viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
El 40% de universitarios fracasa

Lo que cuesta un suspenso

ibercampus.info
El fracaso académico universitario cuesta a las arcas de las comunidades autónomas unos 3.000 millones de euros al año, según un informe presentado esta mañana en Valladolid por la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) sobre la contribución de las universidades españolas a la economía. Y es que el 40 por ciento de los matriculados nunca consigue el título, mientras que el 12 lo hace en un tiempo superior al normal y el 48 restante cumple según el ritmo habitual, según ese estudio cuyas conclusiones han sido presentadas Ana Patricia Botín, por parte de la CYD, y por el consejero de Educación de Castilla y León, Juan José Mateos.

 

El informe, relativo a 2010 pero con datos recabados desde 2009, refleja no obstante algunos datos positivos como la presencia en España de un mayor número de estudiantes respecto a los principales países europeos, así como un aumento de la inversión académica en el periodo 2000-2007.

Por el contrario, según ha explicado a los informadores el coordinador de este informe, Martí Parellada, la tasa de paro de los graduados universitarios españoles duplica a la existente en la UE, el sector privado reduce implicación en la investigación y desarrollo (I+D) y casi la mitad de las empresas no guardan vinculación con el ámbito universitario.

En lo que al paro se refiere, Parellada ha situado la elevada tasa en el contexto general de la crisis económica, al mismo nivel que la registrada dentro de otros sectores productivos, y ha defendido como algo "indudable" la capacidad de la universidad para formar profesionales.

El coordinador, al referirse a las conclusiones del estudio, ha detectado como un síntoma negativo el "exceso de oferta" de las titulaciones, razón por la cual ha abogado por un equilibrio y por un mayor esfuerzo presupuestario por parte de las instituciones competentes.

"La economía y el bienestar de los ciudadanos españoles están muy ligados al hecho de que la universidad funcione de la mejor manera posible", ha reflexionado Parellada antes de expresar su certeza de que la obligada consolidación fiscal a que están sometidas las instituciones, por causa de la crisis, es perfectamente compatible "con las reformas que ahora, más que nunca, deben acometer las universidades".

 

De interés

Artículos Relacionados