lunes,25 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLogran producir en ratones células madre sin tener que usar embriones
Importante avance científico

Logran producir en ratones células madre sin tener que usar embriones

ibercampus.es/Agencias
Tres equipos de científicos han logrado descubrir la manera de producir el equivalente a células madre embrionarias en ratones y evitar al mismo tiempo la polémica destrucción de embriones. Los tres estudios fueron llevados a cabo por el Instituto de Células Madre de Harvard, quienes lo publicaron en el número inaugural de la revista Cell Stem Cell, firmados por Rudolf Jaenisch, del Instituto Whitehead en Cambridge (Massachusetts), y Shinya Yamanaka, de la Universidad de Kyoto en Japón, los dos últimos publicados en la revista Nature.

 

Los investigadores, que trabajaron con ratones, lograron que células ordinarias de la piel se comporten como células madre.

De este modo, según apuntan, sería posible acabar con los problemas éticos y los debates políticos de los últimos años en torno al uso de los embriones para obtener células madre con fines de investigación.

"Nos mostramos optimistas sobre la posibilidad de que un día esto pueda funcionar también con células humanas", dijo Marius Wernig, uno de los colaboradores de la investigación de Rudolf Jaenisch, en un comunicado de prensa del Instituto Whitehead.

"Sólo necesitamos encontrar nuevas estrategias para alcanzar esa meta. Por ahora, sería simplemente prematuro e irresponsable decir que ya no necesitamos más óvulos para la investigación de células madre embrionarias", añadió.

El coautor del estudio, Rudolf Jaenisch, declaró en una entrevista con el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung que se sorprendió porque él y su equipo lograron reconvertir en células madre embrionarias células somáticas normales, sin tener que pasar por el estadio de óvulo. Sin embargo, dijo que teme que los resultados puedan ser aprovechados políticamente para desacreditar la investigación actual. "Eso sería fatal", advirtió.

Por su parte, el estudio de Yamanaka está basado en uno anterior publicado por el mismo autor el pasado agosto.

Dicho estudio reveló que si se alteraban células adultas de la piel de un ratón, llamadas fibroblastos, con la introducción en las mismas de cuatro genes, se conseguía que las nuevas células se comportaran de forma muy parecida a las células embrionarias.

Sin embargo, estas células estaban aún lejos de comportarse exactamente igual que las embrionarias y además algunos de los genes introducidos eran conocidos porque podían causar el desarrollo posterior de cáncer o inicial para las siguientes generaciones.

Las células madre embrionarias pueden dar lugar a todo tipo de tejido y, por eso, son muchos los investigadores que creen que podría utilizarse en terapias de trasplante para gente paralizada o que sufre enfermedades que van desde la diabetes al mal de parkinson.

Los estudios coincidieron ayer con la posible votación en la Cámara de Representantes de EEUU de un proyecto de ley para autorizar el uso de células madre embrionarias para investigación después de que el presidente del país, George W. Bush, vetara una propuesta similar anterior.

Bush ha prometido repetir el veto si ese proyecto de ley llega a aprobarse.

Por otra parte, en España, el científico valenciano Carlos Simón calificó ayer de "excepcional" la investigación que ha permitido descubrir la manera de producir el equivalente a células madre embrionarias en ratones, y dijo que en el Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia intentarán "reproducir el protocolo en la especie humana".

El director del Banco Nacional de Células Madre Embrionarias-Nodo de la Comunidad Valenciana aseguró que este descubrimiento es "otra dimensión; ni nosotros, ni nadie que conozco, ha trabajado en algo similar". "Lo que tiene importancia es que se trata de un método de desdiferenciación, ya que desde la célula más diferenciada se crea la más indeferenciada", aseguró el investigador.

De interés

Artículos Relacionados