viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económica"Locura financiera": se buscan causas y responsables de la crisis
Parlamento y Banco España investigan ahora tras la Justicia

«Locura financiera»: se buscan causas y responsables de la crisis

Redacción
El Congreso aprobó este miércoles, ante la sentencia de las tarjetas opacas fiscalmente,una comisión investigadora sobre la crisis bancaria en España y el rescate de las cajas de ahorro, que costó al Estado 61.500 millones de euros, de ellos 22.429 en Bankia. Entre sus temas destaca la salida a Bolsa, ya en crisis y bajo la presidencia del exministro del PP Rodrigo Rato. Los inversores perdieron todo. Esta investigación y debate se ha demorado respecto a otros países por el bloqueo del Gobierno.

La investigación parlamentaria ha sido aprobada el mismo día que la Audiencia Nacional condenó a 64 personas, entre ellos los expresidentes de Caja Madrid Rodrigo Rato y Miguel Blesa, éstos a cuatro años y medio y seis de prisión, respectivamente, por hacer un uso ilícito de las tarjetas black de la entidad. Asimismo, el exdirector general de medios de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj fue condenado a dos años y medio de cárcel como colaborador y cómplice de la "mecánica desarrollada" que contribuyó a mermar "el caudal de Caja Madrid". Al resto de los 62 condenados se les impuso penas de entre tres meses y seis años de prisión. La sentencia apunta que "se dilapidó el patrimonio" de la entidad y que los expresidentes antepusieron "los fines personales a los intereses sociales, que eran los bancarios y no otros".

La Fiscalía Anticorrupción anunciará el próximo lunes si pide el ingreso inmediato en prisión u otras medidas cautelares para los acusados por el uso de las tarjetas Black, entre los que está el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y su sucesor en la entidad y después en Bankia, Rodrigo Rato, así como alguno de los 65 condenados por el uso irregular de las tarjetas. En un principio, según avanzan los diarios, dado que la condena a Rato no supera los cinco años, no parece nada probable que Anticorrupción solicite el ingreso en prisión, ya que el "criterio general" es el de no solicitar esta medida cuando no alcanza ese mínimo y no tiene pendiente otras penas. El juez no vería riesgo de fuga en el caso de Blesa y no le exigiría cárcel provisional incondicional con la incógnita de si la pide o no bajo fianza.

Blesa, colocado en Caja Madrid por su amigo Aznar, no está sujeto a ninguna medida provisional pese a enfrentarse a otras causas judiciales. Rato, que está siendo investigado también por la fusión y salida a Bolsa y por supuesto fraude fiscal en el manejo de su patrimonio personal, ya tiene actualmente retirado el pasaporte y debe comparecer una vez al mes ante el juez a raíz de esta causa sobre un posible delito de evasión fiscal.

Versión de la agencia alemana DPA

La agencia de prensa DPA de Alemania, país que sí debatió hace años sus ayudas al rescate de Bankia en España mientras en España estaba vetado, ha dicho con este motivo que "la salida de Bankia a Bolsa en 2011, en una operación al parecer fraudulenta, es símbolo de los vicios de gestión y control que fraguaron la crisis y causa del multimillonario rescate bancario que España tuvo que pedir a sus socios europeos en 2012". "Fue consecuencia de una época de dinero fácil, de locura financiera, de perder la referencia de la economía real", explica a dpa. España lo pagó con creces: "Estamos recuperando ahora el nivel económico de 2008. Son ocho años de retroceso. Para encontrar un paralelo hay que remontarse a la Guerra Civil (1936-1939)".

 

La iniciativa parlamentaria de varios partidos ha sido finalmente aceptada por el PP y llega así varios años después de la imputación de Rodrigo Rato y una semana después de que la Justicia imputara también a las autoridades supervisoras que permitieron entonces esa operación, incluyendo al ex gobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez y a tres directivos actuales del banco que renunciaron al verse investigados. La visión de la agencia alemana DPA ha sido escrita por Pablo Sanguinetti, su Corresponsal en España, y se inicia diciendo que el fantasma de la crisis parece haber quedado atrás, la economía vuelve a crecer, cae el desempleo. Pero España intenta ahora depurar responsabilidades y aprender lecciones del terremoto financiero que devastó el país desde 2008. Y la búsqueda devuelve a primera plana el nombre de una entidad: Bankia.

