jueves,7 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadCultura & TendenciasLas universidades españolas publican el 6% de la producción nacional de libros
Las editoriales universitarias cambiarán de nombre

Las universidades españolas publican el 6% de la producción nacional de libros

Universia
El presidente de la Asociación de Editoriales Universitarias Españolas, Antonio Pérez Lasheras, pide que se reconozca la aportación cultural y de calidad de las editoriales universitarias.

El presidente de la Asociación de Editoriales Universitarias Españolas (AEUE), Antonio Pérez Lasheras, declaró en un encuentro celebrado con los medios de comunicación que las editoriales universitarias publican 5.000 títulos al año, un 6 % de la producción nacional.

En España, se publican alrededor de 77.000 libros al año de los que 60.000 aproximadamente son primeras ediciones, y el resto corresponde a reimpresiones. Cada universidad publica de media unos 100 títulos al año.

Publicación de las universidades españolas

El presidente de la AEUE comentó que el volumen de publicación de las universidades es considerable e importante y pidió el reconocimiento de la aportación cultural y de calidad de las editoriales universitarias.

Tras recordar la misión fundamental de estos servicios, poner en circulación los medios e instrumentos necesarios para la investigación y transmisión de conocimientos, destacó que las editoriales universitarias no sólo publican la mayor parte del caudal científico de las propias universidades sino también el que viene de fuera: "Hay traducciones que si no las editaran las universidades difícilmente estarían en el mercado. Son libros minoritarios y muy caros", afirmó.

Antonio Pérez Lasheras señaló que las publicaciones de las universidades ya no son esos "tochos feos, casi ilegibles" sino que desde los años 80 se han depurado, estilizándose y en la actualidad guardan un diseño y una estética. Aseguró que no son competencia desleal frente a editoriales privadas, como se ha dicho en alguna ocasión, y añadió e insistió en que las editoriales universitarias publican un alto porcentaje de libros que si no los publicaran las universidades difícilmente estarían en el mercado: "En el panorama editorial español hay sitio para todos. Queremos situarnos en el mercado pero no queremos quitar a nadie de él".

Antonio Pérez Lasheras destacó también como objetivo, durante su comparecencia, el reconocimiento de los propios autores. "Muchos profesores no conocen nuestra labor y el criterio de calidad en el que nos estamos moviendo" afirmó.

Nuevos retos de la Asociación de Editoriales Universitarias Españolas

El presidente de la Asociación de Editoriales Universitarias Españolas, organización que el próximo año celebrará su vigésimo aniversario, manifestó que las editoriales universitarias tienen planteados nuevos retos en estos momentos: darse a conocer, situarse en el mercado editorial español y tener un contacto habitual con la sociedad. Esta nueva etapa culminará con el cambio de nombre e imagen y dotará a las editoriales universitarias de un nuevo marco que dé respuesta a la voluntad de una mayor conexión con la sociedad.

Antonio Pérez Lasheras, director además de Asociación de Editoriales Universitarias Españolas (AEUE),de Prensas Universitarias de Zaragoza,

estuvo acompañado en su comparecencia por la directora del Servicio de Publicaciones de la Universidad Complutense de Madrid, Asunción Ayensa; Magda Polo, directora del Servei de Publicacions de la Universitat Autònoma de Barcelona; y Javier Torres, director de la Editorial de la Universidad de Deusto.

Contribución de la AEUE

El presidente de la Asociación que agrupa a 51 editoriales universitarias y otros organismos públicos explicó que gracias a la existencia de la AEUE, desde el nacimiento mismo de la organización, todo lo que publican los distintos miembros se intercambia con el resto, lo que genera un importante movimiento de libros y de saber.

Fotocopias de libros en las universidades

Antonio Pérez Lasheras se refirió también a las fotocopias de libros en las universidades y, en este sentido destacó la colaboración con CEDRO (Centro Español de Derechos reprográficos) en la elaboración de campañas a favor del libro y para luchar contra las fotocopias ilegales: "Ésta es una lucha tremenda y difícil y no sé hasta qué punto lo conseguiremos", manifestó.

