jueves,26 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos pensionistas salen a la calle contra el Gobierno y la prensa...
Movilizaciones en 20 ciudades, en varias con cortes de tráfi

Los pensionistas salen a la calle contra el Gobierno y la prensa pide que éste lidere más reformas

Redacción
Miles de personas se movilizaron este miércoles en una veintena de grandes ciudades bajo el lema "Contra las pensiones de miseria.No al 0,25%" para reivindicar una subida digna de las pensiones, por encima del mínimo establecido por ley, acorde con el encarecimiento de la vida y que garantice no perder poder adquisitivo. Las movilizaciones tuvieron más impacto en medios audiovisuales que en grandes diarios, aunque estos sacan editoriales a favor de nuevas reformas en línea con las del Gobierno.

La Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones convocó protestas en una treintena de ciudades, a las que se sumaron los sindicatos, que animaron a movilizarse contra la "subida de mierda" de las pensiones. En Madrid la manifestación, más multitudinaria de lo esperado, desbordó los cordones policiales previstos y llegó hasta los aledaños del Congreso, cuyo acceso fue cerrado. Varios diputados de Podemos, IU y PSOE salieron para apoyar a los manifestantes.

En Bilbao la concentración colapsó el tráfico en el centro de la ciudad. En Valencia, los manifestantes llegaron frente al Ayuntamiento y quemaron las cartas enviadas por el Gobierno para informar de la subida del 0,25% este año.

Alrededor de 400 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado hoy por el centro de Barcelona para reclamar la revalorización de las pensiones y rechazar la gestión del Gobierno en esta materia. La pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas o los cambios anunciados por el Gobierno respecto a los planes de pensiones privados han sido algunos de los motivos de la movilización, convocada por el colectivo Marea Pensionista, respaldada por los sindicatos mayoritarios. 

Marea Pensionista considera insignificante el incremento del 0,25% aplicado a las pensiones, se opone al fomento de los planes de pensiones privados y defiende un sistema público de pensiones de calidad, y ha hecho coincidir esta movilización con el Día Europeo por la Igualdad Salarial. Esta entidad anunció hace tres días que interpondrá una demanda, presentada por el Colectivo Ronda, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra el Estado por presunta vulneración del derecho a preservar el poder adquisitivo de los pensionistas. 

Las movilizaciones en defensa de unas pensiones dignas se han convocado en toda España y, en el caso de Cataluña, se han celebrado en: Barcelona, Girona, Lleida, Figueres (Girona), Mataró (Barcelona), Reus (Tarragona), Sabadell (Barcelona), Terrassa (Barcelona) y Tortosa (Tarragona).También ha habido una masiva concentración en Bilbao.

La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Carmen Barrera, reclamó "derogar la reforma de las pensiones de 2013 y volver a ligar la revalorización al IPC". "Los últimos cambios provocarán que los jubilados pierdan de media 350 euros de poder de compra al mes", señaló.

Según una "estimación confidencial" de la dirección general de Seguridad Social del Ministerio de Empleo a la que ha tenido acceso EL MUNDO, el PIB debería crecer un 4,2% anual hasta 2050 para poder subir las pensiones al ritmo del IPC sin disparar el gasto actual del sistema.

Impactos y valoraciones de la prensa 

"El malestar de los pensionistas contra el Gobierno toma la calle", titula en portada EL MUNDO. La portada de ABC habla de "la rebelión de los pensionistas". "Los jubilados salen a la calle para reclamar unas pensiones dignas", destaca también en portada LA VANGUARDIA. "Jubilados en pie de guerra", titula EL PERIÓDICO. Según LA RAZÓN, "la izquierda 'indigna' la calle". "Miles de jubilados marchan por unas pagas dignas", indica 20 MINUTOS. Pero ha tenido más impacto la movilización en medios audiovisuales.

