martes,19 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos doctores, mejor aprovechados en la empresa europea que en la española
Inserción laboral

Los doctores, mejor aprovechados en la empresa europea que en la española

ibercampus.info
El 33% de los investigadores de nuestro país trabaja en empresas, frente a la media europea que se sitúa en el 48%. Si hablamos de doctores, en España sólo el 10% trabaja en el sector privado. Estos datos muestran que, aunque los departamentos de recursos humanos empiezan a tener en cuenta las ventajas de incorporar doctores a sus plantillas, todavía queda camino por recorrer hasta llegar a los niveles deseables y equiparar el caso español al del resto de Europa, según se ha concluido en una jornada acerca del empleo en I+D+i llevada a cabo por la Fundación Universidad Empresa, junto con la Oficina de Jóvenes Investigadores de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

 

La media europea en cuanto a la inserción laboral de los investigadores en la empresa sigue siendo superior a la española: en España sólo hay 2,04 investigadores por cada cien empleados, mientras que en Europa (EU-15) este dato se eleva a 2,82, y en algunos países, como Suecia o Finlandia, se alcanzan niveles por encima del 6%. Esto se debe, fundamentalmente, a que en España sólo un 33% de las empresas valora que los candidatos tengan formación de postgrado o posean una especialización concreta. En cuanto a la posesión de estudios de doctorado, sólo un 4% de las compañías los tiene en cuenta.

Un 16% más en inversión en I+D

En España durante 2006 se invirtieron 12.000 millones de euros en I+D, lo que supuso un incremento del 16% con respecto a 2005, a pesar de que cerca del 80% de las empresas españolas no invierte en innovación, según comentó Federico Baeza, de la Fundación Cotec, durante la jornada. Asimismo, Baeza explicó que el número de investigadores en activo en España en 2006 era de 115.000, de los cuales 40.000 trabajaban en empresas privadas, lo que supone un incremento del 14% con respecto al año anterior. En cuanto a número de investigadores, España se sitúa por detrás de Alemania -270.000- y de Francia – 193.000-, según datos de la OCDE presentados por Baeza.

En dicha jornada, Pilar Gómez-Larrañaga, de la consultora Infyde, presentó los resultados del estudio "Trabajadores de reciente incorporación a las empresas en ámbitos de innovación", del que se desprende que el personal adscrito a las actividades y departamentos de innovación en las empresas tiene entre 25 y 30 años y es titulado superior, ingeniero o licenciado. Además, este estudio pone de manifiesto que existen dificultade s para encontrar personas con experiencia para puestos de responsabilidad dentro de I+D y como comerciales de alto nivel. Por su parte, las pequeñas empresas encuentran muy complicado captar y retener talentos, tanto por el salario como por la trayectoria profesional que pueden ofrecer.

La contratación de investigadores y doctores es distinta en el caso de grandes empresas y pymes. Las primeras cuentan con departamentos de I+D y, por tanto, su estructura se adapta mejor a la contratación de perfiles especializados, a pesar de que el número de doctores presentes en sus equipos sigue siendo escaso. Por el contrario, las pymes no suelen invertir en departamentos de este tipo, ya que lo consideran un gasto y no perciben la necesidad de contratar doctores. En el resto de Europa, la I+D se considera una inversión que optimiza el funcionamiento de las empresas.

Las empresas no valoran la incorporación de doctores a sus plantillas

Las empresas no suelen tener puestos de trabajo específicos para doctores, ya que no se les contrata como tales y, además, no hay relación entre la formación y el salario (el sueldo medio que cobra un doctor es de 28.000 euros al año, mientras que para un licenciado es de 25.000 euros). Además, los departamentos de recursos humanos priman el perfil competencial y el potencial de desarrollo del candidato antes que el nivel de estudios alcanzado. En este sentido, el hecho de ser doctor se considera un plus, pero no un elemento clave de selección. Por lo general, se valoran más positivamente a quienes han realizado un máster que a los doctores, ya que el tipo de formación que aquéllos reciben es, en opinión de los expertos de recursos humanos, más práctica.

Otro de los problemas con que se encuentran los doctores a la hora de acceder a puestos de trabajo en empresas es que muchas les perciben como profesionales sobrecualificados con excesivo conocimiento teórico y poca práctica. Sin embargo, parece que las empresas no tienen en cuenta importantes aptitudes del doctor, que además coinciden con las que actualmente demandan, como son: experiencia y hábitos de organización y planificación, creatividad, trabajo en equipo, gestión de la información, capacidad de síntesis y análisis, capacidad de interacción y negociación, disposición al aprendizaje, alta capacidad de trabajo, liderazgo, etc.

En este sentido, desde la Fundación Universidad Empresa se ha hecho referencia al desconocimiento generalizado de lo que es un doctor, cuáles son sus competencias o lo que puede aportar a la empresa, circunstancias que restan valor a esta figura y al importante papel que pueden desempeñar en la mejora de la competitividad de una compañía.

La jornada cerró su s sesiones con una mesa redonda en la que se presentaron diversos programas y servicios que están a disposición tanto de las empresas y los centros de investigación, como de los propios doctores e investigadores, para fomentar y facilitar su incorporación efectiva al mercado laboral. En este sentido, destacan las actividades desarrolladas por Madri+d a través de su portal de empleo especializado (www.madrid.org/empleo) y de su Oficina del Emprendedor de Base Tecnológica, así como el Programa Torres Quevedo para la contratación de doctores y tecnólogos en empresas, centros de investigación y asociaciones empresariales promovido por el Ministerio de Educación y Ciencia (www.mec.es/ciencia/torresq).

De interés

Artículos Relacionados