lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLos bancos se devalúan ya más de 8.000 millones desde la sentencia...
El polémico magistrado tuvo seis años de docencia bancaria

Los bancos se devalúan ya más de 8.000 millones desde la sentencia congelada del Tribunal Supremo

Redacción
Los bancos se devalúan ya en Bolsa más de 8.000 millones de € desde la sentencia del Tribunal Supremo que decidió congelar al día siguiente Luis María Díez-Picazo, presidente de la Sala de lo Contencioso. Este lunes se ha sabido que el responsable de esta polémica pérdida de reputación del Tribunal permaneció contratado como profesor entre 2011 y 2017 por Cunef, siglas del Colegio Universitario de Estudios Financieros, propiedad de la Asociación Española de Banca (AEB).

Este lunes, Banco Sabadell cayó en Bolsa un 5,36%, Bankia un 4,77%,CaixaBank el 3,6%, BBVA 2,13% y Bankinter un 1,43%, y Santander, el más castigado hasta ahora, solo un 0,59%. En esta sesión se han dejado más de 2.600 millones de euros de su valor de capitalización, desde los 141.976 millones en los que comenzaron el día hasta los 139.342 millones. En conjunto, y descontando el tímido repunte del viernes (recuperaron menos de 350 millones de euros), las entidades financieras cotizadas se han depreciado alrededor de 8.000 millones de euros desde el pasado jueves.

A pesar del ligero rebote del viernes, después de que el Supremo decidiera congelar la sentencia para revisarla, los bancos reanudaron así los descensos tras conocerse que el tribunal no celebrará hasta el 5 de noviembre el pleno jurisdiccional para sentar doctrina sobre las hipotecas, prologando, por tanto, la incertidumbre otras dos semanas.Desde el jueves, ni los bancos ni los consumidores conocen cuál será el alcance de la medida ni de qué manera terminará afectándoles y, ante las dudas, los inversores optan salir de los valores.

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han estimado este lunes en 3.631 millones de euros el importe abonado por 1,5 millones de contribuyentes por el impuesto asociado a las hipotecas en los últimos cuatro años, que es el periodo no prescrito, una cantidad que podrían reclamar si finalmente el Supremo decide que son los bancos lo que tienen que abonarlo. Desde principios del año 2000 los clientes de la banca española han pagado más de 34.000  millones de € en gastos hipotecarios cuestionados por numerosas sentencias, de los cuales más de 14.000 millones de euros corresponde ieron al impuesto ahora en debate por el Supremo . 

El Supremo dictó el jueves pasado una histórica decisión en la que establecía que son los bancos y no los clientes quienes deben hacerse cargo del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados(IAJD). El veredicto produjo un auténtico tsunami entre los consumidores -que vieron las puertas abiertas para una reclamación masiva- y entre las entidades financieras -que suman una nueva incertidumbre sobre sus balances-. El viernes, el mismo Tribunal dio marcha atrás en su decisión y anunció que revisaría el fallo ante la polémica suscitada y este lunes, el presidente del Supremo, Carlos Lesmes, y el resto de miembros de la Sección Segunda de la Sala involucrados en la sentencia, se han reunido y han emplazado al próximo 5 de noviembre para dar a conocer su resolución definitiva. 

Fuentes oficiales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) confirmaron este lunes a infoLibre que a Díez-Picazo se le concedió la compatibilidad para ejercer como  docente en CUNEF  durante seis cursos, pero no precisaron a cuánto ascienden las retribuciones que el magistrado obtuvo por esa vía.Por la mañana, este periódico había preguntado al Tribunal Supremo si Díez-Picazo entiende que su vinculación con Cunef entraña algún potencial conflicto de intereses.  Portavoces del magistrado se limitaron a confirmar que fue profesor del colegio universitario y a subrayar que en la actualidad "ya no tiene ninguna relación con Cunef"

Adscrito a la Universidad Complutense, el nexo entre Cunef y la Asociación Española de Banca, que agrupa a la mayoría de los bancos que operan en España, es de dependencia directa. La web del centro lo expone así: "En su apuesta por la formación universitaria en áreas como la economía, las finanzas y el derecho, la Fundación AEB es titular del Colegio Universitario de Estudios Financieros (CUNEF), creado hace más de 40 años. En esta misma línea, lleva a cabo diversas iniciativas para promover la educación financiera y familiarizar a los más jóvenes con conceptos útiles para que gestionen su dinero y finanzas personales". A su vez, el artículo 2 de los Estatutos de la Fundación AEB señala lo siguiente: "La fundación tiene personalidad jurídica y plena capacidad de obrar desde su constitución en virtud de la Carta Fundacional, formalizada en escrituras otorgadas por la Asociación Española de Banca (AEB)".

Un nombramiento rodeado de polémica

Aunque la ficha del magistrado continuaba apareciendo por la tarde en la web de Cunef como la de un miembro de su claustro de profesores, las fuentes oficiales consultadas reiteraron que dejó de impartir clases en junio de 2017. El CGPJ modificó su biografía después de que este periódico se interesara por su actividad docente en esa institución privada adscrita a la Universidad Complutense. El presente del texto original –"en la actualidad es, además, profesor en el Centro Universitario de Estudios Financieros (Cunef)– fue sustituido por el pretérito perfecto: "Hasta el año 2017 ha sido, además, profesor en el Centro Universitario de Estudios Financieros (Cunef)." "Se cambió cuando vimos que había ese error", explicó una fuente oficial.

Cuando en junio de 2017 cesó como docente de Cunef, Díez-Picazo estaba a punto de cumplir dos años como presidente de la Sala de lo Contencioso, la encargada de dirimir los litigios que afectan al Gobierno.

Materializado gracias a los 11 votos de los vocales del Poder Judicial afines al PP, su nombramiento estuvo rodeado de polémica. Por primera vez, el órgano de gobierno de los jueces había tumbado el intento de un presidente de Sala, en este caso José Manuel Sieira, por optar a un segundo mandato de cinco años. "El Consejo General del Poder Judicial no puede convertirse en un palacio de intrigas", llegó a advertir Sieira el día en que presentó su candidatura a la reelección.

El 22 de julio de 2015, Sieira vio definitivamente frustradas sus expectativas. El CGPJ dio ese día vía libre al que todos los observadores consideraban desde semanas atrás como el candidato de Carlos Lesmes, presidente del Supremo y del CGPJ, para presidir la Sala que controla al Gobierno.

De interés

Artículos Relacionados