sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos trabajadores rinden más cuando emigran
Andor defiende la libre circulación de trabajadores

Los trabajadores rinden más cuando emigran

Redacción
"Los trabajadores móviles son económicamente más activos que los nacionales y piden menos ayudas públicas". Así lo afirma el comisario europeo de Empleo, Laszlo Andor, en respuesta a los argumentos populistas anti inmigración que han ido surgiendo en los últimos meses en países donde la residencia está altamente demandada, como Reino Unido y Holanda.

Andor se expresó así durante el debate celebrado en el Parlamento Europeo sobre el derecho a la libre circulación en la UE tras la polémica en Reino Unido por el acceso de rumanos y búlgaros a los mercados laborales de los Veintiocho.

En ese país ha habido críticas por el presunto abuso de rumanos y búlgaros de los sistemas de seguridad social de otros países de la UE.

"Ningún país ha proporcionado ninguna prueba de abusos de sus sistemas sociales por parte de personas de otros países", afirmó Andor, que señaló que "cuando un europeo va a otro país va donde hay trabajo, no tiene en cuenta qué sistemas de seguridad social se encontrará".

El comisario europeo de Empleo apostó por poner en marcha en los próximos meses una guía de buenas prácticas para que los Veintiocho apliquen normas comunes en materia de seguridad social y protegerles de posibles abusos en sus países de acogida.

Andor y la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, defendieron en un debate en la Eurocámara las virtudes de la libre circulación de trabajadores y afirmaron que ya existen instrumentos para evitar que se cometan abusos del sistema.

"Ya existen todas las salvaguardas para evitar la sobrecarga de de países anfitriones en sus sistemas de seguridad social. Hay que luchar contra percepciones que van en sentido contrario y que no son veraces", dijo Reding.

La libre circulación de trabajadores consiguió formalizarse el pasado 1 de enero, después de que varios países, especialmente Reino Unido, se resistieran a abrir su mercado laboral bajo el discurso euroescéptico de una presunta llegada masiva de inmigrantes y el supuesto abuso de su sistema de seguridad social.

El Gobierno del primer ministro británico, David Cameron, adoptó medidas para limitar el régimen de beneficios sociales del que podían disfrutar hasta ahora los ciudadanos procedentes de otro país comunitario para en última instancia desalentar la inmigración dentro de la UE.

De interés

Artículos Relacionados