lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaMacron, contra las dudas de Europa sobre su futuro, "una suerte de...
La economía española sigue impulsada por la expansión de BCE

Macron, contra las dudas de Europa sobre su futuro, «una suerte de guerra civil europea»

Redacción
El presidente francés, Emmanuel Macron, al presentar este martes en la Eurocámara en Estrasburgo su idea de Europa, apenas dos días después de las diferencias entre países suscitadas por su apoyo y el de Inglaterra a los segundos bombardeos de Trump a Siria, admitió "dudas en el seno de Europa" sobre qué hacer para asentar su futuro, "una suerte de guerra civil europea".La economía española sigue entre tanto impulsada por la expansión de BCE y podrá crecer este año otro 2,8%, según el FMI.

En un debate en el Parlamento Europeo, Macron concretó su oferta para relanzar Europa y frenar el nacionalpopulismo: defender el "renacimiento" de la soberanía europea para superar los egoísmos nacionales y "la autoridad de la democracia" frente a cualquier deriva autoritaria, reconociendo que la Unión Europea ha encallado por la burocracia, la pérdida de peso global y la falta de altura de sus líderes.

El problema más reciente aparte de reproducir ante los bombardeos de Siria la tradicional división exterior es de visión económica: el nuevo Gobierno alemán ha enfriado su apoyo al  impulso de  la moneda única con la creación de un presupuesto y un ministro de Finanzas comunes. El Brexit, la victoria de fuerzas nacionalistas y populistas en Hungría e Italia, la imprevisibilidad de Estados Unidos y el autoritarismo de la Rusia de Vladímir Putin cuestionan, según el presidente francés, el orden multilateral que tradicionalmente ha encarnado Europa, y desafían la tradición de las democracias liberales.

La ola populista, según el diagnóstico de Macron reproducido por EL PAIS, se explica en parte porque las élites han dado la espalda a los ciudadanos, del mismo modo que, según el ensayo La traición de los clérigos, del intelectual Julien Benda, publicado en los años veinte, los "clérigos" de su tiempo renunciaron a los valores humanistas y su integridad para entregarse a los brazos de las ideologías del momento.

Sin embargo, la ambición de Macron en aras de actualizar el proyecto comunitario necesita que París encuentre eco en el resto de la UE y se materialice con reformas viables, según EL MUNDO. Pero EL PAIS ve también que Macron está más solo que acompañado en Europa: se vio en el Parlamento Europeo, donde su partido, La República en marcha, carece de diputados, y su único aliado es probablemente el Grupo Liberal. Y lo está cuando intenta tejer alianzas para "refundar" la UE. La altura retórica de su discurso contrasta con la aridez del día a día europeo.

El presidente francés vio las elecciones presidenciales de mayo de 2017 como un combate europeoY describió dos bandos: “quienes quieren una Europa que ya no propone nada, los que quieren una Europa del repliegue, los que quieren una Europa de la rutina", contra "quienes están dispuestos a impulsar una Europa de la ambición, de una soberanía reinventada, una democracia viva en la que creemos". 

Macron llamó  a defender "con firmeza" la democracia frente a la tentación "autoritaria" de algunos países. El líder francés llamó al Parlamento Europeo a construir "una nueva soberanía europea" frente al auge de "egoísmos nacionales" y de una "fascinación liberal", al tiempo que defendió el proyecto y la identidad europea, que definió como "la mejor opción" para enfrentarse a esas amenazas.

El presidente francés destacó que su intervención se inscribe en un contexto "particular" caracterizado por las "dudas en el seno de Europa", que calificó como "una suerte de guerra civil europea", en la que reaparecen "los egoísmos nacionales" frente a las cuestiones que unen a los socios comunitarios. Dibujó así un continente dividido entre las "democracias iliberales", que amenazan el modelo europeo, y las "democracias liberales", que deben escuchar "la cólera del pueblo" si quieren evitar el desguace del proyecto común. "No quiero pertenecer a una generación de sonámbulos, a una generación que ha olvidado su propio pasado", dijo.

Por otra parte, interpelado durante el turno de preguntas por el socialista Ramón Jáuregui, sobre las regiones que quieren separarse del Estado miembro al que pertenecen, Macron advirtió de que "hay que respetar las constituciones que la gente ha elegido, gusten o no". "La soberanía en la UE se expresa a nivel estatal. La Constitución no puede trocearse, la soberanía puede deshacerse al menos hasta que el pueblo entero lo decida", añadió.

En ese turno, según EL PAIS, los reproches fueron de menos a más. Desde el aviso amable, pero significativo, del alemán Manfred Weber, jefe del Partido Popular Europeo, sobre la inutilidad de "inventar nada nuevo" en Europa y la necesidad aplicar la democracia parlamentaria europea ya existente, hasta los discursos nacionalistas y euroescépticos de los eurodiputados de la derecha extrema francesa, pasando por varias críticas a la intervención militar en Siria. Los apoyos más claros provinieron del liberal de Guy Verhofstadt y, con reparos, del socialdemócrata alemán Udo Bullmann, una señal ante las posibles alianzas que el presidente francés puede encontrar en las elecciones europeas de 2019. Será el momento de medir la capacidad del Macron para trasladar a Europa su combate francés. La hipótesis de que soberanistas, euroescépticos y populistas sean mayoritarios ya no parece descabellada, indica el mismo diario.

