miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión"Las neuronas del alma"
Por el Premio Nobel de la Paz 2017 para el Padre Ángel

«Las neuronas del alma»

Mar Souto Romero, Voluntaria del teléfono dorado de Mensajeros de la Paz, Profesora Universitat Rovira I Virgili y de la Universidad Internacional de
Este sábado 11 de marzo se celebró el cumpleaños del Padre Ángel. Por este motivo, y como apoyo a la presentación de su candidatura al Premio Nobel de La Paz 2017, asistimos casi 900 personas. No pudieron estar presentes más por capacidad del aforo. Se trata de una perdona capaz de activar, en todos los demás que tenemos la suerte de conocerle, lo que podríamos llamar "las neuronas del alma", esas de las que se habla menos que de las neuronas espejo.

Estas últimas se denominan así desde 1996, cuando el equipo de Giacomo Rizzolatti, de la Universidad de Parma (Italia),  mientras estudiaba el cerebro de monos, descubrió un curioso grupo de neuronas. Vieron que no sólo se encendían cuando el animal ejecutaba ciertos movimientos. Bastaba para activarlas simplemente con que contemplara a otros realizar esos movimientos. Se les llamó por ello neuronas espejo o especulares. El sistema de espejo permite hacer propias las acciones, sensaciones y emociones de los demás. 

Cuando tienes delante a una persona como el Padre Ángel, íntegra, moral, coherente, incorruptible, insobornable, justo, cabal, con una humildad y GENEROSIDAD hacia los demás ilimitada, estas neuronas espejo se activan. Entonces se refleja en ti mismo esa proyección tan intensa que te ilumina por entero. Llevo 20 años hablando de empatía , de asertividad, de coherencia, de sinergias, de compartir, de dar…. Pero esta vez las neuronas espejo me llevaron a algo más profundo. Llegué a descubrir las neuronas del alma, que me invitaron a revisar mis propias pautas de comportamiento. ¿Hasta qué punto somos tan asertivos, tan coherentes, tan empáticos, tan íntegros, o tan comprensivos como decimos ser? 

El salto de las neuronas espejo a las “neuronas del alma” nos permite revisar determinados comportamientos y creencias instalados como rutinas repetitivas. Y esa revisión hace que tengamos una predisposición nueva, capaz de volver a recuperar esa empatía, asertividad, integridad, o coherencia de la que hablamos muchos de nosotros a menudo. Activar a un nivel consciente “las neuronas del alma “es una invitación para recuperar de forma sincera lo que un día dijimos con convencimiento. 

Padre Ángel, gracias por existir, por ser un Ángel en nuestras vidas, por invitarnos a ser la mejor versión de nosotros mismos. 

Mensajeros de la Paz está legalmente constituida en numerosos países y trabaja de forma directa, o en colaboración con organizaciones locales, en distintos programas sociales, de cooperación al desarrollo, asistencia social o de ayuda humanitaria que se desarrollan en 50 países: Afganistán, Angola, Argelia, Argentina, Bélgica, Benín, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa de Marfil, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Etiopía, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Haití, Holanda, Honduras, Irán, Iraq, Italia, Jordania, Kenia, Kosovo, Líbano, Mali, Marruecos, México, Mozambique, Níger, Panamá, Pakistán, Paraguay, Perú, República Dominicana, República del Congo, Sahara Occidental, Senegal, Sri Lanka, Sudáfrica, Tanzania, Territorios Palestinos, Uganda, Uruguay, Venezuela, Yemen, y Zimbawe.

Aquellos que queráis ser voluntarios de Mensajeros de la Paz, podéis poneros en contacto en el teléfono 900222223

Mar Souto Romero, Voluntaria del teléfono dorado de Mensajeros de la Paz, Profesora Universitat Rovira I Virgili y de la Universidad Internacional de la Rioja 

 

De interés

Artículos Relacionados