viernes,15 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos bajos niveles de exigencia a los estudiantes, una de las principales...
Bolonia como solución

Los bajos niveles de exigencia a los estudiantes, una de las principales deficiencias del sistema universitario

ibercampus.info
Las tasas de fracaso y abandono de los estudios universitarios son "altísimas", tal y como reconoció ayer en Valencia el profesor Guy Haug, considerado uno de los "padres" de la reforma del Espacio Europeo de Educación Superior. Esta es precisamente una de las deficiencias con las que pretende acabar Bolonia, puesto que antes de la reforma y según Haug "de cien jóvenes que entraban en la universidad, solo dos terminaban sus estudios a tiempo".

 

Haug realizó estas declaraciones hoy a los medios de comunicación en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), donde participa en el Congreso Valencia Global 2010, organizado por la Escuela Superior de Ingeniería del Diseño.  

En países, como Italia, "tenemos alumnos con importantes tasas de fracaso", indicó. Significa que, antes de las reformas de Bolonia, "de cien jóvenes que entraban, dos terminaban sus estudios a tiempo; 62 dejaban de estudiar sin nada, porque no existían créditos, y tres años antes de darse cuenta que no valía la pena mientras que el 36% acababa el grado de cuatro años en un promedio de ocho, se duplicaba dos veces en relación al tiempo oficial de los estudios. Era desastroso" explicó el especialista Guy Haug.

En su opinión, esta situación supone "que se congela talento e iniciativa de la juventud y hay que financiarlo. Es un desastre económico y sociológico. Es un uso de los recursos presupuestado muy malo". Con la reforma se busca "eficiencia".

Otro problema en Europa es que "se quiere enseñar con alto nivel académico muchas cosas que no se necesitan y no se enseñan competencias, destrezas útiles para entrar en el mercado laboral".

En cuanto a la implantación del Proceso de Bolonia, el experto en evaluación y desarrollo de universidades comentó que se ha registrado una primera fase algo "caótica" debido a que los cambios afectan a millones de personas en diversos estados y que ahora se inicia una nueva década "con los mismo objetivos", que pasan, recordó, por incentivar la movilidad, la empleabilidad, la eficiencia y el atractivo de la enseñanza europea.

Por lo que se refiere a España, puso de relieve que, en ocasiones, el EEES se ha sentido "como algo foráneo e impuesto, lo que no es cierto puesto que se trata de un esfuerzo colectivo".  

Agregó que la adaptación ha ido "un poco más retrasada" en las universidades españolas, lo que consideró normal teniendo en cuenta que el modelo académico tradicional español se aleja más del marcado por Bolonia que, por ejemplo, el holandés.

Aun así, incidió en que el sistema español "es uno de los que más ha avanzado en Europa en los últimos 20 años, tal vez más en la investigación que en la docencia, aunque eso no quiere decir que no necesite mejoras", concluyó.

Fuente: Levante.como/EP

De interés

Artículos Relacionados