domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLas escuelas de negocio necesitarán de la universidad para oficializar sus títulos
Revolución en las clases e postgrado

Las escuelas de negocio necesitarán de la universidad para oficializar sus títulos

el mundo
El nuevo marco educativo europeo que se aplicará en 2010 ha puesto en jaque al sector de las escuelas de negocio, que necesitarán de la Universidad para oficializar sus títulos de máster.

El escenario de la educación superior europea se prepara para su mayor transformación en más de 200 años. La razón principal es la Declaración de Boloña -suscrita ya por más de 50 países y que promueve la creación de un espacio único de formación, agiliza la movilidad de alumnos y profesores y fomenta el intercambio de conocimiento-. Para 2010, todas las instituciones educativas que impartan títulos de posgrado tendrán que cumplir una serie de requisitos y estándares de calidad para poder competir a nivel internacional.

Una de las condiciones de Boloña que trae de cabeza a la dirección de muchas de las escuelas de negocios y universidades españolas es la de incluir los títulos oficiales de máster como universitarios. Es decir, hoy, en España existen dos titulaciones oficiales, la licenciatura y el doctorado. A partir de 2010, existirán tres: la licenciatura o grado, el máster y la tesis. «Eso significa que todas ellas tendrán que ser otorgadas por instituciones universitarias. Cualquier escuela que quiera impartir un máster tendrá que estar respaldada por una institución oficial del Estado, que en estos momentos es sólo la universidad. Lo podrán hacer de forma privada, pero no oficial», asegura Carlos Gallucci, director ejecutivo de los programas universitarios de Esade.

Movimientos La mayoría de las universidades y las escuelas de negocio españolas ya han empezado a tomar posiciones ante lo que los expertos denominan una «revolución sin precedentes y con dimensiones económicas importantes». Algunas como Esade y IESE, adscritas a la Universidad Ramón Llull, de Barcelona, y a la Universidad de Navarra, respectivamente, parten con ventaja.

 

Recientemente, la Universidad Carlos III de Madrid y la Escuela de Negocios Internacional ESCP-EAP European School of Management suscribieron un acuerdo con el objetivo de establecer un vínculo de cooperación y reconocimiento mutuo de sus actividades. Por su parte, también la EAE (Escuela de Administración de Empresas) acaba de recibir el respaldo académico institucional como centro asociado a la Universidad Camilo José Cela.

«Movimientos como éstos son ya lógicos y habrá muchas más intentonas, porque sino se van a perder muchas oportunidades de negocio. El problema está en que no hay muchas universidades para tantas escuelas», opina Gallucci.

La operación de este tipo más reciente la ha protagonizado el Instituto de Empresa, una de las escuelas de negocios más prestigiosas de España y cuyos MBA están posicionados entre los mejores del mundo junto a los de IESE y Esade, según los últimos datos de The Economist. La semana pasada, compró el 80% de la Universidad SEK de Segovia, «no para tener el reconocimiento oficial, sino como una iniciativa que supone el comienzo de la implementación del proyecto universitario de nuestra institución», señala Santiago Iñiguez, decano del IE.

Y es que Iñiguez está convencido de que las escuelas de prestigio en Europa que no están adscritas a universidades (como el Insead francés o la IMD suiza, entre otras), pero que cuentan con la acreditación internacional (Equis, AMBA o AACSB) van a tener, con el tiempo, algún tipo de apoyo oficial. «Dichos sistemas de acreditación están empezando a tener el reconocimiento oficial de las agencias europeas. El primer precedente, el del AACSB estadounidense por parte de la agencia de calidad en Holanda. En ese sentido, no será necesario formar parte de un marco universitario para poder entrar dentro de los criterios del juego de los créditos europeos y del reconocimiento oficial. También mediante acuerdos entre diferentes escuelas», dice Iñiguez.

Fuentes de QS World Grad School Tour, agencia especializada en MBA a nivel mundial y que celebra su congreso en Madrid el 26 de octubre, aseguran que, «a diferencia de España, donde las escuelas de negocio privadas no están reconocidas por el Ministerio de Educación, en otros países, como Reino Unido, muchas están respaldadas y acreditadas por sus gobiernos».

Mayor transparencia Pero con independencia del respaldo oficial, los expertos creen que lo que va a ser clave en el nuevo espacio universitario es el reconocimiento del mercado. «Ahora que la oferta va a ser más transparente, que se va a poder comparar con más facilidad, lo que será decisivo es el apoyo de los empleadores. Eso será lo que determine la evolución de la demanda», dice Iñiguez. «De hecho, ahora tampoco existe una convalidación inmediata. Es decir, un MBA de Harvard necesitaría convalidar su título aquí según la nueva legislación, pero dudo que alguna empresa, a la hora de contratarlo, vaya a pensar que un graduado por una universidad tan prestigiosa no tenga la preparación técnica ni la formación adecuada».

 

Pero otro problema con el que se van a encontrar las escuelas de negocio es la proliferación de programas de posgrado. Según Francisco Iniesta, director general asociado del IESE en Madrid, «las universidades perderán por el nuevo sistema de estudios -en que las licenciaturas pasan de 5 a 4 años- un 25% de sus ingresos, porque les quitan un año de matrículas. Esto hará que las propias instituciones se lancen al postgrado para recuperar negocio».

¿Cómo afectará esto a los MBA consolidados? Dependerá mucho de cómo evolucione el mercado de trabajo. «Si una persona encuentra un buen trabajo nada más acabar la carrera, pasado un tiempo, requerirá ponerse, y accederá a estudios de posgrado potentes. Ahí es donde los más prestigiosos estarán esperando, porque la necesidad real no cambiará mucho. Si la reacción laboral es diferente, favorecerá a los masters más especializados y que siguen a la licenciatura», dice Iniesta.

De interés

Artículos Relacionados