domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos ´Leonardo da Vinci´, becados con ´estrella´
El 62% acaba con empleo

Los ´Leonardo da Vinci´, becados con ´estrella´

ibercampus.info
Muy afortunados tienen que sentirse los que logren una beca Leonardo da Vinci a juzgar por la esperanza de colocación de la que gozan. Según un estudio de ADEIT, el 62 por ciento de los titulados que el pasado año realizó prácticas en empresas europeas a través de estas becas encontró trabajo al finalizar su estancia.

Según asegura el subdirector de ADEIT, Vicente L.Francés, «las empresas tienen muy en cuenta la movilidad y, por tanto, la realización de prácticas en empresas de otros países europeos a la hora de contratar nuevo personal». En este sentido, según este mismo estudio, el 82 de las empresas que contrataron a los becarios valoraron muy positivamente la estancia Leonardo a la hora de ofrecerles un empleo y, por otra parte, el 64 por ciento recibieron una oferta laboral en el país de destino, la mayor parte (41%) en la propia empresa donde desarrollaron la práctica.

Nuevas habilidades y competencias para el empleo

En palabras del subdirector de ADEIT, estas becas «son una excelente oportunidad para mejorar la inserción laboral de los titulados, en la medida en que la experiencia adquirida durante las prácticas en empresas europeas proporciona un conjunto de habilidades y competencias claves para enfrentarse con garantías al mercado de trabajo».

Una opinión generalizada entre los becarios. De hecho, el 90 por ciento consideró que la beca le permitió desarrollar nuevas habilidades profesionales. Entre las competencias adquiridas, los becarios destacaron especialmente la mejora en conocimientos de idiomas (84%), actitud e iniciativa (83%) y adaptación y flexibilidad (81%).

Entre 3.500 y 5.700 euros de financiación

Estas becas, de seis meses de duración y que se conceden a lo largo de todo el año, van dirigidas a titulados de cualquier universidad española y de cualquier área de conocimiento. Además de la financiación del programa (de entre 2.650 y 4.850 dependiendo del país de destino), estas becas cuentan con la cofinanciación de Bancaja, por lo que su dotación económica aumenta hasta entre 3.500 y 5.700 por beca.

La experiencia de ADEIT en la gestión de estas becas, de más de 21 años y con más de 2.500 estancias gestionadas hasta la fecha, ha hecho a esta entidad merecedora del Premio a la Calidad en la gestión del Ministerio de Educación, que fue entregado el pasado mes de diciembre.

La experiencia de los ex becarios

«Las becas Leonardo da Vinci han multiplicado mis perspectivas de trabajo». «La experiencia adquirida aumentará el número de posibles puertas que podré abrir». Son las conclusiones de dos de los becarios que, el pasado año, realizaron prácticas en empresas europeas a través de una de las becas Leonardo da Vinci tramitadas por ADEIT.

Una opinión que comparten con el 87 por ciento de los becarios, que apuntaron a sus prácticas en empresas europeas como una experiencia que les facilitará la búsqueda de empleo y la inserción profesional.

Éste es el caso, por ejemplo, de Paco Puga y Lucía Santo Tomás quienes, a su vuelta de sus estancias en Noruega y Jersey, respectivamente, destacaron sus experiencias profesionales como un modo de abrir las puertas y de ampliar las opciones de su futuro laboral. Paco Puga terminó la carrera de Arquitectura en los inicios de la actual crisis económica, lo que complicó su inserción profesional en España. Ante el difícil escenario y recomendado por un amigo, decidió acercarse a ADEIT a solicitar una de las becas Leonardo. Durante sus estudios, ya había realizado una beca Erasmus en Alemania. Realizó una beca en un estudio de arquitectura. Su experiencia la califica de «decisiva», «muy enriquecedora» y de «oportunidad excelente para crecer tanto a nivel profesional como personal».

Lucía Santo Tomás descubrió, a través de Internet, la existencia de las becas Leonardo da Vinci y, tras finalizar sus estudios de Veterinaria, tuvo la oportunidad de realizar prácticas en el Durrell Wildlife Conservation Trust, una institución dedicada a la cría y protección de especies en peligro de extinción. Concretamente, en sus seis meses de beca, Lucía trabajó en el departamento de Veterinaria y desarrolló un proyecto de investigación consistente en la elaboración del protocolo para una dieta sin gluten para una especie concreta de monos tamarinos. Además de la mejora de su nivel de inglés, Lucía destaca de su experiencia la adquisición de nuevas habilidades laborales y de responsabilidades.

Un modo de ampliar los horizontes laborales

Ambos, tras su experiencia, al igual el 87 por ciento de los encuestados, se plantean la posibilidad de desarrollar su carrera profesional fuera de España.

De interés

Artículos Relacionados