sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaMaestros, ingenieros, periodistas, bomberos y farmacéuticos, los trabajadores más felices
Los españoles no creen que vayan a cambiar de empleo

Maestros, ingenieros, periodistas, bomberos y farmacéuticos, los trabajadores más felices

Redacción
Los profesionales que se declararon más felices en su trabajo en el año 2013 fueron los pertenecientes al ámbito de la educación, los representantes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, los profesionales de la rama de humanidades y ciencias sociales y los profesionales del sector sanitario, según la IV Encuesta Adecco La Felicidad en el Trabajo.

  En concreto, los bomberos, maestros, periodistas, farmacéuticos e ingenieros fueron los profesionales que declararon ser más felices en su trabajo, aunque los españoles consideran que los más felices en su puesto de trabajo son los artistas, futbolistas y deportistas en general, arqueólogos o tenistas.

En este caso, son los hombres (tanto los que trabajan como los que no), quienes en mayor proporción que las mujeres, declaran que los futbolistas y los deportistas en general son los más felices en sus profesiones, mientras que las mujeres consideran, en mayor medida que los hombres, que los más felices son los artistas y los fotógrafos.

Por segundo año consecutivo quedan relegados los funcionarios, que pasan de la octava a la décima posición en el ranking abandonando los primeros puestos que ocupaban en la primera edición de la encuesta.

En cualquier caso, los resultados de la encuesta desvelan un año más que independientemente de la profesión que se desempeñe, casi 8 de cada 10 españoles son felices en su profesión, concretamente un 79,7% de los encuestados así lo declara, 1,8 puntos porcentuales más que en 2012 donde un 77,9% afirmaba ser feliz con su empleo y un punto y medio por debajo del 81,2% que se declaraba feliz un año antes, en 2011.

Los navarros son los más felices

Por comunidades autónomas, de nuevo son los navarros quienes lideran el ranking con los niveles de felicidad más altos. Tras ellos asturianos, extremeños y vascos son los trabajadores que presentan un mayor índice de felicidad profesional. Por el contrario, canarios, baleares y murcianos, se sitúan en el extremo opuesto de la clasificación.

En general, todas las autonomías han visto crecer el porcentaje de trabajadores que se declaran felices con respecto al año anterior, pero en tres ha ocurrido de manera más destacada: es el caso de Galicia (+ 8,6 puntos), La Rioja (+ 8,4 putnos) y País Vasco (+ 6 puntos). Sólo en cuatro comunidades desciende el índice de empleados felices en el trabajo en el último año: Murcia (- 14,8 puntos) Baleares (- 9,4 puntos), Cantabria (- 3,2 puntos) y Canarias (- 1,1 puntos).

Por nivel de estudios, los resultados indican que las personas con estudios superiores en activo son quienes, en mayor medida que el resto, aseguran ser felices en su profesión, a diferencia de los que tienen estudios básicos, que indican en mayor porcentaje ser menos felices en su profesión.

Los hombres son más felices

Atendiendo a otros factores como el sexo o la edad se observa que son los hombres quienes, en mayor medida que las mujeres, se sienten más felices en su profesión, un 80,7% frente al 77,2% de mujeres que declara sentirse feliz. En lo que respecta a la edad, los mayores de 45 años son quienes presentan mayores índices de felicidad (81,4%) frente a las personas que se sitúan en la franja de edad entre los 25 y los 34 años (78,3%). Los menores de 25 años y el grupo con edades comprendidas entre los 35 y 44 años se encuentran en una posición intermedia con un 78,5% cada uno de ellos.

Según la encuesta de Adecco, la clave para que un trabajador pueda ser feliz en el trabajo tiene que ver con disfrutar del trabajo que se realiza (38,8%) seguido de contar con un buen ambiente de trabajo y compañerismo (17,5%). Al llegar al tercer factor más importante, existen diferencias entre quienes actualmente trabajan y las personas desempleadas. Para los primeros, el tercer motivo de felicidad laboral lo constituye el salario (13,3%) mientras que para los desempleados es la estabilidad laboral (17,4%).