Francia busca alternativa a WhatsApp y Telegram 

El gobierno francés está buscando una alternativa a WhatsApp y Telegram como medida para evitar el espionaje de conversaciones privadas entre altos funcionarios, dijo el lunes el ministerio digital. Para ello están desarrollando un sistema de mensajería cifrado. 

Y es que el caso de Cambridge Analytica ha hecho saltar todas las alarmas en Francia. Lo que más preocupa al presidente Macron es el hecho de que ninguna de las principales aplicaciones de mensajería, como WhatsApp, Telegram o Facebook Messenger, tenga su sede en Francia, por lo que aumenta el riesgo de violación de datos en servidores fuera del país.
Según Reuters, unos veinte funcionarios del Elíseo están testeando una nueva aplicación desarrollada por una compañía francesa. La idea es que esta nueva app sea de uso obligado para todo el gobierno francés en pocos meses. 
La portavoz del Ministerio Digital francés asegura que ante los incumplimientos que están observando por parte de estas apps, “debemos tomar la iniciativa y encontrar una manera de tener un servicio de mensajería cifrado que no esté encriptado por Estados Unidos o Rusia”, dijo la portavoz.

España entre tanto mejora

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado cuatro décimas la previsión de crecimiento para España, hasta el 2,8% del PIB, la cifra más elevada entre las potencias de la UE en sus proyecciones de primavera, aunque alerta de la persistencia de algunos desequilibrios.En sus previsiones de enero, el organismo empeoró sus estimaciones para España debido a la crisis catalana, aunque ahora considera que esta ha tenido "menor impacto" del esperado y de ahí las nuevas cifras, que incluso superan el objetivo de crecimiento del Gobierno, del 2,7% del PIB. El FMI también mejora sus pronósticos de desempleo, que cifra en el 15,5% este año y en el 14,8% en 2019.

No obstante, alerta de ciertos problemas estructurales que pueden agravarse ante las "tendencias demográficas desfavorables", como el déficit y la "alta deuda soberana". Asimismo reclama reformas laborales. "España debe intentar reducir la dualidad de su mercado laboral y de la protección del empleo entre los trabajadores fijos y temporales y fijarse como objetico fomentar las políticas activas de empleo para impulsar las perspectivas de los jóvenes y los desempleados de larga duración", indica.

En sus perspectivas globales, el FMI augura un crecimiento mundial del 3,9% en los próximos dos años. Estados Unidos crecerá un 2,9% y un 2,7% y la zona euro un 2,4% y un 2%. Alemania y Francia lo harán un 2,5% y un 2,1%, respectivamente, este año y un 2% en 2019. Por otra parte, se refuerza la recuperación en América Latina, con una expansión del 2% este año, siete décimas más que en 2007, y del 2,8% en 2019, con Brasil alejándose de la recesión, un repunte de México y la moderación en su avance de Argentina.

En su informe, el organismo cuestiona las grandes medidas económicas del presidente estadounidense, Donald Trump, y alerta contra la guerra comercial entre EEUU y China, que puede tener efectos "devastadores". Asimismo alerta sobre la situación en Venezuela, que en dos años ha experimentado una subida de los precios de 1.800.000%.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, compareció ayer en el Congreso de los Diputados y criticó el alarmismo de algunos organismos y analistas sobre el futuro de las pensiones. "Me preocupa mucho la sensación, y lo hemos visto en las encuestas del CIS, que se está trasladando a los pensionistas y a la sociedad en general de que hay un problema muy agudo a medio plazo de las pensiones", dijo. Y señaló que "no está sustentado por el análisis" que se vayan a "mermar muy seriamente los ingresos de los pensionistas". "No deberíamos crear una angustia innecesaria en toda la población", insistió.

Según explicó, la salud de la Seguridad Social dependerá de cuestiones como los flujos migratorios, elevar la tasa de actividad o políticas de natalidad. "Va a haber presión sobre el gasto en pensiones, sí, pero cuando uno mira las incertidumbres y mira los márgenes, es suficientemente manejable", reiteró. "No hay derecho de transmitir esta soberbia gnóstica con la que decimos que esto va a ser la ruina, porque no es verdad, no es verdad, no es verdad", enfatizó.

Sobre las cuentas de este año, Escrivá consideró "factible pero exigente" cumplir el 2,2% de objetivo de déficit. La AIReF prevé cerrar el año con agujero del 2,3%, a lo que de tendrían que añadir dos décimas por las autopistas de peaje (aunque no computen para los cálculos de Bruselas). El presidente de la Autoridad Fiscal aprovechó para criticar un "inadecuado" reparto de los objetivos de déficit entre administraciones. A su juicio, el Estado y la Seguridad Social tienen objetivos "improbables" de cumplir.

De interés

Artículos Relacionados