lunes,25 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos rectores piden que la acreditación del profesorado tenga carácter indefinido
Reforma

Los rectores piden que la acreditación del profesorado tenga carácter indefinido

ibercampus.info
Dos fueron los principales puntos de debate en el seno del Pleno del Consejo de Universidades celebrado ayer y en cuyo orden del día figuraba el decreto del Ministerio de Educación que regula el nuevo sistema de acreditación de los profesores universitarios, en sustitución de la habilitación. Por un lado, los rectores mostraron su desacuerdo con que la mencionada acreditación tenga una duración de seis años, como propone el ministerio. Por otro lado, el otro tema que suscitó mayor debate fue la composición de las comisiones evaluadoras, que el ministerio considera que ha de ser por designación y los rectores, por sorteo.

Tal y como publicaba ayer Ibercampus, la ministra de Educación mostraba ante los medios su satisfacción por la reunión del Pleno del Consejo de Universidades en la que según afirmó, lo rectores mostraron su apoyo “absoluto” al Proyecto de Real Decreto de acreditación nacional y del proyecto de Real Decreto de concursos de acceso a los cuerpos docentes universitarios. No obstante, Cabrera hablaba de que las universidades habían sugerido al Ministerio de Educación y Ciencia posibles mejoras técnicas al proyecto.

Dichas “mejoras técnicas” se recogen en un texto de cinco folios que la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas presentó en el Consejo. En ellos se indica que la CRUE es consciente de “la importancia, la necesidad y la urgencia” de estos Reales Decretos y de las mejoras que suponen en el proceso de selección del profesorado universitario y que por ello, hace “una valoración general positiva de los mismos” tanto por sus planteamientos como por sus orientaciones, pero propone simultáneamente una “amplia serie de mejoras”.

Una de ellas tiene que ver con el hecho de que el ministerio establece que la mencionada acreditación tenga una duración de seis años, una vez transcurridos, el docente deberá de presentarse a una nueva evaluación. Al respecto, la CRUE considera que la acreditación positiva “no debe tener caducidad para no introducir discriminaciones respecto a la acreditación de otras figuras de profesorado contratado”.

Por otra parte, otra de las principales quejas de los rectores se refirió a las Comisiones de Acreditación, ya que según estos “deberían componerse por sorteo y no mediante un procedimiento de designación”.

Asimismo, los representantes de las universidades consideran que las ramas propuestas son excesivamente amplias y que “habría que dividirlas prudentemente a fin de garantizar la coherencia académica y la propia capacidad de evaluación de las Comisiones”. También habría que clarificar para qué se acredita el solicitante y permitir que éste exprese el ámbito académico en el que desea ser evaluado.

Las observaciones de la CRUE platean igualmente algunas revisiones de los baremos propuestos, para ponderar adecuadamente la docencia, para garantizar el rigor de esa valoración y para distinguir más adecuadamente entre los niveles exigibles para la acreditación de Titular y de Catedrático de Universidad.

De interés

Artículos Relacionados