domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónMagda Polo: "Los estudiantes leen poco y en muchos casos leen mal"
Presidenta de la UNE

Magda Polo: «Los estudiantes leen poco y en muchos casos leen mal»

ibercampus.info
La Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE) acaba de cumplir veinte años potenciando la edición universitaria. Ibercampus.es ha hablado con su presidenta, Magda Polo, quien es a su vez directora del Servicio del Publicaciones de la Universitat Autònoma de Barcelona. En esta entrevista, advierte de la necesidad de promocionar la lectura entre la población, especialmente, entre la universitaria, y da su visión sobre la polémica aplicación del canon digital.

P.- ¿Cuál es la misión de esta organización?

R.- La misión de la UNE es la de aunar a todos los servicios de publicaciones y editoriales universitarias de las universidades españolas y centros de investigación (56 en total) en una asociación que comparte unos motivos e intereses comunes, potenciar la edición universitaria de calidad, participar conjuntamente en la visualización, divulgación y distribución de los libros en el mercado editorial y participar conjuntamente en las principales ferias nacionales e internacionales. Todo ello con el fin de edificar un puente que favorezca la difusión del conocimiento que nace en las universidades y que revierte en la sociedad, en los individuos.

P.- ¿Cuál es la producción literaria de las editoriales universitarias que confluyen en la organización?

R.- Por el hecho de que cada universidad tiene su peculiar forma de organizar tanto sus estudios como sus estructuras funcionales, la producción editorial es muy diversa y rica. Se publican libros y revistas, principalmente, en soporte papel aunque se están introduciendo paulatinamente las nuevas tecnologías, la edición electrónica y la digital. La producción editorial tiene como principales objetivos servir de apoyo a la docencia pero también difundir la investigación que se realiza dentro del marco universitario.

Estas son las principales coordenadas, pero, dado que cada día más el público universitario no sólo se encuentra en las aulas sino en el mercado general (y, al experimentarse el long life learning), las universidades estamos editando colecciones que también nutren ese nuevo target que está fuera de las aulas y que converge con el sector editorial general. Así, pues, no es de extrañar que los servicios de publicaciones actualmente apuesten por editar colecciones no tan académicas: traducciones, obras literarias, etc.

P.- Recientemente conocíamos datos sobre índices de lectura por parte de la población universitaria bastante preocupantes…¿Se incentiva suficientemente el consumo de libros entre la población?

R.- Ciertamente son preocupantes los resultados de los índices de lectura y más preocupante es el hecho de que los universitarios, según los datos que se han obtenido de los estudios publicados, lean poco y me atrevería a decir que también en muchos casos leen mal. Las nuevas tecnologías, Internet, está favoreciendo un acceso a la información tan rápido que difícilmente puede digerirse, cosa que sí lo facilita y permite una lectura de los libros analógicos, en soporte papel, una lectura más sosegada, en el sentido tradicional.

Que en España el índice de lectura sea bajo es preocupante pero que esté tan acentuado en la comunidad universitaria lo es más ya que la universidad, por su naturaleza e idiosincrasia, debería ocupar el primer lugar en estimular a la lectura. Los resultados nos muestran la clara necesidad de crear campañas específicas de promoción de la lectura, de la creación de hábitos necesarios en la lectura para la creación de un conocimiento de calidad y de una reflexión crítica.

P.- Recientemente habéis cumplido veinte años como organización. De cara al futuro, ¿qué retos u objetivos perseguís?

R.- Los retos que perseguimos están orientados a conseguir una mayor presencia de las ediciones universitarias en el mercado nacional e internacional, con toda la amplitud del término “presencia”. De hecho, para la consecución de este objetivo, decidimos cambiar el nombre y la marca de nuestra asociación, pasamos de la AEUE a la UNE, ya que creímos que facilitar el nombre y encontrar una marca más acorde con el grafismo actual favorecería este objetivo. Pero, y por encima de esto, está el propósito de garantizar unas colecciones, unos títulos, unos productos editoriales de calidad que respondan a proyectos editoriales que se abran al nuevo horizonte del Espacio Europeo de Educación Superior.

P.- La aprobación del canon digital ha suscitado una gran polémica social. ¿Cuál es el posicionamiento de la UNE al respecto?

R.- La UNE siempre ha tenido claro en qué lugar debía estar. Nuestro apoyo a CEDRO, por hablar de la entidad de gestión en la que estamos más comprometidos tanto en sus líneas directrices como en el enfoque de esta cuestión, es indudable. Sabemos que, incluso por encima de intereses económicos, está la protección de los derechos de autor en todos los ámbitos en los que estos estén presente y creemos que regular estos aspectos a nivel del establecimiento de un cánon digital es básico para garantizar ese respeto al derecho moral y, también, patrimonial de los autores en un entorno, el digital, que facilita sobremanera el acceso a la información y la propagación de las obras.

Así pues, manifestamos nuestro firme apoyo a la compensación para autores y editores por la copia privada de sus obras y a las instituciones políticas y culturales que vienen trabajando en los últimos años por la defensa de los derechos de autor.

La Ley 23/2006 de 7 de julio de Propiedad Intelectual y el borrador de Orden Ministerial, hecho público por el gobierno el pasado mes de diciembre, son el marco apropiado para que los autores españoles puedan ejercer sus derechos en la nueva sociedad de la información y global.

Las medidas legislativas que amparan a los autores y su obra constituyen la base sobre la que se asienta la protección, defensa y difusión de la cultura, que a todos nos pertenece.

Tenemos la responsabilidad de transmitir a la sociedad, especialmente a las nuevas generaciones, las más vinculadas al mundo digital, el valor del pensamiento, del esfuerzo y de la creación, imprescindibles para el desarrollo y progreso.

En este sentido, las editoriales universitarias españolas estamos comprometidas en esta tarea dentro y fuera de nuestras universidades, dentro y fuera de España, con nuestros autores y nuestros lectores, con nuestros estudiantes y con nuestras autoridades académicas.

Desde nuestra responsabilidad y experiencia, este compromiso se amplía ahora también con todos aquellos que, desde la reflexión y prudencia, están defendiendo la implantación de unas medidas ajustadas a las nuevas realidades tecnológicas y de reproducción de las creaciones.

 

De interés

Artículos Relacionados