martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión"Los MOOC no son una innovación disruptiva sobre el modelo tradicional de...
David Santos,Director Universidad Politécnica CEU San Pablo:

«Los MOOC no son una innovación disruptiva sobre el modelo tradicional de universidad»

Ricardo Martín
Para afrontar la dinámica gestión de la complejidad, donde todo es más rápido, y todo se ha complicado, porque todo está interrelacionado, David Santos, Director de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad CEU San Pablo, nos introduce en las innovaciones de esta llamando a reflexionar sobre el sentido actual de una educación superior. Opina que la clave es sostener la motivación, lo que suele requerir una adecuación de las expectativas iniciales que trae el alumno del Bachillerato.

¿Cómo sintetizaría el balance de un exitoso proyecto universitario español –CEU Universidad SanPablo-, que ha cumplido 80 años de actividad?  

Es difícil condensar en algo específico el éxito a tan largo plazo de una institución educativa, pero creo que en este caso se trata de haber mantenido el foco, a lo largo de los años, en lo relevante en educación: estar atento al alumno y a sus necesidades concretas, y reaccionar adecuadamente.

¿Cuáles son los retos del mercado global al que deben hacer frente los universitarios que salen de las aulas en estos momentos?

Creo que el mayor reto al que se enfrentan actualmente los egresados universitarios es la buena gestión de la dinámica asociada a la complejidad del entorno laboral. Todo es más rápido, y todo se ha complicado, porque todo está interrelacionado. Y en ese entorno hay que tomar decisiones, a ser posible acertadas. Su sensación inicial, lógicamente, es de miedo, de vértigo.

¿Cuál es el análisis que internamente ha realizado su Universidad para lanzar el Laboratorio de Innovación Educativa Universitaria (LIEU), pionero en España?

Partimos del hecho de que la Educación Superior es uno de los grandes tesoros de la Humanidad. Nuestro nivel de progreso y civilización se sustenta en buena parte en la actividad desarrollada en las universidades en los últimos tres siglos. Hay quien sostiene que este modelo debe ser profundamente reformado, o hasta sustituido por otro. No es ese nuestro análisis. Somos conscientes de que la Universidad necesita seguir cumpliendo su misión, que no es otra que educar y formar a personas con voluntad de mejorar el mundo, y que, para ello, necesita seguir incorporando, como ha hecho siempre, nuevas ideas que sirvan a este objetivo. Por tanto, no se trata de incorporar nuevas ideas, tecnologías o metodologías por el hecho de ser nuevas, sino porque claramente contribuyan al éxito del proyecto universitario en el actual contexto global. Nuestro laboratorio pretende ser un ámbito para la discusión y la validación de este tipo de incorporaciones.

¿Por qué el Laboratorio se está impulsando desde la Escuela Politécnica Superior que usted dirige?

Tradicionalmente, el profesorado del centro ha sido muy participativo en cualquier acción institucional en materia de innovación educativa, quizás por tratarse de personas jóvenes, de procedenciasacadémicas muy diversas, y también por verse las disciplinas técnicas más sujetas a cambio que otras.

Usted ha afirmado que el problema de la Universidad española no es “pedagógico” sino “educativo”, ¿a qué se refiere?, ¿cuál es la diferencia entre ambos conceptos?

Me refiero a que, en materia de innovación, tiende a ponerse el énfasis más en cuestiones metodológicas concretas, más o menos instrumentales, y menos en reflexionar sobre el sentido actual de una educación superior. No digo que lo primero, lo pedagógico, no sea importante, pero creo que no debe ser lo esencial.

¿La receta podría ser algo así como… “motivación personal” y “últimas tecnologías” interactuando?

No, no lo creo. En primer lugar dudo que podamos resumir la solución en una "receta". En segundo lugar, creo que las tecnologías no son la panacea educativa que a veces se nos trata intenta vender. La educación es una actividad entre personas, en la que las relaciones personales, entre los estudiantes, y entre los estudiantes, los profesores y el conjunto de la institución, resultan fundamentales. Lo más parecido a una "receta" sería favorecer cualquier actividad que mejore la calidad de las relaciones personales en la Universidad.

