Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

lunes, 10 de agosto de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Cómo las empresas del AVE corrompieron al Rey emérito empaña la información debida en RSC de todas
El TEJ declara ilegal el tráfico de datos de las digitales tras defender su paraíso fiscal irlandés
Competencia sanciona a 5 de los 7 operadores expedientados por usar líneas 902 entre 2016 y 201
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Regresan a casa los 26 estudiantes Erasmus de la Universidad de Cádiz confinados en Costa de Marfil
Las empresas de los parques científicos de la Comunitat Valenciana mejoran inversión en innovación
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"Al ver daños y retorno del juego vía impuestos, el perjuicio multiplica con creces al beneficio"
"Es peligroso que no estemos planteando medidas para que la educación continúe"
"La mayor parte de la investigación contra la COVID-19 es pública: la vacuna debería ser universal"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Recuperado un tercio del empleo afiliado a SS y el 70% de los ERTE, salvo en turismo y educación
El Gobierno plantea la ampliación de los ERTE hasta diciembre, como pidieron los economistas
España tiene 6 millones de ocupados menos que al empezar 2019, mayor pérdida que en otras crisis
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
¿Cómo evaluar y retroalimentar para movilizar aprendizajes ante la COVID-19?", plantea UNESCO
América Latina infragrava riqueza y beneficios cuando su COVID 19 crea otros 52 millones de pobres
Brasil,México,Chile y Argentina, principales perdedores por los paraísos fiscales en Latinoamérica
TENDENCIAS Ampliar +  
Lanzan consulta pública para la Ley de movilidad sostenible y la financiación del transporte urbano
El retorno empresarial se mide cada vez más en cifras sociales y ecológicas, no solo económicas
Madrid,Barcelona y Bilbao apuestan por la movilidad sostenible para despejar su futuro tras COVID19


INCLUSIÓN DIGITAL
Lo dice un español experto en segregación y desigualdad

Las relaciones sociales cambian con el COVID-19, según cuentan móviles geolocalizados en Nueva York

Foto de la mítica Times Square de Nueva York durante la pandemia de la Covid-19. / Adobe Stock

Las relaciones sociales cambian aceleradamente con el COVID-19, según cuentan móviles geolocalizados en Nueva York. Desde que empezaran a tomarse medidas ante la pandemia, la forma de relacionarse ha cambiado. Un trabajo donde participa el español Esteban Moro, español experto en segregación y desigualdad, indica que los contactos sociales han disminuido un 93 % y las personas que se han quedado en casa han aumentado del 20 % al 60 %.Los supermercados y tiendas de comestibles se han convertido
Ana Hernando, SINC 4 de abril de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Nuevos algoritmos localizan dónde se grabó un vídeo a partir de sus imágenes y sonidos
 Llavero, colgante o reloj capaz de salvarte la vida
 Alertcops, una app del Ministerio de Interior para alertar de delitos
 Aconsejan el rastreo inteligente de contactos, seguir los confinamientos actuales y hacer más test

En todo el mundo se han emitido políticas de distanciamiento social para reducir la tensión inmediata en el sistema de salud y retrasar la propagación del virus. Ahora, un estudio en el que participa el español Esteban Moro, investigador del MIT Media Lab y profesor en el departamento de Matemáticas de la UC3M, ha publicado un mapa de cómo las medidas  distancia social está cambiando la forma de moverse en Nueva York utilizando geolocalizaciones de smartphones.

En el momento de su la publicación el pasado 29 de marzo, la ciudad de Nueva York tenía 52.318 casos confirmados de COVID-19 y 728 muertes asociadas. “Hemos analizado los datos de geolocalización anónimos de los teléfonos inteligentes para ver cómo se está efectuando el distanciamiento social en el área metropolitana”, dice Moro.

