lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLatinoamericana buscará "justicia climática" en la cumbre de la ONU
España lidera a otros países que emplean energía renovable

Latinoamericana buscará «justicia climática» en la cumbre de la ONU

JACR
Ante la próxima Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 (COP21), a realizar en París entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre, los países se reúnen en sesiones preparatorias para intentar concretar acuerdos y compromisos a negociar en la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2). La última latinoamericana dejó claro que el área buscará la "justicia climática". España lidera a otros países, en especial europeos, que emplean energía renovable.

En Santiago de Chile, los días 14 y 15 de mayo, los jefes negociadores de América Latina y el Caribe se reunieron intercambiar posturas sobre el contenido del acuerdo que se someterá a aprobación en París. Según el Subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Edgardo Riveros, señaló que la región buscará dar su contribución promoviendo una negociación con sentido humano basada en el concepto de justicia climática.

Precisamente, es esta justicia climática la que está en torno de la discusión por cuanto la región de América Latina y el Caribe es una de las más vulnerables al calentamiento global, según lo aseguró Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, al resaltar la condición asimétrica del cambio climático, ya que la región solo produce el 9% de las emisiones globales de CO2, uno de los factores principales que provoca el cambio climático.

Diálogo de Clima en Berlín (EFE)

El contexto no es muy esperanzador de acuerdo con los representantes de los países y el contexto de desarrollo y reactivación de las economías latinoamericanas y caribeñas, siendo objetivo actual de los grandes centros industriales como China, Norteamérica y Europa, como lo asegura Bárcena.

Lo anterior es corroborado por representantes de 35 países del mundo que se reunieron el lunes 18 de mayo en Berlín, en torno de la revisión de las posturas frente a la reducción de sus emisiones de CO2, de cara a la COP21. Las expectativas no son muy esperanzadoras, en términos del ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius quien duda sobre el logro del acuerdo para limitar el calentamiento global a un máximo de dos grados, pero instó a los países a “actuar de manera urgente”.

También aseguró, que los efectos del cambio climático como sequías, hambrunas e inundaciones se perjudicarán directamente a los países en desarrollo y pequeños grupos de islas.

El tema es discusión es ampliamente compartido por los grande países industrializados y mayores emisores de CO2 como Estados Unidos, China y la Unión Europea (UE), quienes han presentado estrategias y adelantado esfuerzos en la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, pero con un mínimo de compromiso en un acuerdo internacional de mayor alcance, por los costos que tendría para sus industrias y economías.

Sin embargo, el costo de no actuar sería aún mayor a la inversión que se tendrá que hacer para reestructurar y cambiar el modelo de desarrollo, industria y consumo de energía. Según el 2015 California Green Innovation Index, informe que analiza y clasifica el rendimiento económico y de energía de los 50 países que emiten gases de efecto invernadero más grandes del mundo, ubica al colectivo de la UE como primer productor de energías renovables, tecnología limpia y en patentes de energía eólica, y segundo en ventas de vehículos eléctricos a nivel global representando un 30% de ventas a nivel mundial, en capital de riesgo y en patentes de tecnologías limpias.

Destaca además a España, liderando el colectivo de países europeos que emplea la mayor parte de electricidad procedente de fuentes renovables. 

De interés

Artículos Relacionados