viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos jóvenes cada vez se inician antes en el consumo de alcohol...
Investigación universitaria

Los jóvenes cada vez se inician antes en el consumo de alcohol de alta graduación

ibercampus.info
Según Un estudio de la Universidad de Valencia, la Universidad Jaume I de Castellón y la Universidad Miguel Hernández de Elche asegura que los jóvenes comienzan a beber bedidas de alta graduación a los 13 o 14 años. Un 40% conscientes de que con el botellón busca emborracharse.

En los ´botellones´ cada vez se bebe más y a edades más tempranas. Y los adolescentes desconocen sus efectos. Éstas son algunas de las conclusiones del estudio que científicos El artículo, publicado por The Spanish Journal of Psychology, concluye que los adolescentes entre 14 y 18 años beben tanto como los universitarios a pesar de que la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad está prohibida.


Con la colaboración de centros educativos y universidades, los científicos han recogido datos de 6.009 jóvenes de 14 a 25 años en tres ciudades españolas (Valencia, Castellón y Alicante).


La investigación arroja que el 40% de los jóvenes encuestados busca conscientemente la borrachera. Es decir, quiere perder el control. Y en este grupo, quienes todavía acuden al instituto no son, precisamente, una excepción.


El estudio desvela que los adolescentes de hoy consumen al mismo nivel que los universitarios. Tras alcanzar la mayoría de edad tampoco se moderan sus hábitos. Se observa en algunos casos una cierta caída en los niveles de alcohol que coincide con el primer año de universidad, justo cuando se establecen los nuevos vínculos de amistad entre compañeros. A partir del segundo curso, sin embargo, se recupera el consumo en el ´botellón´.


Mientras los adolescentes de hoy en día se inician hacia los 13 o 14 años con bebidas de alta graduación y en grandes dosis, los universitarios comenzaron en su momento entre los 14 y los 15 años, con un consumo relativamente bajo y con fermentados como la cerveza. En otros estudios han detectado que este inicio precoz tiene preocupantes consecuencias a medio y largo plazo: "Se ha observado que el alcohol en cantidades elevadas produce un deterioro neuronal en el desarrollo del cerebro, que es un proceso que continúa hasta los 21 años.


Esto puede derivar en problemas de retención de memoria y de concentración, que dificultan el aprendizaje. Es decir, probablemente se vea alterado su rendimiento en el instituto, en el trabajo, y/o afecte a sus relaciones personales y economía. Los jóvenes, sin embargo, ignoran por completo estas secuelas. Ni siquiera los universitarios reparan en ello. Según el estudio, tan sólo perciben aquellas consecuencias que aparecen reiteradamente en los medios de comunicación, como el riesgo de accidentes; los problemas relativos a peleas y agresiones o las molestias para los vecinos Y, por supuesto, las cuestiones físicas, como mareos, dolor de cabeza, vómitos, resaca…


Los responsables del estudio apuntan que se debe prestar más atención a estos grupos y hacerlo de forma diferenciada. Los autores apuestan por una estrategia diferenciada con el fin de reducir el consumo entre adolescentes y universitarios. Para ello proponen campañas enfocadas en aspectos como la autoestima, el manejo de las relaciones interpersonales y la búsqueda de ocio. 

De interés

Artículos Relacionados