La distancia recorrida por los habitantes de la zona metropolitana de Nueva York bajó un 70 %, de un promedio de 25 millas en febrero a 7 millas el fin de semana del 20 de marzo 

La información, según explica el coautor, ha sido obtenida a través de la colaboración con la iniciativa Data for Good de Cuebiq, que recolecta datos de geolocalización de móviles a partir aplicaciones que necesitan la ubicación para dar servicio, como las del tiempo. Esta organización suministra estos datos de forma anónima y agregada para que sean usados con fines de investigación, como la que llevó este experto el año pasado en su Atlas de la Desigualdad de varias ciudades de EE UU ( Ver apoyo abajo con el tituto Tú también contribuyes a la segregación de la ciudad cuando eliges dónde tomar un café).

Los datos utilizados cubrieron desde el 1 de enero hasta el 25 de marzo. Entre los principales hallazgos, destaca que la distancia recorrida por los habitantes de la zona metropolitana de Nueva York bajó un 70 %, de un promedio de 25 millas en febrero a 7 millas el fin de semana del 20 de marzo.

Además, el número de contactos sociales en los lugares disminuyó en un 93 % (de 75 a 5). Por su parte, las personas que se quedaron en casa todo el día aumentaron del 20 % al 60 %.

Los supermercados como lugar de encuentro 

También han encontrado que los supermercados se han convertido en el lugar más común donde se produce el contacto social.

El  trabajo destaca que la declaración de emergencia nacional y el anuncio del cierre de escuelas el 14 de marzo resultaron en una enorme oleada de visitas (hasta un 60 % más) a muchos lugares. La mayor parte de este aumento de actividad tuvo lugar en las tiendas de comestibles y otros tipos de productos y en lugares al aire libre como parques.

La reducción de los desplazamientos y de los contactos sociales diarios se hizo significativa solo después de que se introdujeran medidas de cierre de negocios no esenciales el 22 de marzo 

La reducción de la distancia recorrida y de los contactos sociales diarios se hizo significativa solo después de que se introdujeran medidas de cierre de negocios no esenciales el 22 de marzo.

Escapadas a los Hamptons

Tras la introducción de las medidas, hubo oleadas de actividad en lugares como las playas y los Hamptons, una zona ubicada en el sector este de Long Island, en el estado de Nueva York, famosa por ser un sitio de vacaciones para los estadounidenses más ricos.

Un 5,5 % de personas dejó el área de la ciudad de Nueva York para ir a otros lugares de EE UU. Por ejemplo, un el 0,37 % se fue a Florida, lo que resulta relevante porque, según los autores, este tipo de viajes puede llevar el virus a nuevos lugares.

El estudio concluye que las políticas de distanciamiento social han reducido en gran medida las diferencias relativas entre los distintos grupos demográficos del área metropolitana de Nueva York, ya que la movilidad y los contactos de casi todos se han reducido drásticamente.

Referencia:

Michiel Bakker, Alex Berke, Matt Groh , Alex ‘Sandy’ Pentland y Esteban Moro .“Effect of social distancing measures in the New York City metropolitan area” MIT IDSS and MIT Media Lab (29 de marzo, 2020)



El Atlas de la Desigualdad pone de relieve que la segregación se extiende a los lugares que visitamos cada día en nuestra ciudad. / Adobe Stock

Tú también contribuyes a la segregación de la ciudad cuando eliges dónde tomar un café
El Atlas de la Desigualdad es un mapa interactivo hecho a partir de datos de geolocalización de móviles para saber dónde se encuentran personas de diferentes ingresos en su tiempo de ocio, trabajo y consumo. La iniciativa, liderada por el español Esteban Moro, ya ha analizado el mapa de Boston y se va a extender a otras once ciudades, entre ellas, Madrid y Nueva York.
 
Caminas por tu ciudad, tienes un rato libre y decides tomar un café. A un lado de la acera ves una gran cafetería de una famosa cadena comercial, donde hacen cola clientes de varias nacionalidades, edades y capacidades adquisitivas. Al otro lado, un bar de toda la vida con parroquianos fieles, de pocos recursos, y el cartel de "aquí no se fía". ¿En cuál entrarás? De esas elecciones depende la organización de la vida en las ciudades.

