sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos españoles prefieren un Gobierno PSOE-Ciudadanos
Suman en sondeos privados 41,8% de votos, frente a 24% PP

Los españoles prefieren un Gobierno PSOE-Ciudadanos

Redacción
En contra de la encuesta pública del CIS, Podemos no superaría al PSOE en unas nuevas elecciones, donde sí avanzarían PP y Ciudadanos, según sondeos privados. Estos coinciden en que, tras los resultados de las elecciones del 20-D y la posterior renuncia de Mariano Rajoy a presentarse a la investidura, la opción de gobierno preferida pasa por un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos con la abstención de otras formaciones políticas. Sánchez reafirma su optimismo y Errejon invita a negociar antes.

La posibilidad PSOE-Ciudadanos es bien vista por el 51% de los encuestados por Metroscopia para EL PAÍS, porcentaje que se reduce al 36,9% en el caso de los entrevistados por NC Report para LA RAZÓN. La opción de un ejecutivo con el apoyo de PSOE, Podemos, IU y el apoyo o abstención de otros partidos es la más rechazada en los dos estudios demoscópicos. Sólo el 1% de los votantes socialistas apoya esta posibilidad, según destaca LA RAZÓN en su portada.

En cuanto a la intención de voto, el sondeo publicado en EL PAÍS señala que si las elecciones se celebrasen en este momento el PP volvería a vencer con el 24,0% de los votos, por delante del PSOE con el 23,3%, Podemos con el 19,9%, Ciudadanos con el 18,5% y UP-IU con el 4,3%.

Podemos ve indesesble e innecesário volver a las urnas

Aunque la previa encuesta del CIS diciendo que en nuevas elecciones Podemos superária a PSOE y que también beneficiárian al PP, lo que coincide con la prisa de ambos partidos a Sanchez para terminar las negociaciones y debatir la investidura, En una entrevista publicada en EL PAÍS, el portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, considera que "no es deseable, y sobre todo no es necesario", ir a unas nuevas elecciones, puesto que "todavía estamos en una situación en la que pueden darse diferentes tipos de acuerdo". "Nunca le hemos tenido miedo a que la gente se exprese", añade, "pero hay que agotar todas las posibilidades de acuerdo" antes de quedar abocados "a una situación de empate catastrófico, en la que ni para adelante ni para atrás". A su juicio, en esta primera etapa de contactos para intentar formar gobierno el PSOE "está negociando de cara a la galería". "Ha llegado el momento de tomar una decisión. No se puede estar en dos sendas a la vez. Hay que elegir", señala en alusión al veto de Podemos a Ciudadanos.

Preguntado por la política territorial y el desafío soberanista catalán, Errejón dice que España vive "una crisis territorial que no desaparecerá porque la dejemos de mirar o insultemos al oponente". "Ahí lo que estamos diciendo es que hay que hacer algo, y ese algo tiene que partir de la base de que los catalanes en algún momento van a votar", señala. Y concluye que en Podemos "estamos dispuestos a discutir el modelo federal del PSOE, pero queremos verlo".

Sánchez ve cercano un gobierno progresista 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mostró ayer su optimismo sobre la posibilidad de conseguir un acuerdo de gobierno, al término de la reunión que mantuvo con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, con el que culminó la primera ronda de encuentros con las fuerzas políticas con las que pretende formar una mayoría parlamentaria para sacar adelante su investidura. "El diálogo ha sido positivo y es verdad que la situación es compleja, difícil, porque hay que poner a muchas partes de acuerdo pero hay mimbres, dentro de la complejidad, para construir una alternativa progresista", explicó Sánchez tras calificar la reunión de "cordial" y elogiar la "voluntad mayoritaria de las fuerzas políticas para abandonar los vetos". El líder del PSOE anunció que una delegación socialista abrirá la próxima semana una nueva mesa de diálogo con el Grupo Nacionalista Vasco. Asimismo, los socialistas harán público el lunes un documento, que se entregará previamente a las fuerzas políticas, donde se fijan los "siete ejes" que el PSOE propone para la negociación.

