miércoles,26 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLOS USURPADORES. Cómo las empresas transnacionales toman el poder
Susan George / Icaria Antrazyt / 208 págs. / 17 €

LOS USURPADORES. Cómo las empresas transnacionales toman el poder

Redacción
Susan George, cuyos libros son referencia para los indignados españoles, como José Luís Sampedro y Stéphane Hessel, aunque logra mayor resonancia mundial. Explica cómo consiguen "los usurpadores" imponer su poder hasta en política: tienen mucho dinero, están muy bien organizados, acceden a los políticos y pagan mucho a los lobistas. Tienen así mucha presencia en los gobiernos, y más capacidad de influencia que ninguna ONG. Están en todos los comités de expertos europeos. E imponen su dictado.

La editorial Icaria, que publica gratuitamente la introducción y el índice de la obra, responde en la presentación de la obra quiénes son los usurpadores: Lobistas al servicio de una empresa o de un sector industrial, ejecutivos de empresas trasnacionales, cuya cifra de negocios es superior a la suma del PIB de varios países en los que operan, instancias quasi estatales, cuya conexión tentacular se despliega más allá de las fronteras nacionales. Dice que esos usurpadores se introducen en los negocios del mundo a golpe de inversiones y de puertas giratorias, se infiltran en Naciones Unidas y, bajo la batuta de Davos, trabajan para crear un mundo a su imagen. Ellos son los que deciden el contenido de los tratados comerciales estratégicos, como el actual TTIP, negociados en el mayor secreto, y siempre bajo la mirada atenta de los representantes del sector privado.

«Lectoras, lectores, espero que os sintáis adecuada y confiadamente informados sobre el poder ilegítimo que ha reptado hasta lo más hondo de nuestras instituciones y de nuestras vidas. El conocimiento es siempre el primer e indispensable antídoto cuando nos sentimos manipulados —¡que lo estamos!— e impotentes. Sin el conocimiento nada podemos hacer, pero en sí mismo no es suficiente, es solo un primer paso. Este conocimiento debe servir para contribuir a crear movimientos sociales y apoyar campañas para cambiar la situación actual.»  

"No es solo su tamaño ni su enorme riqueza y sus activos lo que convierte a las transnacionales en un peligro para la democracia. También lo son su concentración y su cohesión, su cooperación y su capacidad para influir, infiltrar y en algunos casos reemplazar gobiernos. Están actuando como unagenuina autoridad internacional con el fin de defender sus intereses comerciales, su poder y sus beneficios en contra del bien común. Comparten un mismo lenguaje, una ideología común e idénticas ambiciones, que nos afectan a todos. Los ciudadanos que valoran la democracia no pueden permitirseignorar este peligro", dice Susan George, cuya presentación de "Los usurpadores" en España puede seguirse por el siguiente vídeo:

La autora justifica en la introducción de su libro «El ascenso de la autoridad ilegítima» de los usurpadores del poder y de la democracia en los siquientes términos: 

"Como prácticamente toda mi obra, este libro trata del poder: quiénes lo detentan, cómo lo usan y con qué fines. El poder de las transnacionales se basa en una ideología, manifiesta o tácita, llamada neoliberalismo, que es en sí misma profundamente ilegítima y antidemocrática. Pretendo explicar esto con lujo de detalle y haré algunas 17 distinciones breves entre qué autoridad es legítima y democrática y cuál no lo es. Estas diferencias pueden parecer obvias, pero a menudo también están ocultas. Estas pocas páginas serán solo un rápido recordatorio, pues los lectores pueden ser ya bien conscientes de los principios involucrados. En segundo término, explicaré por qué creo que la evidencia demuestra que la autoridad ilegítima está en ascenso, a la vez que la democracia se encuentra en serio riesgo de sucumbir a la enfermedad de la ideología neoliberal. Son los occidentales quienes muy especialmente viven donde esta ideología está más arraigada, siendo protagonistas de una batalla entre dos modelos de pensamiento y de conducta. Deben escoger entre la herencia de la Ilustración, desarrollada a partir del siglo XVIII, por una parte, y por la otra lo que yo denomino la Gran Regresión Neoliberal. He escrito con más detalle sobre la perniciosa expansión del neoliberalismo en libros anteriores (…) El resto del libro aporta ejemplos concretos sobre cómo las funciones del gobierno legítimo son paulatinamente asumidas por agentes y organizaciones ilegítimas, no elegidas y opacas; y esta lista se amplía constantemente. No podemos brindarle un tratamiento exhaustivo, pero al menos trataré de demostrar que ciertos patrones y evoluciones merecen ser tenidos en cuenta. El foco estará puesto sobre un poder que soslaya el deber de rendir cuentas, al que no se le exige que informe a nadie sobre sus actividades, y que, al resultar difícil de percibir y comprender, es también difícil de contrarrestar. Si alguna vez esperamos tener a las corporaciones dominantes bajo control, primero deberemos estar de acuerdo y convencidos de los fundamentos filosóficos y éticos sobre los que se sustentan nuestras reivindicaciones".

Libros anteriores de Susan George publicados en español son Enferma anda la tierra (IEPALA, 1987), La trampa de la deuda: Tercer Mundo y dependencia (IEPALA, 1990),  El informe Lugano (Icaria, 2001, aparecido en inglés en 1999 ), Pongamos la OMC en su sitio (Icaria, 2002), La Globalización Liberal (con Martin Wolf, Anagrama, 2003),  La Globalización de Los Derechos Humanos (con Noam Chomsky, Crítica [Grijalbo Mondadori], 2004), Otro mundo es posible si… (Icaria, 2004),  El pensamiento secuestrado: Cómo la derecha laica y la religiosa se han apoderado de Estados Unidos (Icaria, 2007),  Sus crisis, nuestras soluciones (Icaria, 2010), y El Informe Lugano II. Esta vez vamos a liquidar la democracia (Deusto Ediciones, 2012). 

De interés

Artículos Relacionados