viernes,21 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos populares ganan a los socialistas por tres puntos y ambos pierden...
El voto de castigo aviva la puja por presidir la Comisión

Los populares ganan a los socialistas por tres puntos y ambos pierden apoyo en toda la UE

Redacción
Populares y socialistas perdieron ayer en España, por primera vez, la mitad del electorado, al quedar sus respectivas cuotas en el 26,06% y 23%, diferencia de tres puntos similar a la registrada en toda Europa, donde los socialdemócratas de Martin Schultz que apoyan en Alemania a Ángela Merkel aspìran todavía a presidir con el 24,77% del electorado la Comisión de la UE pese al 28,23% de los populares encabezados por Jean Claudie Juncker. Una alianza eurófoba llegará al Parlamento de Bruselas.

La participación en el conjunto de España en las elecciones Europeas de ayer alcanzó el 45,84% del censo, casi un punto por encima de la registrada en los anteriores comicios de 2009, cuando se situó en el 44,90%. Gracias al fuerte aumento en Cataluña, el índice de participación español supera al registrado en el conjunto de la Unión Europea, que fue del 43,09%, según los datos facilitados por el Parlamento Europeo. En Cataluña votaron el 47,44% de los censados,  diez puntos más que en 2009, cuando la participación fue del 36,94%.

Los dos partidos mayoritarios pierden en conjunto más de cinco millones de votos respecto a los anteriores comicios de 2009, más del 30% del total, y 17 escaños, pues el PP queda en 16 y el PSOE en 14. La Izquierda Plural es la principal beneficiada del hundimiento del bipartidismo y se sitúa como tercera fuerza política nacional en el Parlamento Europeo, al pasar de 2 a 6 diputados, gracias al 10% de los votos. Pero la sorpresa la dio Podemos, que logró el 8% de los votos y cinco eurodiputados en su primera cita electoral.

España y Alemania, con menor desgaste

La Coalición por Europa que integra a CiU y PNV mantiene sus tres eurodiputados con el 5,44% de los votos, a pesar de que es desplazada de la tercera a la quinta fuerza política más apoyada. L´Esquerra pel Dret a Decidir de ERC fue la candidatura más votada en Cataluña (23,67% frente al 21,86% de CiU) y obtuvo el 4% en el conjunto de España, gracias a los cuales sube de uno a dos su número de eurodiputados. Ciudadanos entrará por primera vez en la Eurocámara con dos diputados, gracias al 3,16% de los votos logrados ayer. La coalición Los Pueblos Deciden, en la que se integra EH Bildu, consiguió el 2,07% de los votos y un escaño. La representación española la completa la coalición Primavera Europea, encabezada por Equo y Compromís, que tendrá un eurodiputado gracias al 1,9% de los votos logrados ayer.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, celebró anoche la victoria de su partido en las elecciones europeas y destacó que España, junto con Alemania, son los dos únicos grandes países de la UE en los que ha ganado el partido que gobierna, pese a los esfuerzos requeridos a los ciudadanos para hacer frente a la crisis. Pese a que los populares rehusaron celebrar su victoria en el balcón de su sede nacional de la madrileña calle Ferraz, Cospedal comentó a los medios de comunicación que es "una buena noticia" después de dos años y medio de trabajo del Gobierno en una "situación muy complicada", de "tomar decisiones impopulares" y de "exigir muchos esfuerzos a los españoles". Además, destacó que el PP ha aumentado la ventaja que sacó al PSOE en los anteriores comicios de 2014.

A pesar de haber perdido ocho escaños y dos millones de votos, el cabeza de lista del PP al Parlamento Europeo, Miguel Arias Cañete, mostró anoche su satisfacción por la victoria conseguida tras una campaña "ciertamente dura". "Nos propusimos ganar las elecciones y hemos cumplido el objetivo", afirmó. Cañete aseguró que a partir de hoy empezará a trabajar en la UE "para configurar un grupo parlamentario potente" que le permita cumplir con el programa con que ha concurrido a estos comicios. En este sentido, adelantó que los populares españoles serán decisivos a la hora de designar al presidente de la Comisión y configurar el Gobierno comunitario.

El resultado del PSOE, "muy malo"

Tras conseguir 16 puntos menos que en los comicios de 2004 y perder nueve escaños en el Parlamento Europeo, la cabeza de lista del PSOE, Elena Valenciano, admitió anoche que los socialistas han obtenido un "muy mal resultado" electoral y adelantó que la Ejecutiva Federal se reunirá hoy para analizar las consecuencias y adoptar las "decisiones que pudieran derivarse". Preguntada por los periodistas si cree que el peor resultado obtenido por el PSOE en unas elecciones debería llevar a la dimisión de la actual dirección y al adelanto de las primarias socialistas previstas para el próximo noviembre, Valenciano no descartó nada y dijo que secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, comparecerá hoy ante los medios de comunicación "tras haber escuchado a todo el mundo" y una vez "hechos los oportunos análisis y reflexiones" que tiene que compartir la dirección del partido.

Sobre si los dos grandes partidos nacionales deberían analizar el estado y el futuro del bipartidismo, Valenciano señaló que el PSOE va a "reflexionar" y lo va a hacer "profundamente mañana mismo", pero añadió que no se podrá hacer "conjuntamente" porque el PP se ha mostrado "muy satisfecho" con sus resultados. En su opinión, sería "muy importante" que los partidos democráticos europeos hagan "una profunda reflexión para salir al paso de lo que está sucediendo, que es una desafección enorme y creciente entre las instituciones y los ciudadanos".

IU y Podemos: diferencias en la "derrota del bipartidismo"

El cabeza de lista de Izquierda Plural, Willy Meyer, se declaró anoche "muy satisfecho" con el resultado electoral porque, según dijo, el principal objetivo era la "derrota del bipartidismo" y "se ha cumplido". "Hemos librado una batalla muy importante. El PP y el PSOE han perdido de forma estrepitosa estas elecciones", afirmó, augurando que después de estos comicios "se abre un nuevo tiempo en Europa". En la misma línea, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, dijo que "la izquierda sube, el bipartidismo baja" y España "empieza a cambiar el paso". En su opinión, tras los resultados de las elecciones europeas Mariano Rajoy "es un presidente que no tiene ninguna legitimidad". "Le toca presentar dimisión, disolver las Cortes y convocar elecciones generales", afirmó.

El cabeza de lista de Podemos, Pablo Iglesias, celebró anoche el más de 1,2 millón de votos logrados en los comicios de ayer, que le permitirán sentarse en el Parlamento Europeo junto a otros cuatro compañeros de formación tan sólo tres meses de la creación del partido. Pese a la euforia por su magnífico resultado electoral, Iglesias llamó a sus seguidores "a la calma" porque, según dijo, siguen "mandando los mismos "partidos de la casta", pese a haber obtenido "el peor resultado electoral de su historia". El líder de Podemos aseguró que hoy mismo empezarán a trabajar con otras fuerzas políticas para lograr su objetivo de formar una "alternativa de Gobierno en España". "Mañana seguirá habiendo seis millones de parados y desahucios por lo que, a partir de mañana, trabajaremos con otros partidos del sur de Europa para decir que no queremos ser una colonia de Alemania", afirmó.

UPyD y ERC, determinantes en España y Cataluña 

La líder de UPyD, Rosa Díez, destacó anoche el ascenso de su formación respecto a las generales de 2011 (del 4,5% de los votos pasa al 6,5%) y auguró que ese aumento de la confianza de los ciudadanos será "determinante" en un futuro próximo. "Este partido va a representar mucho para el conjunto de España dentro de muy poquito", afirmó. "Es una noche victoriosa para las ideas de progreso, de limpieza y regeneración democrática, de defensa de una Europa social y también de una España unida y fuerte", prosiguió Díez, que resumió así su visión de lo sucedido en la jornada electoral: "No había un debate entre izquierda y derecha, sino entre decencia y lo que no es decencia". En la misma línea, el cabeza de lista de UPyD, Francisco Sosa Wagner, dijo que su formación está "en una posición magnífica para acabar con un país enfangado en unos niveles insoportables de corrupción, y la ciudadanía ha castigado, por fin, todo esto".

ERC ganó ayer en Cataluña unas elecciones por primera vez desde la Segunda República, hecho que fue interpretado por su líder, Oriol Junqueras, como un "paso más" hacia la independencia y la celebración de la consulta soberanista del 9 de noviembre. En una comparecencia ante los medios, Junqueras garantizó que la victoria de los republicanos, por delante de CiU, no afectará ni a las relaciones entre ambos partidos ni al pacto de gobernabilidad: "Ponemos este resultado al servicio de la estabilidad institucional del país y a la celebración de la consulta", afirmó.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, destacó anoche el crecimiento conjunto de CiU, ERC e ICV, pese a que su formación desciende en número de votos respecto a los anteriores comicios de 2009. "El resultado refuerza el proceso de la consulta y el hecho de que queremos votar el 9 de noviembre. Es un mensaje potente a Madrid y también a Bruselas. Teniendo en cuenta esto, todo sigue adelante. ¡Ni un paso atrás!", afirmó. Sin embargo, lamentó que ERC no aceptara presentarse a las elecciones en una lista común en defensa de la consulta: "Si hubiésemos ido juntos, la única lectura sería que habríamos obtenido mayoría absoluta".

Avanzan euroescépticos y ultraderecha

Los grupos euroescépticos tendrán una importante presencia en el nuevo Parlamento Europeo, en el que el grupo mayoritario seguirá siendo el Partido Popular Europeo, vencedor de los comicios celebrados ayer en los 28 estados de la Unión, aunque también sufrió un considerable descenso de votos y escaños respecto a los anteriores comicios de 2009. El PPE logró 212 de los 751 escaños que forman el Parlamento de Bruselas, lo que le obligará a negociar con otras formaciones políticas para que su candidato, Jean-Claude Juncker, pueda presidir la próxima Comisión Europea. En medio de una alta abstención, pues solo cuatro de cada diez europeos fueron a las urnas, los dos grandes partidos dominantes en la Eurocámara, conservadores y socialistas, perdieron representación en favor de las fuerzas euroescépticas, que sumaron un centenar de parlamentarios. Esa baja participación en las elecciones, que superó el 50% en siete países, favoreció un incremento en la representación de los partidos de extrema derecha y los partidos populistas. Estas fuerzas políticas podrían llegar a sumar alrededor de 130 escaños, el 17% del total.

El ultraderechista Frente Nacional francés, liderado por Marine Le Pen, ganó ayer las elecciones europeas con el 25% de los votos, situándose por delante de los conservadores de la UMP (20,6%) y del Partido Socialista (13,8%). Le Pen anunció anoche que negociará con otras formaciones para formar una alianza eurófoba en el Parlamento de Bruselas. "El pueblo soberano ha hablado alto y claro y clamado que quiere recuperar las riendas de su destino", afirmó tras instar a la disolución de la Asamblea Nacional francesa. El primer ministro francés, Manuel Valls, calificó de "tsunami político" el triunfo de Frente Nacional y anunció que el presidente de la República, François Hollande, ha convocado reunión de urgencia de su gabinete para examinar la nueva situación política del país.

 

 

 


De interés

Artículos Relacionados