lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos estudiantes llegarán a la Luna en 2011
¿Quieres ser uno de ellos?

Los estudiantes llegarán a la Luna en 2011

ibercampus.info
En esa fecha se lanzará ESMO, un satélite concebido y dirigido por universitarios europeos. La Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid busca entre sus estudiantes a futuros ingenieros que quieran incluir en su curriculum la conquista de la Luna.

 

En marzo de 2006, el Departamento de Educación de la Agencia Espacial Europea (ESA), aprobó el proyecto ESMO, una misión espacial destinada íntegramente a los alumnos. Las siglas ESMO responden a European Student Moon Orbiter, o lo que es lo mismo, un satélite de estudiantes europeos para estudiar la Luna. Todo un reto para los interesados en el sector aeroespacial, pues se trata de la realización del satélite por completo, desde su concepción hasta el final de su vida útil, que engloba las cinco fases en que se desarrolla el proyecto.

El lanzamiento del satélite está previsto para 2011 y su diseño y construcción en la mente de todos. Han sido seleccionadas 32 propuestas que implican a más de 250 universitarios de 12 países miembros de la Agencia Espacial Europea.

Para una mejor realización, el trabajo se divide en distintos paquetes, uno para cada grupo de estudiantes. Entre los “paquetes de trabajo” se encuentran tareas de: instrumentación, estructura, control térmico, simulación, etc.

Oportunidad de aprendizaje

Esta última parte, la de la simulación, ha sido asignada por la ESA a un grupo de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid, en colaboración con otros estudiantes de la Universidad Carlos III.

Por ello, se buscan alumnos de la ETSIA, que estén interesados en participar en un proyecto de tal envergadura. “Por los conocimientos adquiridos, los alumnos a partir de tercer curso son los alumnos ideales para formar parte del proyecto”, señala Mario Sánchez, profesor del departamento de Motopropulsión y Termofluidodinámica y coordinador en la Escuela.

Conocer el desarrollo, la fabricación y la operación de un satélite de primera mano no es algo al alcance de cualquiera, por eso es tan importante esta oportunidad que ofrece la ESA a los estudiantes. El trabajo no está remunerado económicamente, pero quizá los conocimientos adquiridos no tengan un precio de mercado. “A eso hay que sumar la posibilidad de interrelacionarse con otros estudiantes europeos que están trabajando en ESMO, y las estancias en las instalaciones en Holanda de la ESA para preparar el proyecto”, afirma el docente.

Los interesados deben ponerse en contacto con Mario Sánchez, en el siguiente correo electrónico: mario.sanchez@upm.es

 

De interés

Artículos Relacionados