El español Esteban Moro lidera el proyecto Atlas de la Desigualdad, un mapa interactivo que permite comprobar los diferentes niveles de segregación en las ciudades 

Hasta ahora, la herramienta utilizada para conocer en qué zonas viven los ricos, los pobres o las clases medias ha sido el censo. “Pero es un sistema limitado porque pasamos la mayor parte del día fuera de nuestro barrio”, comenta a Sinc Esteban Moro, investigador del MIT Media Lab y profesor en el departamento de Matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M).
Moro lidera en la actualidad un proyecto denominado Atlas de la Desigualdad que quiere ir un paso más allá y ver cómo la segregación se extiende a los lugares que visitamos cada día en nuestra ciudad. El mapa se traza a partir de datos de geolocalización de móviles de personas con diferentes ingresos.
El proyecto, explica el investigador, “es parte de una iniciativa más amplia para entender el comportamiento humano en las ciudades y cómo problemas a gran escala como el transporte, la vivienda, la segregación o la desigualdad dependen, en parte, de los patrones que emergen de nuestras decisiones u oportunidades”.
Es una línea de investigación –dice– “que llevamos desarrollando en el grupo de Human Dynamics del MIT Media Lab y de mi departamento de la UC3M desde hace tiempo”.
Esteban Moro, en la Universidad Carlos III de Madrid. / Álvaro Muñoz Guzmán / SINC
Aunque está previsto que se extienda hasta una decena de ciudades estadounidenses, el punto de arranque del atlas ha sido el área metropolitana de Boston, que, según el último censo, tiene unos 4,5 millones de habitantes.
Puntos de colores que alertan de la desigualdad

El arranque del atlas ha sido el área metropolitana de Boston, que tiene 4,5 millones de habitantes y una gran segregación 

En el mapa interactivo se observan multitud de puntos de colores que indican los niveles de desigualdad, que van desde el rojo para los lugares más segregados al azul para los más diversos. Según Moro, “proporciona una instantánea de la homogeneidad o diversidad de ingresos entre las personas que visitan diariamente miles de destinos locales”.
La desigualdad de ingresos y la segregación “se han analizado tradicionalmente en términos de los vecindarios en los que vive la gente. Aquí, el enfoque se ha centrado en identificar dónde coinciden, dónde se encuentran –o no– las personas de diferentes ingresos mientras se desplazan por la ciudad para trabajarcomer, ir de tiendas o a museoscines, teatros y parques”, insiste el experto.
Según los datos que manejan los autores, el 75 % de las personas que se encuentran viven muy lejos unas de otras. “Si nos segregamos es porque queremos, no por dónde vivimos”, puntualiza Moro. “En nuestro atlas lo que observamos es realmente lo que la gente hace durante el día. Nos permite ver cómo se juntan los diferentes grupos de ingresos".
Atlas de a Desigualdad de Boston. En él se observan multitud de puntos de colores que indican los niveles de desigualdad, que van desde el rojo para los lugares más segregados al azul para lo contrario. / MIT MediaLab
Para elaborar el Atlas de la Desigualdad, los investigadores analizaron los patrones de movilidad de unos 150.000 usuarios anónimos (alrededor del 3% de la población del área metropolitana de Boston) entre octubre de 2016 y marzo de 2017.
La información fue obtenida a través de una colaboración con la iniciativa Data for Good de Cuebiq, que recolecta datos de geolocalización de móviles y tabletas a partir aplicaciones que necesitan la ubicación para dar servicio, como por ejemplo las del tiempo. Luego, esta organización suministra estos datos de forma anónima y agregada para que sean usados con fines de investigación.