  

"La comisión debería ayudar a aclarar las responsabilidades políticas y a aprender de los errores para evitar que se repitan", explicó a la agencia DPA Toni Roldán, portavoz de Economía del grupo parlamentario de Ciudadanos. El partido liberal es uno de los que impulsó la comisión.

 

También los socialistas del PSOE solicitaron una investigación sobre Bankia, pero que abarque lo ocurrido ya desde el año 2000 "para analizar la génesis de la burbuja inmobiliaria" y entender "por qué se produjo, cómo se produjo y cuáles fueron las consecuencias”, definió su portavoz, Antonio Hernando.

 

La historia de Bankia es en parte la historia de la crisis. El banco, con sede en Madrid y Valencia, se creó en 2011 como fusión de varias "cajas de ahorro": una estrategia para que esas entidades más pequeñas pudieran hacer frente a su alta exposición a la burbuja inmobiliaria inflada durante años hasta su estallido en 2008.

 

El banco salió a Bolsa en julio de 2011 en una operación por la que ya está siendo investigado su entonces presidente, Rodrigo Rato, acusado de engañar a los inversores. De forma paralela, el ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ex ministro de Economía está siendo juzgado con otros 64 directivos del banco por usar tarjetas de crédito opacas a Hacienda por 15 millones de euros.

 

La Audiencia Nacional y la comisión parlamentaria intentarán ahora aclarar por qué los responsables del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) permitieron esa salida a Bolsa del banco pese a que era "una máquina de perder dinero" y su balance resultaba "inviable", según admitió un inspector en un mail de 2011.

 

"El resultado fue catastrófico: miles de pequeños inversores perdieron su dinero, Bankia fue nacionalizado, el Gobierno español tuvo que solicitar para ello un rescate bancario europeo por 41.000 millones de euros y la entidad cerró 2012 con pérdidas por 19.200 millones de euros, una cifra récord en la historia empresarial de España", dice DPA.

 

¿Por qué pudo pasar algo así? Las causas son claras para Ciudadanos: "La politización del supervisor y de la cúpula de Bankia", explica Roldán en alusión a Fernández Ordóñez, socialista, y a Rato, del conservador Partido Popular (PP).  Los organismos subordinaron así sus funciones a intereses políticos o partidarios. En el caso del Banco de España, por ejemplo, "los reguladores hicieron caso omiso de las recomendaciones de su equipo técnico", sostiene Roldán.

 

Pascual Fernández, decano del Colegio de Economistas de Madrid, pide en cambio prudencia al analizar la salida a Bolsa de Bankia, "una operación muy complicada" que aún debe ser aclarada por la Justicia, pero critica la cultura subyacente que acumuló riesgos excesivos en las cajas de ahorro fusionadas luego en Bankia.

 

"Fue consecuencia de una época de dinero fácil, de locura financiera, de perder la referencia de la economía real", explica a DPA. España lo pagó con creces: "Estamos recuperando ahora el nivel económico de 2008. Son ocho años de retroceso. Para encontrar un paralelo hay que remontarse a la Guerra Civil (1936-1939)".

 

Los procesos abiertos a Rato, la comisión investigadora en el Congreso o la citación como imputados del ex gobernador del Banco de España y otros responsables de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no son los únicos indicios de que la cuarta economía del euro intenta aclarar las causas de la crisis. 

Hace un mes, el país vivió otro hito cuando cinco banqueros de la caja Novagalicia ingresaron en la cárcel tras ser condenados a dos años de prisión por cobrar jubilaciones millonarias pese a que la entidad había tenido que ser rescatada. Fue la primera vez en que la cúpula de un banco entró en prisión desde la crisis de 2008. 

Unanimidad parlamentaria en investigar ahora

El pleno del Congreso aprobó este miércoles por unanimidad la creación de una comisión de investigación que analice el origen de la crisis financiera, la burbuja inmobiliaria y la gestión y control del rescate a las entidades bancarias. Se constituirá antes de dos meses y abarcará el periodo entre los años 2000 y 2015. El objetivo es realizar un informe en el plazo de 6 meses, aunque sus trabajos podrían prorrogarse.

