domingo,16 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLos empresarios españoles, los más optimistas del mundo en la apertura del...
Ven este año mejor que el 2015, mientras los demás empeoran

Los empresarios españoles, los más optimistas del mundo en la apertura del Foro Global de Davos

Redacción
En la cumbre anual de grandes empresas y políticos del mundo que se abre este miércoles en Davos (Suiza) con asistencia de unos 2.000 primeros ejecutivos, los empresarios españoles son los que ven el futuro mejor para el mundo, sus empresas y el empleo, a pesar de la incertidumbre política interna. El tema central es la cuarta revolución industrial y la víspera la OIT estimaba el paro global en aumento, hasta más de 200 millones de personas.

Esta 46 edición del Foro Económico Mundial, que durará cuatro días, ltratará temas como la oleada de refugiados que han llegado a Europa, la epidemia del ébola, los efectos del frenazo de la economía china o el futuro de la economía financiera. Animan este lugar de encuentro o lobby más de 40 jefes de Estado y de gobierno, quienes  empezaron a llegar a Davos, en los Alpes Suizos, rodeados de medidas de seguridad mayores que en años anteriores ante la amenaza terrorista. Entre ellos destacan los jefes de Gobierno del Reino Unido, David Cameron; Turquía, Ahmet Davutoglu; Argentina, Mauricio Macri; Canadá, Justin Trudeau; México, Peña Nieto, Francia, Manuel Valls, o Grecia, Alexis Tsipras. También la directora del Fondo Monetario Internacional Christine Lagarde, el secretario de Estado de EEU, John Kerry, el vicepresidente de ese país, Joe Biden, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, o el vicepresidente de China, Li Yuanchao. 

Por España asisten el ministro de Economía, Luis de Guindos, y los presidentes del Santander, Ana Botín, y el BBVA, Francisco González, son algunos de las asistentes españoles en el foro, además del consejero delegado de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. 

Aunque el tema central de este año es "la cuarta revolución industrial", o el impacto inminente de los robots y la inteligencia artificial en el desarrollo, los banqueros centrales, ministros y hombres de negocios reunidos en la estación de esquí suiza abordarán las turbulencias que han marcado los mercados financieros en este comienzo de año.

Peor entorno, salvo para los españoles, a pesar de la política

A nivel global (incluido el español), según la encuesta PWC 2016, apenas el 27% de los empresarios consultados confía en que la economía mundial mejorará en los próximos 12 meses, 10 puntos por debajo del nivel de 2015. Pero cuando se trata de los empresarios españoles el porcentaje de los optimistas se dispara hasta el 41%, dos puntos por encima de lo registrado el año pasado. El 54% de los directivos españoles confía en un crecimiento de sus empresas este año, 19 puntos por encima de lo registrado el año pasado y también de la media prevista a nivel mundial, el 35%.Y ello a pesar de que el 91% de los empresarios de España  sitúan la inestabilidad política como principal amenaza a su negocio. 

De ahí que casi el 60% de los CEOs españoles espere aumentar plantilla este año, frente al 48% mundial. Las empresas españolas acumulan, así, tres años consecutivos de perspectivas al alza. Los directivos nacionales se muestran más inquietos que ante el futuro político español por la incertidumbre geopolítica mundial (91%); la sobrerregulación (87%); la respuesta de los gobiernos al déficit fiscal (76%); la inestabilidad social (74%) y el desempleo (72%).

La consultora afirma que "siete años después de la crisis financiera global el escenario empresarial no ha recuperado el nivel que tenía previo a la crisis" y sostiene que muchos ejecutivos se muestran ahora mucho más preocupados "de lo que han estado en ningún momento en los últimos cinco años".

Tampoco las preocupaciones de los españoles coinciden con las del resto de los ejecutivos, pendientes de la amenaza que a su juicio representa la sobrerregulación para sus negocios (79%); la incertidumbre geopolítica (74%); la volatilidad del tipo de cambio (73%); la disponibilidad de talento clave (72%) y la respuesta al déficit fiscal (71%). El informe insiste en que a nivel global los ejecutivos no quitan ojo a todo lo que sucede con China, "dada la continua importancia que le otorgan para sus economías y para sus propias perspectivas de crecimiento".

México se ha convertido en el segundo mercado, por detrás de Estados Unidos, en perspectivas de crecimiento para los ejecutivos españoles y también se sitúa entre los 10 mercados más importantes a nivel global. A nivel global, son EE UU y China las principales fuentes de crecimiento para los ejecutivos, seguidas a cierta distancia de Alemania, Reino Unido, India, Brasil, Japón, Rusia, México y Emiratos Árabes, por este orden. "La encuesta se hizo tras el verano. Creo que si se hubiera hecho ahora los resultados hubieran sido mucho peores", admitió Dennis Nally, presidente de PxC a nivel mundial.

De interés

Artículos Relacionados