Sánchez, en este sentido, emplazó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, a "reconsiderar" su posición excluyente contra Ciudadanos. "Tenemos la puerta abierta", dijo, al tiempo que le emplazaba a leer el documento que presentará el PSOE, en concreto los apartados referidos al plan de emergencia social contra la desigualdad y los desahucios, la reforma del Estatuto de los Trabajadores "que pondrá fin a la reforma laboral", o la reforma constitucional para "blindar derechos y libertades y avanzar hacia el Estado federal". Además, horas antes de asistir a la gala de entrega de los Premios Goya del cine español celebrada anoche, el líder socialista aprovechó para destacar su proyecto de bajar el IVA cultural al 10%.

Finalmente, Sánchez reiteró su negativa a cualquier acuerdo de gobierno con el PP, aunque no expresó ningún inconveniente a reunirse con ellos, ni a la posibilidad de que lo haga Ciudadanos. También se reunirá con ERC y Democracia y Libertad, pese a adelantar que a ninguno de los tres grupos políticos les pedirá su apoyo en la votación de investidura.

PNV no pondrá "condiciones insuperables" al acuerdo

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, por su parte, aseguró al término de la reunión que "no pondrá condiciones insuperables, ni vetos, ni líneas rojas" a la investidura de Sánchez como presidente, aunque matizó que su apoyo estará condicionado a que los acuerdos a los que llegue el PSOE con otras fuerzas "no colisionen con la agenda vasca". Sobre todo "nos interesa el qué y el para qué; nos interesan los papeles", señaló Ortuzar tras subrayar que el PNV "es tan nacionalista ahora como lo era cuando negoció y apoyó la investidura de José María Aznar en 1996".

En este sentido, varios diarios recuerdan que "la agenda" que ha empezado a desarrollarse en el País Vasco incluye "un nuevo estatus jurídico-político para Euskadi".

Alfonso Guerra compara a Podemos con los golpistas del 23-F

El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra cargó ayer contra Podemos, al calificar de "infamia" que "unos niños malcriados, que confunden la novedad con la mala educación, se permitan como una pataleta infantil identificar al Partido Socialista como el búnker". Guerra hizo estas declaraciones en San Sebastián en un acto organizado por el PSOE en memoria del histórico dirigente guipuzcoano Fernando Múgica, al cumplirse el veinte aniversario de su asesinato a manos de ETA. El histórico dirigente socialista, que no citó en ningún momento a Podemos ni a su líder Pablo Iglesias, subrayó que él sí encuentra "semejanzas" entre "esos jóvenes altaneros y el búnker que se opuso a la transición política en febrero de 1981". Advirtió, además, del peligro que entraña para el Estado la defensa del derecho de autodeterminación, porque "esa fue la bandera del terrorismo que derramó mucha sangre inocente como la de Fernando Múgica".

Rajoy acusa a Sánchez de "marear la perdiz"

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, defendió ayer nuevamente su apuesta por un gobierno liderado por el PP con el apoyo del PSOE y Ciudadanos. "Hemos sido los más votados y hay que respetar lo que digan los ciudadanos", afirmó tras reunirse con la Junta Directiva del PP catalán en Barcelona. "El nuevo Gobierno y sus formalidades habría que hablarlos. Podría ser de coalición, con apoyo desde fuera y con un programa compartido en base a unos objetivos comunes", añadió, recordando el "eficaz e inteligente" pacto entre el PP, PSC y Unió para gobernar en el Ayuntamiento Tarragona.

Ante la intención de Pedro Sánchez de reunirse próximamente con él, Rajoy adelantó que le atenderá "como se merece", aunque "ya le he avanzado que el PP dirá no a su investidura", puesto que "123 escaños son más que 90 escaños". A juicio del líder del PP, Sánchez "tiene que dejar de marear la perdiz, entrar en la senda de la sensatez y el sentido común" y "no llegar a acuerdos que puedan salir muy caros para los intereses de los españoles".

Sobre Cataluña y el desafío independentista, el presidente en funciones reiteró que mientras él esté en el Gobierno y al frente del PP garantizará que la ley, el Estado de Derecho y la Constitución se cumplen. Rajoy advirtió que los servicios jurídicos del Estado acudirán ante el Tribunal Constitucional, como lo han hecho hasta ahora, ante cualquier actuación de la Generalitat o el Parlamento catalán de tintes independentistas porque "no es de recibo" saltarse las normas en una democracia. "No estamos en tregua y el Estado seguirá cumpliendo sus obligaciones porque para eso estamos aquí", subrayó.

De interés

Artículos Relacionados