Antonio Pérez Lasheras, profesor de Literatura en la Universidad de Zaragoza, dijo que hay que reivindicar el libro, como objeto, como valor, como estética, como una forma de vida de las personas y como un instrumento habitual en la vida de los adolescentes, como el MP3, el móvil o el DVD. "Si no somos capaces, como profesores, de explicar la estética del libro es que fracasamos en nuestros objetivos", aseguró.

La convocatoria de los Premios Nacionales de Edición Universitaria, la celebración de cursos de formación, entre ellos un máster, y la asistencia a las mejores ferias nacionales e internacionales son algunas de las actividades de las editoriales universitarias bajo el paraguas de la Asociación. En este sentido, el presidente de la AEUE explicó que la organización se ha convertido en referente para las editoriales universitarias de Iberoamérica.

Referente para las editoriales universitarias de Iberoamérica

En México la Asociación ha ayudado a crear una institución similar a la AEUE y Chile y Perú están tomando como modelo las editoriales universitarias, para crear las suyas propias.

Para Antonio Pérez Lasheras, la Asociación de Editoriales Universitarias Españolas se ha situado ya incluso por delante de la asociación de Estados Unidos, puesto que ésta se queda en una mera representación y las españolas, en estos momentos, incluso se publicitan juntas y en el futuro inmediato tendrán una marca y distribución conjuntas.

Evaluación de la actividad investigadora

El presidente de las editoriales universitarias advirtió también de que, según la última convocatoria del BOE (25 de noviembre de 2005), a la hora de evaluar la actividad investigadora del profesorado no se van a tener en cuenta las publicaciones realizadas por los investigadores en la editorial de su propia universidad. Esta expulsión es, a juicio de Antonio Pérez Lasheras, un "ataque a la línea de flotación" de las editoriales universitarias. Dijo que éste era un criterio muy americano, país en el que un profesor ni siquiera puede dar clase en la universidad en la que ha estudiado, señaló que un criterio de este tipo está pensado para las ciencias, donde hay publicaciones de referencia, pero insistió en que le parece una "auténtica barbaridad" para las humanidades y las ciencias sociales. Esta exclusión, si no se modifica el criterio, abarcaría también a las actas de los congresos que son, en opinión del director editorial de Prensa Universitaria de Zaragoza, la manera de coger práctica y ritmo para los que empiezan a investigar. Anunció que la junta directiva de la AEUE hablará con las autoridades responsables del Ministerio de Educación y Ciencia sobre este tema.

Precio del libro universitario

El presidente de la Asociación de Editoriales Universitarias explicó que el libro universitario cuesta unas doscientas, de las antiguas pesetas, menos que el libro común. Las tiradas reducidas y el ajuste de costes son los que definen los precios. Para su posible abaratamiento, la coedición entre varias universidades y el aumento de tiradas son algunas de las vías que están siendo exploradas.

Magda Polo, directora del Servei de Publicacions de la Universitat Autònoma de Barcelona, añadió que se están haciendo colecciones de apoyo a los estudiantes y a la docencia por el mismo precio que supondrían las fotocopias.

En palabras de Magda Polo, vicepresidente de la AEUE, las editoriales universitarias están haciendo en estos momentos una edición activa. En contra de la imagen de que las editoriales universitarias publican todo lo que les llega, aseguran que las universidades publican lo que quieren, incluso están empezando a encargar obras a profesores expertos en temas concretos. Antonio Pérez Lasheras puso como ejemplo a la Universidad de Zaragoza y aseguró que rechaza más que lo que publica y defendió los filtros de las editoriales universitarias para asegurar la calidad de los contenidos: informes de lectura y referís secretos que se encargan a otros profesores de fuera de la Universidad.

De interés

Artículos Relacionados