¿Qué importancia le da a la “motivación” del alumno en su expectativa de éxito en la etapa de formación universitaria?

Evidentemente, la motivación tiene un papel fundamental en el éxito de casi cualquier actividad que se emprenda. En el caso de la educación superior, en la que el alumno se ve inmerso en un proceso largo, que supone un esfuerzo continuado y creciente, la clave es sostener la motivación, lo cual, casi siempre, requiere de una adecuación de las expectativas iniciales que trae el alumno del Bachillerato. Este es uno de los frentes en los que, en estos momentos, quizás sea más necesaria la innovación, pues venimos observando que el desalineamiento entre las expectativas del alumno sobre la institución educativa, y las de ésta con respecto al alumno, es cada vez mayor.  Como consecuencia, sobreviene la frustración, tanto en los estudiantes como en los docentes, y en no pocos casos el fracaso académico.

Vamos a comentar si le parece los objetivos que se persiguen con la creación del Laboratorio de Innovación Educativa Universitaria (LIEU)…

–  Innovación disruptiva…  ¿Qué quiere decir

La innovación disruptiva es aquella que supone la destrucción o el cambio radical de un modelo anterior. Por ejemplo, el uso de los computadores en las oficinas constituyó una innovación disruptiva para la industria de las máquinas de escribir. Este término se usa, a mi juicio, de manera un tanto osada en educación. Los MOOC se han propuesto a veces como una innovación disruptiva sobre el modelo tradicional de universidad. Se está demostrando que no es así.

–  Innovar desde la globalización…  ¿Qué materias deberían conocer los universitarios para“sumergirse” con garantía de éxito en la globalización?

En primer lugar es necesario tener una idea precisa de qué es la globalización, más allá del cliché. Esto requerirá una formación específica en cuestiones de naturaleza geopolítica, ética, de liderazgo, buena gobernanza y responsabilidad social en un contexto internacional.  En segundo lugar, será necesaria la búsqueda de experiencias educativas internacionales de calidad, bien sea en instituciones académicas, o en empresas, a través de prácticas pre-profesionales en el extranjero.

–  Innovar partiendo de la realidad socioeconómica… ¿Están trabajando en que los universitarios del CEU se “certifiquen” en empresas, a modo de “doble titulación”?

Sí, una idea que estamos comenzando a implantar es la de que el estudiante, en paralelo con sus estudios de Grado, pueda irse formando de cara a lograr certificaciones profesionales relevantes en su sector. Esto favorece la conexión temprana del alumno con las demandas de la industria en la que pretende integrarse en su futuro profesional.

De momento, estas certificaciones se limitan al sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones, pero estamos explorando su implantación en otros sectores.

–   Innovar para que el titulado universitario sea un agente humanizador…  ¿Cómo se puede hacercompatible la galopante digitalización, el Big Data o la IA con los valores humanísticos?

Creemos que esa "compatibilidad" es necesaria. Todo debe servir al hombre. Para lo cual es necesario saber qué es el hombre. Sin conocimientos de antropología, de filosofía o de ética corremos el riesgo de no integrar adecuadamente, para el bien, las nuevas tecnologías que desarrollemos. Habremos fracasado.

–   Por último, ¿cómo convencería a los futuros universitarios de que eligieran para su formación este “nuevo CEU” que se presenta como pionero en Innovación Educativa?

Francamente, no creo que pudiera convencerles de nada. Me conformaría con que se convencieran ellos mismos de la importancia que tiene una adecuada experiencia universitaria sobre su desarrollo personal. Si llegan a ese convencimiento, me gustaría que pudiéramos iniciar una conversación sobre cómo adquirir, en una institución como la nuestra, esa experiencia concreta que buscan.  Nuestras Jornadas de Puertas Abiertas son el marco idóneo para tener ese tipo de conversaciones.

De interés

Artículos Relacionados