El equipo ha usado datos de geolocalización con el fin de ver dónde se juntan –o no– las personas de diferentes ingresos para ir a trabajar o realizar actividades de ocio o consumo 

El tramo de ingresos de los usuarios fue determinado por el lugar de residencia, que se deduce por el sitio donde pasan con más frecuencia la noche. Además, de la API de Foursquare, los investigadores extrajeron los 35.000 lugares locales visitados por la gente, incluyendo espacios públicos al aire libre, restaurantes, tiendas, museos, zonas residenciales y hospitales.
Toda esta información, agregada y anonimizada, fue tratada después con técnicas de análisis masivo de datosmachine learning y algoritmos desarrollados por los investigadores para poder extraer cuánta gente de diferentes grupos económicos va a los lugares analizados.
Segregación de una acera a otra
En esta primera fase de Atlas de la Desigualdad “hemos usado datos masivos de cómo se mueve la gente por la ciudad. Lo que hemos demostrado además es que la desigualdad o segregación sucede no solo entre barrios, sino incluso en la misma calle. Elegir un local u otro para tomar un café es también una manera de segregarnos”, subraya Esteban Moro.
Comenta que en el estudio han encontrado sitios muy diversos al lado de otros con fuerte segregación. Pone el ejemplo de dos cafeterías que se pueden encontrar en el mapa interactivo y que están casi una enfrente de la otra. A una de ellas (un sitio local), solo va gente con pocos recursos y a la otra (propiedad de una famosa cadena), personas con todo tipo de rentas. “Que esos lugares estén tan cerca el uno del otro significa que lo que decidimos hacer influye en que encontremos gente de un grupo o de otro. Es nuestra opción”.
Imagen de dos cafeterías en una calle de Boston que están a 200 metros una de la otra y que tienen una desigualdad muy diferente. / MIT Media Lab
Algunas otras cosas curiosas que han descubierto es que los restaurantes asiáticos tienen menos segregación que los de comida latinoamericana en Boston. “En los restaurantes latinos –salvo en los mexicanos– suele ir mayoritariamente gente de un determinado grupo económico. En cambio, en un japonés vas a encontrar personas de distintos niveles adquisitivos”.

“Hemos demostrado que la segregación se produce no solo entre barrios, sino incluso a unos metros en la misma calle”, dice Moro 

El investigador explica que para que una visita sea contabilizada, el usuario tiene que pasar más de cinco minutos en un lugar. Al hacer clic en una ubicación se revela la proporción relativa de cada grupo de ingresos que visita ese espacio, que se muestra con un signo de uno a cuatro dólares, junto con la clasificación de la desigualdad de ingresos del lugar.
Según señala el periódico local gratuito Next City, en el Atlas de la Desigualdad de Boston, ciertos patrones saltan rápidamente a la vista. Las áreas densas del centro de la ciudad están llenas de puntos azules, lo que indica que las zonas de comercio y de gobierno son visitadas por gente de todos los niveles de ingresos.
En gran parte del este de la ciudad, un montón de puntos rojos y anaranjados muestran que la mayoría de los negocios todavía se inclinan hacia los grupos de bajos ingresos, aun cuando la afluencia de torres residenciales de lujo está cambiando un área que tiene una gran cantidad de inmigrantes.
Aeropuertos, hospitales y museos, los más diversos
“Entre los lugares con mayor diversidad están los aeropuertos, ahí te encuentras a gente de todo tipo, y los museos, en particular los de ciencia, que están entre los sitios menos segregados de EE UU”, dice Moro.
Lo que el equipo ha constatado es que, al igual que en la mayoría de las grandes ciudades estadounidenses, hay una “alta segregación en Boston”. Un informe reciente, elaborado por The Brookings Institution, indica que es la séptima ciudad más desigual en cuanto a ingresos del país. Otro apunta a que la ciudad ha añadido decenas de miles de hogares de bajos y altos ingresos a lo largo de 25 años, mientras que pierde residentes de rentas medias.
¿Qué consecuencias tiene la creciente separación de los distintos grupos económicos en las ciudades? Esteban Moro resalta que “el hecho de que no estemos expuestos a personas de diferentes condiciones socioeconómicas provoca que nos segreguemos y eso tiene consecuencias, sobre todo en el ámbito de la salud”.
El Museo de Ciencia de Boston es uno de los lugares con menos segregación de la ciudad. / MIT Media Lab
Por ejemplo, añade, “la gente que reside en zonas segregadas y pobres vive menos. También hay consecuencias económicas e incluso en la innovación, ya que esta se nutre de la diversidad. Así que las ciudades con más desigualdad serán menos innovadoras en el futuro”, remarca.
Además, “tiene efectos en nuestra democracia. Una serie de estudios alerta de que el hecho de que vivamos segregados puede impactar en la implementación de políticas de redistribución de riqueza, de impuestos, de gasto social, etc.”.