Los resúmenes de editoriales de los principales diarios dicen:

Las pensiones, el gran desafío social(EL MUNDO): Las calles de varias ciudades se llenaron ayer de jubilados clamando por una pensión digna. "Conviene tomarse muy en serio la dimensión política de esta marea ciudadana que (…) muy probablemente seguirá echándose a la calle a partir de ahora para mantener sus reivindicaciones en el centro de la agenda mediática". "El primer destinatario de ese mensaje ha de ser el Gobierno". "No cabe alardear de buenos datos macroeconómicos si el pensionista no palpa esa mejoría en el alcance de su poder adquisitivo". Rajoy deberá reflexionar "sobre si un cierto grado de triunfalismo económico ha podido contribuir a la creación de falsas expectativas", y si su recomendación "de ahorrar para completar la prestación del Estado fue una buena idea y no una semilla de alarmismo". "El sostenimiento de un sistema público de pensiones es quizá el principal desafío social al que se enfrenta España". "Se trata de un problema de una extraordinaria complejidad que no se soluciona con cuatro proclamas demagógicas ni con argumentos de militancias trasnochadas"."Aunque sólo fuera por interés electoral, el Gobierno ha de ponerse a liderar la respuesta al reto de las pensiones en el Pacto de Toledo, sumando a la oposición y a los agentes sociales, que deberán aparcar prejuicios ideológicos y responder al desafío con su mejor disposición al acuerdo. Se hizo una vez. Llegó la hora de repetirlo".

Las pensiones deben subir más(ABC): La situación que experimenta hoy la economía española nada tiene que ver con la época de recesión y masiva destrucción de empleo que justificaba este exiguo incremento, de modo que ahora no solo es posible, sino necesario apostar por una mayor revalorización de las pensiones con el fin de que millones de españoles no pierdan poder adquisitivo durante su retiro". "El objetivo de los 20 millones de empleos en 2020 está cada vez más cerca, lo cual aliviaría de forma muy sustancial el actual agujero de las pensiones". "Todo ello constituye un punto de inflexión para subir las pensiones más allá del mínimo que establece la ley, sobre todo si se tiene en cuenta que la inflación está subiendo, a diferencia de la caída de precios registrada durante la crisis, y que muchos jubilados se han convertido en un pilar clave para el mantenimiento de los ingresos familiares. El Gobierno debería recordar que una parte importante de su electorado se encuentra en esa franja de edad, con lo que haría mal en ignorar sus legítimas y justas pretensiones. Los partidos políticos deben arremangarse para acordar cuanto antes nuevas reformas dentro del Pacto de Toledo con el fin de garantizar la sostenibilidad del modelo a largo plazo, pero la favorable coyuntura económica ya permite al menos que las pensiones registren subidas mucho más razonables".

Pensiones: reforma inaplazable(LA RAZÓN): La combinación de baja tasa de natalidad con una alta esperanza de vida y con la generalización de la robotización en los procesos industriales "aboca al sistema de pensiones a su inviabilidad, so pena de afrontar el problema sin más retrasos y, sobre todo, sin pretender cuadraturas del círculo, sólo atentas a la rentabilidad electoral de sus promotores". "No se trata de rechazar o negar la pertinencia de las manifestaciones de protesta", sino de "reclamar que no se agite miedo y se manipule la comprensible preocupación de quienes ya no dependen de sí mismos para procurarse sus ingresos como arma arrojadiza en la pugna política". No se puede ocultar que el sistema de la Seguridad Social ha entrado en déficit. A corto y medio plazo, habrá que confiar en que la recuperación económica acentúe el crecimiento del mercado laboral y permita una subida de los salarios y, por tanto, de las cotizaciones, pero a largo plazo, habrá que aceptar que el cambio en la pirámide poblacional dejará menos de un trabajador y medio por cada pensionista. "Es ante ese hecho donde los partidos políticos, los sindicatos y las organizaciones empresariales deben estar a la altura de los acontecimientos. Porque, llegado el momento, de nada servirán los parches, ni en forma de planes de pensiones privados, que deberían ir acompañados de fuertes exenciones fiscales, ni en el recurso al déficit público o a la presión fiscal, que sólo provoca, a la larga, un mayor empobrecimiento".

 

De interés

Artículos Relacionados