lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLos hogares, en mínimos históricos de ahorro el 2017
El Banco de España falló al prever su recuperación en 2013

Los hogares, en mínimos históricos de ahorro el 2017

Redacción
En el conjunto del año 2017 los hogares registraron un mínimo histórico en la tasa de ahorro desde que existe esta serie, al caer hasta el 5,7% de su renta disponible, dos puntos inferior a la del año 2016. Pese a que hubo un incremento del 2,0% en su renta disponible, también se elevó un 4,2% su gasto en consumo final. Su mínimo ocurrió al empezar el año, cuando las subidas de precios y las bajas rentas provocaron un desarollo del 3,4% de la renta disponible

La caída del ahorro ya preocupó al Banco de España, que atribuyó la entonces reciente caída en la tasa de ahorro a la presencia de rigideces en la función de consumo, tales como “la persistencia de los hábitos y la existencia de umbrales mínimos de consumo de algunos bienes, que limitan la velocidad con que el gasto en consumo puede ajustarse ante bajadas bruscas en los ingresos familiares y que inducen una respuesta negativa en el ahorro”. Pero sus autores vaticinaron erróneamente que, en la medida en que las rentas de los hogares comiencen a estabilizarse, su tasa de ahorro recuperaría niveles más próximos a los promedios históricos y coherentes con el necesario proceso en marcha de desendeudamiento de las familias.

Muy al contrario de estas conclusiones, y tras leves recuperaciones al terminar ese año 2013 y el siguiente y mediados del 2015, como consecuencia de la recuperación animada desde el 2012 por el Banco Central Europeo y la posterior suavización de las políticas fiscales de austeridad, las tasas de ahorro de las familias españolas han seguido a la baja, hasta los mínimos históricos citados, como refleja el siguiente gráfico dado a conocer ayer con los datos provisionales del 2017 por el Instituto Nacional de Estadistica.

Los hogares españoles registraron el año pasado una tasa de ahorro del 5,7% de su renta disponible, dos puntos inferior a la de 2016. Se trata de la tasa de ahorro más baja desde 1999, cuando se empezó a calcular la serie, y está incluso por debajo de los niveles alcanzados al iniciarse la crisis de 2007, cuando se situó en el 5,9%

Pese a que los ingresos de las familias aumentaron un 2% en 2017, hasta superar los 714.000 millones de euros, el crecimiento del gasto en consumo final durante este período fue mayor, de un 4,2% (de los 644.719 millones registrados en 2016 a los 671.738 millones), lo que explica la reducción del ahorro. En total, el ahorro generado por los hogares e instituciones sin fines de lucro rozó los 41.000 millones de euros.

La tasa de ahorro de los hogares españoles llegó a situó en tasas negativas del -3,4% de su renta disponible en el primer trimestre del año, 2,9 puntos por debajo de la del mismo periodo de 2016 y la más baja de toda la serie, iniciada en 1999, de acuerdo con las cuentas no financieras de los sectores institucionales publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En 2017 el valor añadido generado por los hogares se incrementa un 3,5% y su excedente de explotación y renta mixta bruta un 3,8% respecto a 2016. Además, el saldo de rentas primarias del trabajo y del capital aumenta un 3,2% y su renta disponible un 2,0%.Pero el gasto en consumo final de los hogares se incrementa un 4,2% (cabe recordar que los previos al consumo subieron una media del 2% y empezaron el ejercicio en el 3% oficialmente) y el ahorro generado por los hogares e instituciones sin fines de lucro alcanza los 40.927 millones de euros en el año 2017.

Este ahorro mínimo de todo el año 2017 no es suficiente para financiar la inversión del sector Hogares, pues cabe recordar que los previos Inmobiliarios llevan dos alos al alza. De esta manera, y una vez tenido en cuenta el saldo de transferencias de capital del sector, los hogares presentan una necesidad de financiación de 3.063 millones de euros en 2017 ( es decir, de retorno al endeudamiento), mientras que todavía en 2016 el sector generó una capacidad de financiación de 17.544 millones de euros).

Si se tiene en cuenta el incremento en la remuneración a cobrar por los asalariados (3,5%) y la evolución del saldo neto de rentas de la propiedad a percibir (intereses, dividendos, etc.) por el sector, se obtiene un aumento del 3,1% en el saldo de rentas primarias percibido por los hogares.No obstante, si se considera el comportamiento conjunto de los flujos de distribución secundaria de la renta (impuestos sobre la renta y el patrimonio, cotizaciones y prestaciones sociales y otras transferencias corrientes), se llega a que el crecimiento en el cuarto trimestre de 2017 respecto al mismo trimestre de 2016 de la renta disponible bruta de los hogares es de un 2,5% (alcanza los 191.127 millones de euros).

Sociedades no financieras

El contrapunto de los problemas de los hogares se observa en las empresas, donde el valor añadido bruto generado por las sociedades no financieras se incrementa un 5,2% en el cuarto trimestre de 2017 respecto al mismo periodo de 2016 y el excedente de explotación bruto lo hace en un 6,3%.Si a lo anterior se añade el saldo neto de las rentas de la propiedad (intereses, dividendos, etc.) a percibir por el sector, se obtiene que el saldo rentas primarias bruto crece un 5,2% respecto al tercer trimestre de 2016.

Si además se tiene en cuenta la evolución de los flujos de distribución secundaria de la renta (impuesto de sociedades, cotizaciones y prestaciones sociales y otras transferencias corrientes), se llega a que la renta disponible de las sociedades no financieras aumenta un 12,3%, seis veces mayor que en las familias.

Esta renta disponible, junto a su saldo de transferencias de capital, es suficiente para financiar el volumen de inversión del sector, que asciende a 48.854 millones (un 6,8% más que en el mismo trimestre del año anterior).En consecuencia, se estima para las sociedades no financieras una capacidad de financiación de 10.277 millones de euros, frente a 7.396 millones en el cuarto trimestre de 2016

En el conjunto del año 2017 el valor añadido generado por los las sociedades no financieras se incrementa un 4,8% respecto a 2016, mientras que su excedente de explotación lo hace en un 5,5%. Además, el saldo de rentas primarias aumenta un 5,3% y su renta disponible (y, por tanto, su ahorro) un 5,6%.Este ahorro es suficiente para financiar la inversión del sector y, una vez tenido en cuenta el saldo de transferencias de capital del mismo, se llega a que las sociedades no financieras generan una capacidad de financiación de 34.238 millones de euros en 2017 (en 2016 el sector generó una capacidad de financiación de 34.397 millones de euros).

 

De interés

Artículos Relacionados