viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos pitos a Rey y Gobierno en Barcelona polarizan la atención días...
Rajoy se reúne con Macron, Merkel y Gentiloni en París

Los pitos a Rey y Gobierno en Barcelona polarizan la atención días después del acto antiterrorista

Redacción
Los editoriales periodísticos de este lunes, Rajoy se reúne con Macron, Merkel y Gentiloni en París, mantienen la atención mediática y política en los pitos a Rey y Gobierno de la manifestación antiterrorista del sábado, que también polarizan la atención en redes. Mensajes destacados son "El independentismo no respetó a las víctimas"(EL MUNDO), "La Generalitat saca rédito de los atentados para su proceso rupturista" (ABC) y"El proceso independentista no se puede relanzar sobre muertos"(LA RAZÓN)

Aunque han pasado dos días y Rajoy se reúne este lunes hoy en París con sus tres principales pares europeos (Macron, Merkel y Gentiloni) para tratar sobre cooperación antiterrorista, las redes sociales como la prensa impresa y  el debate político siguen polarizadas en los vínculos entre el proceso independentista y los pitos y abucheos a Rey y Gobierno cuando el sábado más de medio medio millón de personas se concentraron en Barcelona en una manifestación contra el terrorismo, bajo el lema "No tengo miedo". La foto de arriba, circulada en redes sociales, parece indicar que España es diferente a París y Londres hasta en sus manifestaciones antiterroristas. 

La marcha, presidida por representantes de cuerpos policiales, servicios de emergencias, comerciantes y vecinos, transcurrió con normalidad por el Paseo de Gracia hasta llegar a la Plaza de Cataluña, donde concluyó con la lectura de varios comunicados. A la manifestación acudió una amplia representación institucional, encabezada por el Rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Carles Puigdemont. Según reflejan ampliamente los diarios, el Rey y el presidente del Gobierno fueron recibidos con una sonora pitada, abucheos y gritos de "¡fuera, fuera¡" tanto a su llegada como en algunos tramos de la manifestación.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió al término de la manifestación, que no se "magnifiquen" los abucheos y pitidos que recibió el Rey, sino que se valore "el clamor por la paz" que se pudo sentir a lo largo del recorrido. "La gente se ha expresado con libertad, con convivencia y con paz", añadió Puigdemont, que reconoció sentir una sensación "agridulce", de alegría por el éxito de la concentración y de tristeza, al recordar a las víctimas de los atentados. Desde su cuenta de Twitter, Mariano Rajoy, señaló que estuvo en Barcelona "con las víctimas y por la paz". Lo mismo hizo el líder del PSOE, Pedro Sánchez, subrayando su presencia en la Ciudad Condal "en defensa de la paz y la convivencia".

Sin embargo, ya el domingo, las manifestaciones contra el terrorismo en Barcelona, Ripoll y otras ciudades de España debajan como mensajes destacados en los editoriales de la prensa estos titulares: "El fanatismo independentista rompió la unidad" (EL PAÍS), "Los independentistas ensuciaron el dolor colectivo" (EL MUNDO), "No era día para esteladas sino para pedir el fin del terrorismo" (ABC), "La unidad fue un espejismo" (LA RAZÓN), "La tensión política empañó la respuesta unitaria" (LA VANGUARDIA), y "Marcha por la paz desvirtuada" (EL PERIÓDICO).

El domingo también, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, apostaba horas después por realizar "una transición corta, muy dialogada y muy negociada, pero corta" si la opción vencedora en el referéndum que prevé celebrar el 1 de octubre es favorable a la independencia. En este sentido, el dirigente catalán aboga en declaraciones a El Nacional.cat por avanzar rápidamente hacia la creación de un Estado catalán "y si quedan aspectos que se tienen que ir trabajando con mucha calma, que se vayan trabajando en comisiones paritarias o tripartitas, con la UE, el Estado español y Cataluña". En su opinión, el 1-O se celebrará y la "garantía básica" que acompañará la votación será la ley del referéndum, que aprobará el Parlamento catalán "con el tiempo suficiente para permitir la convocatoria".

Mariano Rajoy reclamó desde el Gobierno central  a Carles Puigdemont que "renuncie a sus planes de ruptura, división y radicalidad" o se atenga a las consecuencias legales y penales. Frente al desafío independentista, dijo el jefe del Ejecutivo, "en nuestras manos está defender la soberanía nacional, la Constitución y la legalidad". Rajoy también se refirió a los pitos y abucheos dedicados al Rey y al Gobierno en la manifestación contra el terrorismo celebrada en Barcelona: "Estuvimos donde teníamos que estar, estamos orgullosos de haber estado allí y de que estuviera también el Jefe de Estado". "Las afrentas de algunos no las hemos escuchado", subrayó.

La ANC se infiltró en la organización de la manifestación 

La prensa alimenta este lunes nuevamente los vínculos entre los pitos y el proceso. EL MUNDO destaca hoy en su portada que voluntarios de la ANC se infiltraron sin ninguna dificultad en la organización de la manifestación contra el terrorismo celebrada ayer en Barcelona. Según el diario, estos voluntarios controlaron la seguridad del acto, colgaron esteladas y repartieron 70.000 flores.

LA RAZÓN afirma que fueron Carles Puigdemont y Ada Colau quienes asignaron los puestos estratégicos a los "reventadores" de la ANC.

LA VANGUARDIA, en esta línea, afirma en su primera página que el Gobierno está convencido de que se les organizó "una encerrona" y responsabiliza a la Generalitat de favorecer la protesta contra el Rey y el PP.

Reunión de 4 líderes europeos en París

Rajoy acude este lunes a París entre nuevos ecos de prensa como los indicados para reunirse con Emmanuel Macron, el presidente de Francia; Angela Merkel, la canciller de Alemania, y Paolo Gentiloni, el presidente de Italia. A petición del presidente español, la lucha contra el terrorismo ocupará un lugar principal en esta reunión, como prólogo del Consejo Europeo del próximo mes de septiembre.

Según fuentes de La Moncloa, el presidente del Gobierno español quiere impulsar una declaración conjunta de los líderes de los cuatro países reunidos en París en contra del terrorismo. Rajoy, además, abogará por mejorar la coordinación de los socios europeos en materia antiterrorista. El presidente español considera que los servicios de inteligencia de las principales potencias europeas deben intercambiar más información para combatir una amenaza que define como global.

Además de las cuestiones relacionadas con el terrorismo, en la mini cumbre de París se pretende hacer un reconocimiento especial al papel fundamental que tienen los países del norte de África en la lucha contra la inmigración irregular y las bandas de tráfico de personas. También se abordará el proceso de desconexión del Reino Unido de la UE, con el objetivo de potenciar la protección de los derechos e intereses de los ciudadanos europeos y acelerar la liquidación financiera de las obligaciones del Reino Unido.

Rajoy, destaca EL PAÍS, descarta emplear la reunión con sus homólogos de Francia, Alemania e Italia para promover una declaración conjunta sobre Cataluña, puesto que considera que el reto independentista debe mantenerse en una esfera estrictamente nacional, según fuentes de su equipo.

De interés

Artículos Relacionados