camas sin hacer pueden ayudarnos a mantenernos sanos
Es mejor no hacer la cama

Las camas sin hacer pueden ayudarnos a mantenernos sanos

Redacción
Especialistas de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Kingston han descubierto que los ácaros no pueden sobrevivir en condiciones ambientales secas y cálidas como puede ser una cama deshecha con lo que recomiendan que es mejor no hacer la cama.

Según uno de los principales autores del estudio Stephen Pretlove  para llevar una vida más sana, es mejor no hacer las camas ya que esto ayudaría a desterrar los ácaros del polvo, origen de diversas reacciones alérgicas.

Stephen Pretlove asegura que con este hallazgo se podría ahorrar una importante cantidad de dinero en enfermedades asmáticas o similares. Según Pretlove, "la cama media podría albergar unos 1,5 millones de ácaros del polvo doméstico, que son menores de un milímetro y no pueden ser vistos a simple vista. Los ácaros del polvo se alimentan de escamas de piel humana. Los alérgenos que producen se inhalan fácilmente durante el sueño y son una causa importante de enfermedades como el asma".

Los científicos han desarrollado un modelo informático para medir cómo determinados cambios en el hogar pueden reducir el número de ácaros del polvo en las camas. "Sabemos que los ácaros sólo pueden sobrevivir

mediante la ingestión de agua de la atmósfera utilizando unas pequeñas glándulas en la parte exterior de su cuerpo", dijo Pretlove. "Algo tan simple como dejar una cama sin hacer durante el día puede eliminar la humedad de las sábanas y el colchón, de manera que los ácaros se deshidraten y posiblemente mueran."

Para probar su modelo e investigar cómo las rutinas cotidianas de las personas afectan a las poblaciones de ácaros, los científicos han colocado bolsas de ácaros en 36 hogares del Reino Unido.

Las características del edificio, como la calefacción, a ventilación y el aislamiento se harán variar para comprobar como afectan a los diminutos arácnidos. Los hallazgos podrían ayudar a las personas involucradas en el diseño de edificios a crear hogares más sanos. Asi mismo, la investigación

podría potencialmente reducir los 700 millones de libras gastados en el tratamiento de enfermedades inducidas por los ácaros.

De interés

Artículos Relacionados