El ambiente laboral, lo más valorado 

En cualquier caso, el factor mejor valorado por los españoles para ser feliz en el trabajo es el ambiente laboral, que obtiene 8,4 puntos en una escala de 10, seguido muy de cerca por la estabilidad laboral (8,39), la realización personal (8,2) y el desarrollo de las habilidades del empleado (8,19).

Por encima de los 8 puntos se encuentran también disfrutar de un buen horario y el salario. En el extremo contrario, los factores con menor puntuación, aunque todos se sitúan por encima de los 7 puntos, son los

beneficios sociales (7,25) y la cercanía al lugar de trabajo (7,27).

Los españoles, los europeos con menos expectativas de cambiar de trabajo

Los trabajadores españoles son los europeos con menos expectativas de cambiar de empleo, según el informe internacional ´Workmonitor´ de Randstad que evalúa las perspectivas de cambiar de puesto de trabajo o de profesión en los próximos meses.

En España, desde el cuarto trimestre de 2012 hasta ahora han bajado tres puntos porcentuales las expectativas de los trabajadores de encontrar un empleo (similar o diferente al actual) en los próximos seis meses. En concreto, las expectativas han pasado del 40% al 37%.

De esta forma, España se sitúa a la cola del ranking de vecinos europeos, a 20 puntos porcentuales del promedio del continente (57%) y lejos del 63% de la media internacional, a 26 puntos. Los europeos que presentan unas expectativas más elevadas de lograr un cambio profesional en los próximos seis meses son Turquía, Noruega y Suecia.

Por su parte, las perspectivas de cambiar de empleo y encontrar uno similar al actual en el próximo medio año han sufrido un descenso de 5 puntos tanto respecto al trimestre precedente como respecto al mismo periodo de 2012, hasta el 37%. En el caso de la posibilidad de encontrar un empleo diferente, las posibilidades han bajado un punto, hasta el 40%.

Por género, las mujeres presentan unas expectativas del 34%, inferiores al 41% de los hombres. Esta diferencia se estrecha a nivel internacional, con sólo dos puntos de diferencia entre ambas (62% y 64%). En ambos sexos, la perspectiva nacional e internacional de alcanzar un trabajo diferente es mayor a la de conseguir un empleo similar.

En lo que se refiere a la franja de edad, los mayores de 55 años (con el 25% en España y el 44% en el resto de países) son los que menos esperanzas tienen de hacerse con un nuevo empleo en los próximos seis meses.

En el otro lado de la balanza se encuentran los más jóvenes, que confían más en sus posibilidades, con cierta variación. En España, los más confiados son los trabajadores de entre 25 y 34 años (46%), mientras que en la media internacional son los de menos edad (de 18 a 24 años, 77%).

Por ubicación geográfica, las regiones con trabajadores con menos expectativas de encontrar otro empleo son la Comunidad Valenciana (34%), Galicia (37%) y País Vasco (40%), mientras que los que se han manifestado más confiados son los empleados de Andalucía (43%), Baleares (46%) y Navarra (46%).

Por sectores de actividad, el estudio de Randstad refleja que los trabajadores españoles y del resto de países que menos expectativas tienen de encontrar un nuevo empleo son los del sector público (31% y 59%, respectivamente). En España, comercio y distribución (45%) son los sectores que manifiestan más perspectivas de tener un nuevo trabajo, seguidos de servicios e industria, con un 39% cada uno.

Si se atiende a la formación, en el panorama internacional crecen las expectativas a medida que el empleado tiene más nivel. De un 53% en el caso de baja formación, pasa a un 60% en el nivel medio y 70% para la alta formación. Por su parte, en España, los que presentan menores expectativas son los que tienen un nivel medio, con un 29%, frente al 39% de los que cuentan con una baja o alta cualificación.


De interés

Artículos Relacionados