“La gente que reside en zonas segregadas y pobres vive menos. Hay consecuencias económicas e incluso en la innovación, ya que esta se nutre de la diversidad” 

También somos responsables
De esta desigualdad –insiste Moro– somos también responsables. “Decidimos dónde ir y nos encontramos más a gusto en sitios con gente más parecida a nosotros. Esto está estudiado. El premio nobel de Economía Thomas C. Schelling investigó este fenómeno, que tiene un gran efecto en la segregación de las ciudades, como hemos comprobado en nuestro proyecto”.
En las siguientes fases del atlas, el objetivo será crear un mapa dinámico de los lugares para ver cómo las políticas de las ciudades, cambios en el transporte público o nuevos desarrollos urbanísticos pueden dar lugar a más o menos desigualdad en los sitios donde se producen los encuentros”, señala.
Lo que el Atlas de la Desigualdad aporta es, “en primer lugar, una resolución que antes no existía”, afirma Moro. “Que podamos investigar una manzana concreta hará que las intervenciones a nivel local por parte de los organismos competentes sean más eficaces. En segundo lugar, el efecto de esas posibles actuaciones de mejora para reducir la segregación y aumentar la diversidad podrá verse en tiempo real. Es una herramienta muy poderosa no solo porque te permite descubrir cosas, sino porque puedes saber cómo mejorar”.
Este atlas está teniendo una excelente acogida “Lo bueno de hacer una plataforma como esta es que la gente enseguida ha ido a comprobar los lugares dónde vive y nos cuenta historias de por qué cree que un sitio es de una manera u otra, y esa información es muy valiosa para nosotros”.
También ha tenido muy buena respuesta institucional. “Por ejemplo, de ayuntamientos, instituciones y propietarios que están interesados en que les hagamos un estudio particular o nos consultan porque quieren saber cómo ha cambiado una zona tras haber hecho una intervención”.
Nueva York y Manhattan
Los investigadores acaban de subir a la plataforma el Atlas de la Desigualdad de la ciudad de Nueva York, cuyos datos habrá ahora que analizar. De entrada, dice Moro, “lo que más llama la atención es la cantidad de puntos azules que se pueden ver en la isla de Manhattan, debido a que en esa zona se concentran los sitios con mayor diversidad. Al contrario que los barrios alrededor, como Queens, Brooklyn o Nueva Jersey, donde hay más puntos rojos, es decir, mayor segregación”.
El equipo acaba de subir a la plataforma el Atlas de la Desigualdad de la ciudad de Nueva York. La gran cantidad de puntos azules en la isla de Manhattan revela que es zona con mayor diversidad de la ciudad. / MIT Media Lab
Después del Atlas de Nueva York, el equipo proseguirá con SeattleSan FranciscoLos ÁngelesMiamiWashingtonFiladelfiaDetroit y Chicago. Fuera de EE UU, se ha previsto incluir a México DF. “Hemos elegido esta ciudad porque su censo es muy bueno y porque la compañía con la que trabajamos [Cuebiq] tiene una muy buena penetración allí”.

“Solo con cambiar el 1 % de nuestro comportamiento, añadimos un 5 % de diversidad a nuestra vida y eso es enriquecedor” 

Esteban Moro dice que en España y Europa no se habían planteado, hasta ahora, hacer nada parecido, ya que la Ley de Protección de Datos “todavía no indica claramente lo que se puede y no se puede hacer. En EE UU todo esto está más establecido”, señala. Sin embargo, el investigador acaba de recibir la noticia de que sí se podrá realizar el Atlas de la Desigualdad de Madrid.
Crucemos la acera
Para concluir, el investigador tiene un consejo que darnos sobre cómo lograr con pequeños pasos una mayor diversidad en nuestro día a día: “Solo con cambiar el 1 % de nuestro comportamiento, añadimos un 5 % de diversidad a nuestra vida y eso es enriquecedor”.
Volviendo al ejemplo de las cafeterías una enfrente de la otra, nos anima a cruzar la acera y posibilitar el encuentro con aquellos que tal vez no consideremos similares a nosotros, pero que nos pueden aportar otros puntos de vista.
Actualizado el 12 de junio de 2019. Después de la publicación de este reportaje, el investigador supo que Madrid también será una de las ciudades incluidas en el proyecto de Atlas de la Desigualdad.
 

