sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLos nombres que jamás serán pronunciados
Alicia Huerta / Palabras de Agua / 500 págs.

Los nombres que jamás serán pronunciados

Redacción
La vida de Silvia Salgado cambió de manera abrupta durante su infancia. Ella y su vecina Beatriz fueron secuestradas de un elegante edificio situado en la calle Alfonso XII, un hecho que conmocionó a la opinión pública del Madrid de finales de los 60. Nunca se detuvo a los culpables, Silvia tampoco los delató, por lo que la prensa de la época llegó a preguntarse qué relación unía a las dos muchachas con sus secuestradores.

Desde entonces, Silvia se ha visto obligada a convivir con un secreto que la ha ido consumiendo poco a poco y le ha granjeado la desconfianza de aquellos que la rodean. Pero hoy Silvia está dispuesta a sacar a la luz toda la verdad. Una trama que va más allá de un burdo secuestro y que involucra al SECED, los servicios secretos dirigidos por Carrero Blanco, y señala a toda la estructura política nacional e internacional de la época.

Alicia Huerta, con Los nombres que jamás serán pronunciados, se nos revela como una de las nuevas voces de la literatura contemporánea y expone sin rodeos uno de los mayores horrores que aún hoy sacude nuestra sociedad: la venta al mejor postor de niños robados.

En Los Lunes de El Imparcial, Carmen R. Santos ha dicho de esta novela: “(…) Secretos y mentiras surcan las páginas de la última entrega de Alicia Huerta, que en sus tres novelas aparecidas hasta ahora, además de proporcionarnos entretenimiento, nos lleva sagazmente a reflexionar, entre otras cuestiones, sobre lo que se esconde en la más aparentemente inocua cotidianidad, sobre el torbellino de sentimientos, no pocas veces encontrados, que agitan al ser humano, sobre el ascendiente del azar, y sobre el dolor y situaciones difíciles y la fuerza para superarlas. Con, lógicamente, distintos asuntos e historias, los tres títulos revelan algo consustancial a todo verdadero escritor como es la posesión de una cosmovisión personal impregnada de autenticidad.  La obra, ambientada desde la década de los sesenta hasta hoy, da vida a una galería de personajes creíbles, empezando por su protagonista, Silvia Salgado, que toma directamente la palabra como voz narradora en la primera parte del libro, de las dos en que está dividido. En Los nombres que jamás serán pronunciados, la escritora y pintora madrileña confirma su pericia narrativa y su habilidad para poner en pie y desarrollar una trama que absorbe al lector desde el principio al fin. Y hacerlo mediante un estilo directo y sencillo, que no necesita superfluas florituras para resultar eficaz, accesible y atractivo para los lectores. Antes de dedicarse a escribir, Alicia Huerta ejercicio la abogacía, profesión que abandonó para dar un nuevo sesgo profesional a su vida. Ha sido una suerte para la literatura que tomase esa decisión”. 

Para LITERATURA Novedad, Los nombres que jamás serán pronunciados es un thriller trepidante lleno de intrigas y escalofriantes secretos de familia 

“Hay personas que atraen los misterios como si tuvieran un imán para ellos. Eso es lo que le sucede a Silvia Salgado, una mujer a la que el destino empieza a atropellar desde que es poco más que una niña. Un secuestro extraño, del que años después ella no quiere ni hablar, marcará su vida para siempre y luego todo empieza a complicarse… aún más".

Alicia Huerta

Los nombres que jamás será pronunciados es la última novela de la abogada y escritora Alicia Huerta (´Delirios de persecución´ y ´Cosas que ocurren aunque tú no las veas´), un libro que nació para reivindicar los amores imposibles y acabó con los servicios secretos dirigidos por Carrero Blanco implicados, una compleja trama de espías y un escalofriante caso de niños robados”. según escribió en El Mundo Esther Alvarado.  

De interés

Artículos Relacionados