La comisión analizará y evaluará las medidas a adoptar para garantizar la máxima transparencia en la gestión de las entidades de crédito que han recibido ayudas del Estado, como Bankia y BMN, con el fin de obtener el máximo retorno al contribuyente y el uso eficiente de los recursos públicos. Además, pretende detectar las posibles irregularidades en la protección del cliente de productos financieros, así como el cumplimiento de las garantías de transparencia para los usuarios y consumidores.

La unanimidad en la votación no impidió que durante las intervenciones de los distintos portavoces se produjeran reproches cruzados. El PP arremetió contra la gestión del PSOE de Zapatero en la salida a Bolsa de Bankia y contra el dirigente de Ciudadanos Luis Garicano por su relación con una entidad bancaria. El PSOE responsabilizó a los gobiernos del PP de "una de las mayores burbujas inmobiliarias del mundo". Ciudadanos criticó la presencia de los "viejos partidos" en las cajas de ahorros y Unidos Podemos señaló a PP y PSOE por el "trilerismo, la estafa y el agujero patrimonial pagado con recortes en sanidad, educación y prestaciones públicas".

La comisión estará compuesta por cuatro representantes del PP, tres del PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, dos del Grupo Mixto, uno de ERC y otro del PNV. Las decisiones, y sobre todo las conclusiones, se aprobarán por voto ponderado, según la representación en la Cámara de cada partido.

El Banco de España y la CNMV también investigan de nuevo

La Comisión Ejecutiva del Banco de España aprobó en su reunión de ayer la elaboración por parte de los propios servicios de la institución monetaria de "un informe detallado sobre la crisis financiera y bancaria que se produjo en España a partir de 2008, sus causas, desarrollo y resolución". En el informe, que será presentado al consejo de gobierno de la entidad para su aprobación a final del próximo abril, han participado la dirección general de supervisión, la de economía y estadística, la de estabilidad financiera y resolución y la Secretaría General, según la nota difundida ayer.

Los diarios avanzan este miércoles que las conclusiones podrían ver la luz antes de que el Congreso de los Diputados ponga en marcha la comisión de investigación sobre la quiebra y rescate de las cajas de ahorros, cuya creación será debatida hoy por los grupos parlamentarios, pero cuyos trabajos podrían no empezar hasta junio. El informe del Banco de España no se ceñirá a su propio trabajo, sino que se ampliará a las "causas, desarrollo y resolución" de la crisis financiera y bancaria.

Los diarios coinciden en recordar que la idea de elaborar un informe sobre el papel del supervisor en la crisis financiera la apuntó el gobernador, Luis María Linde, en un artículo publicado en EL PAÍS bajo el título: "El Banco de España en la crisis". En él, Linde reflexionaba que "superada la crisis y estabilizada una nueva supervisión europea y, en el marco de ésta, la supervisión del Banco de España, es, seguramente, el momento de ofrecer una visión de conjunto de cuál fue la actuación del banco durante el periodo 2008-2012".

Por otra parte, los periódicos también recogen que el subgobernador Javier Ariztegui pidió al presidente del Comité Administrativo de Revisión "que sea reemplazado temporalmente por un suplente" mientras se produce la investigación sobre el caso Bankia

La CNMV desveló este miércoles  malas prácticas bancarias en la venta de determinados productos. El supervisor sometió a los bancos a un chequeo entre septiembre y noviembre del año pasado para evaluar si han corregido determinados hábitos con los clientes. Según el informe de los mystery shoppings (inspectores que se hacen pasar por usuarios) continúan las prácticas deficientes. Uno de los problemas detectados ha sido que los comerciales realizan recomendaciones sobre productos concretos sin hacer los preceptivos test de idoneidad, necesarios para dar asesoramiento. Los espías también han detectado que las entidades sólo ofrecen fondos de inversión propios, que dan información incompleta e incluso incorrecta, que detallan de manera insuficiente los costes y que minusvaloran los riesgos y la eventual inconveniencia de los productos.

De interés

Artículos Relacionados