Otros asuntos de Inclusión digital
Más asuntos de Inclusión digital
Competencia sanciona a las mayores operadoras de móviles con menos de 200.000 euros en total
La mala identidad electrónica española frena el avance digital hasta en finanzas y administraciones
Un 85% de los ejecutivos de prensa en 32 países dicen que internet hace poco para combatir mentiras
Gobierno y CSIF, UGT y CIG acuerdan hasta un 20% de teletrabajo en la Administración del Estado
Creado el grupo gubernamental de expertos que elaborará una Carta de Derechos Digitales
La UE investigará a Apple tras la denuncia de Spotify y los malos resultados trimestrales
Hacia el control absoluto de los españoles a través de sus móviles, como en Corea del Sur
Banco Mundial anuncia su disposición a asistir con 160.000 países para responder al COVID-19
Webinar gratuito de Gestión de Equipos en Remoto para empresas con teletrabajo, ofrecido por UNIR
Muchos productos y servicios tecnológicos se ofrecen gratuitos en solidaridad frente al COVID-19
Expoelearning muestra las aplicaciones actuales de la Inteligencia Artificial en formación online
Fortnite intenta ser el deporte universitario oficial en Estados Unidos
Reclamaciones en telecos
Diseñan en la UPM un sistema de voto eficiente para racionalizar el poder
El español José Parra-Moyano logra la primera plaza de profesor de blockchain a nivel mundial
Estas son las 10 #LinkedInTopVoices 2019 en España y las 16 de América Latina
Movistar avanza en cuotas de mercado de telecomunicaciones y audiovisual al mediar el año 2019
Diseñan un método rápido y sencillo para diagnosticar déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
La "economía colaborativa" avanza este 2019 en viviendas y coches pero cae en 2ª mano
La desinformación se extiende por el mundo, mientras la privatización de la censura se consolida

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Pensamiento mágico-religioso, astros y dioses,cuando la prioridad no era sobrevivir a las epidemias
Complejidades del saber, una revisión ante las ciencias de los sistemas adaptativos
Comunicación para juristas
La Renta Básica
Mi heroína eres tú. ¿Cómo pueden los niños luchar contra la COVID-19?
"Contagio" y "La Peste", pandemias de ficción, se convierten en virales y en causas de aprendizaje
TESIS Y TESINAS
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
En confinamiento, la desigualdad se magnifica
España, segundo país de la UE donde más creció la desigualdad de rentas durante la crisis
1 Epidemia de borreguismo
2 Calvo empieza a pactar con C´s y sin Podemos su apoyo a los Presupuestos del Estado para 2021
3 Horizonte África va a reforzar la presencia de España en el continente africano, según Reyes Maroto
4 España, país europeo con mayor lentitud de la justicia en demandas de consumidores a empresas
5 Mejor información,vía contra el suicidio,aún primera causa de muerte por motivos externos en España
6 ¡Qué maravilla!
7 Científicos urgen una auditoría externa de la gestión COVID en España, tras descartarla el Congreso
8 Máximo histórico en las emisiones de CO2 pese a la pandemia, con eliminación de rastros en España
9 AIREF espera que en 2020 la ocupación se reducirá un 10% en tasa de empleo equivalente
10 8 de cada 10 españoles creen que van pocos recursos públicos a tecnología e investigación y ciencia
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Diez razones para cuestionar los actuales indices de impacto científico de las revistas académicas
Por otra investigación educativa y social:mirar como autores y no espectadores de la transformación
Así consiguen los fabricantes vender coches más contaminantes
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS