miércoles,18 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos rectores niegan que las universidades sean ineficientes
La CRUE contraataca

Los rectores niegan que las universidades sean ineficientes

ibercampus.info
A los rectores de las universidades españolas parece no haberles gustado nada las conclusiones del informe ´CYD 2010 presentado la semana pasada y recogido por diversos medios –entre ellos ibercampus- en el que se indicaba que las ineficiencias del sistema universitario español cuestan al Estado en torno a 2.100 millones de euros. Esa afirmación, "además de carecer de rigor, crea en la sociedad una alarma injustificada y aleja de la Universidad la posibilidad de atraer inversiones y recursos que potencien una adecuada gestión del conocimiento", dice una nota de la Conferencia de Rectores de la Universidades Españolas (CRUE).

 

Esta es la respuesta de la CRUE a la publicación del informe ´CYD 2010. La contribución de las universidades al desarrollo´, que señala que "las titulaciones universitarias con menos de 50 estudiantes, que representan un 42 por ciento del total de la oferta en España, y el elevado número de profesores por alumno (nueve por cada cien) frente a los países adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) supone un sobrecoste de 2.100 millones de euros al año al Estado".

Así, la CRUE defiende que las universidades han realizado "esfuerzos importantes para cumplir los objetivos pedagógico", ya que "la adaptación de títulos no sólo ha representado un esfuerzo internos muy notable de formación, análisis y proyección, sino que, además, se han gastado muchos recursos económicos en adecuar espacios docentes y en mejorar los servicios a los estudiantes".

"La adaptación al EEES se ha realizado a través de un proceso de equilibrio entre la intensidad docente y la optimización de los recursos existentes. Para ofrecer una enseñanza de calidad se requiere una mayor atención personalizada, lo que significa, indudablemente, más dedicación docente", ha explicado. Asimismo, recuerda que el Sistema Universitario Público Español está formado por universidades investigadoras, que imparten formación y generan conocimiento.

Por este motivo, necesitan más Personal Docente Investigador que aquellas que sólo se dedican a la formación, según afirma la CRUE, al tiempo que asegura que "no es correcto tomar como referencia la media de seis docentes que registran los países plenamente adaptados al EEES porque las universidades europeas que se dedican a la investigación y a la formación, como sucede en España, destinan diez docentes por cada cien alumnos, una cifra mayor que la de las universidades españolas".

La CRUE también considera "absolutamente necesario" un trabajo consensuado por la gestión del conocimiento a nivel de Estado, en el que todos los agentes implicados asuman el compromiso de colaborar juntos como parte de una sociedad integral, en un marco de lealtad, confianza y respeto. Asimismo, califica de "fundamental la contribución de las universidades españolas para el desarrollo social y económico, como demuestran varios estudios externos a la Universidad".

Además, defiende que después de la reducción presupuestaria debida a la crisis económica y a los recortes la Universidad "ha sabido realizar de forma eficiente y nada traumática la mayor transición educativa de la historia, la adaptación de los estudios del EEES, tratando de adecuar la oferta y la demanda". "Mientras que el número de alumnos de nuevo ingreso ha aumentado un diez por ciento, la oferta de títulos de grado se ha recudido un 12 por ciento", ha concretado.

UNIVERSIDADES EFICIENTES Y PRODUCTIVAS

Por otro lado, la CRUE apunta que las universidades españolas "son eminentemente eficientes y productivas en relación con la inversión en I+D+i –un 1,38 por ciento del Producto Interior Bruto español (PIB)–, ya que concentran los dos tercios de toda la producción científica española a nivel mundial, que es de un 3,4 por ciento, con una calidad que superar en un 15 por ciento a la media". "Relacionando la producción científica por habitante con el porcentaje de gasto en I+D+i, resultamos ser uno de los cuatro sistemas más eficiente del mundo", ha añadido.

Finalmente, afirma que las universidades "son capaces de generar en su entorno un número de puestos de trabajo que multiplica por cuatro sus empleos directos; que la tasa de empleo juvenil "sólo afecta a un diez por ciento de los titulados superiores"; y que la tasa de sobrecualificación de los graduados españoles diez veces superior a la media europea que señala el informe ´CYD 2010´ "no es un reflejo de un nivel de formación inadecuado, sino de que se necesita un mayor impulso innovador en la sociedad para aprovechar al máximo las capacidades de las personas formadas".

 

 

De interés

Artículos Relacionados