domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadManifiesto de la huelga feminista de este jueves, que el 83% de...
Patronal: "Suspende el contrato y no hay obligación de pago"

Manifiesto de la huelga feminista de este jueves, que el 83% de las mujeres avalan, según CCOO y UGT

Redacción
El 83% de las mujeres avalan la huelga, según estimaciones de CCOO y UGT en vísperas de la huelga feminista de este jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Mientras el Gobierno declara respeto, la Comisión organizadora en España (Comisión 8M), integrada por organizaciones feministas de todo el país, ha publicado un manifiesto que en Catalunya incluye un párrafo con reivindicaciones propias, referentes al 1-O y el 155, a las cargas policiales y la reivindicación del autogobiern

Para este 8 de marzo español hay organizados cientos de actos, piquetes informativos, charlas, comidas populares, concentraciones y manifestaciones en todos los rincones del Estado. El eco en los medios hace prever mayores seguimientos que el año pasado, cuando el medio millón de personas estimado en las calles y la manifestación del 8M en Madrid superó todas las expectativas. La programación de la huelga internacional se extiende a los ámbitos de consumo, laboral, de cuidados y educativa, entre otros citados por el Manifiesto.

El acto principal será nuevamente una marcha en Madrid con un recorrido mayor, de unos siete kilómetros, de Atocha hasta la Plaza de España. El 8 de marzo es “una jornada de lucha feminista” que tiene su origen en un episodio trágico. Este mismo día, en 1908, las trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York llamada Cotton declararon una huelga en protestas por sus condiciones insoportables y miserables de trabajo. El dueño no aceptó la protesta y las obreras ocuparon la fábrica. Como respuesta, el dueño cerró las puertas y prendió fuego. Murieron abrasadas las 129 trabajadoras que se encontraban en el interior del edificio.

Los sindicatos UGT y CCOO llamaron a la movilización y estimaron que el 83% de las mujeres avalan la huelga convocada en España para este jueves 8 de marzo con motivo.Sus máximos responsables, José María Álvarez y Unai Sordo, proclamaron ayer en Sevilla que "el discurso de la igualdad en la sociedad no está ganado, todavía pervive y hay que hacerlo irreversible". Aclararon que la jornada del 8-M "no es partidista", al tiempo que defendieron la "lucha política" en pos de "una sociedad igualitaria".

Instrucciones de asesorías laborales

Pese a la abundancia de textos en los medios de comunicación las últimas semanas, diversas asesorías laborales consideraron necesario  realizar sugerencias  como las que siguen, "centrándonos  por ello en  la repercusión en el ámbito laboral:

Trabajadores y trabajadoras podrán acogerse al paro parcial de dos horas o total.

En cuanto a los efectos laborales concretos de la huelga para los trabajadores  que realicen un paro parcial de dos horas como para los que hagan huelga todo el día son:

Se suspende el contrato de trabajo y no hay obligación de trabajar ni de pagarle el salario correspondiente al tiempo que este en huelga , y aquí salario es es toda retribución de los trabajadores , es decir , incluida la parte proporcional de complementos , pagas extras y descanso semanal.

El tiempo de huelga no se descuenta a efectos de antigüedad,permiso o vacaciones.

No cabe sancionar por ejercer el derecho de huelga.

La huelga tiene consecuencias de seguridad social y es que no hay obligación de cotizar durante ese periodo , los trabajadores quedan en una situación que se llama de alta especial.

Deberán ustedes comunicarnos la relación nominal de los que la secundan, para que nosotros ,como autorizados de ustedes, podamos tramitarlo en TGSS dentro  de plazo legal (del 08 de marzo al 29 de abril de 2018) siendo preciso los siguientes datos: Nombre y apellidos del trabajador, Paro total o parcial, En caso de paro parcial el número de horas trabajadas realmente y el número de horas que le correspondía haber realizado ese día·

El Gobierno y la prensa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró n el Senado: "No me reconozco en la afirmación de huelga a la japonesa que ha hecho algún miembro de mi partido". Así respondió a la parlamentaria de Nueva Canarias María José López Santana, quien expuso las precarias condiciones laborales de las camareras de piso que, explicó, ganan "entre 2 y 3 euros por habitación". "Dígale a una camarera de piso que haga una huelga a la japonesa, como piden algunos en su partido, y que en lugar de 40 camas haga 80 para defender los derechos de las mujeres", le dijo al presidente, quien tras escucharla se desmarcó de la propuesta de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, y de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de responder a los paros y la manifestación convocados para mañana, 8 de marzo, trabajando más horas.

Rajoy recalcó el "respeto máximo y absoluto" del Gobierno a la jornada de movilizaciones y huelga en defensa de los derechos de las mujeres y la igualdad del 8-M y defendió las políticas del Ejecutivo en esta materia. "Yo esto me lo creo y me lo tomo muy en serio", dijo, y aunque admitió que quedan "muchas brechas", consideró que las medidas del Gobierno "van en la buena dirección".

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, defendió que "cada uno celebre el 8 de marzo de la forma que considere mejor". "El objetivo es unirnos, no dividirnos ni etiquetarnos las unas a las otras", subrayó, y añadió que "la revolución femenina no es una revolución ideológica ni de sexos".

Los diarios reflejan la víspera de la huelga diferentes  desigualdades de género, en su mayoría ignorando la publicación estadística oficial que debe cuantificar esas diferencias, titulada por el Instituto Nacional de Estadístia "Hombres y mujeres en España" y que desde 2012 (durante los gobiernos del PP) aparece irregularmente. 

EL PAÍS destaca que "las mujeres cobran un 13% menos por tareas similares", según un estudio de Fedea.

Una encuesta de Sigma-2 que publica EL MUNDO refleja que el 36% de los hombres deja las tareas del hogar al vivir en pareja y que el 82% de los españoles de todas las ideologías aprecia brecha salarial. 

ABC recopila algunas decisiones judiciales del Tribunal Supremo que han permitido corregir situaciones de desigualdad de las mujeres. 

LA VANGUARDIA y EL PERIÓDICO se hacen eco de un informe del BBVA sobre brecha de género en las pensiones que señala que las mujeres cobran un tercio menos de pensión que los hombres. 

LA RAZÓN calcula que si todas las mujeres dejasen de trabajar mañana, la huelga costaría a la economía española 1.624 millones y destaca que el 60% de los pluses salariales beneficia a los hombres.

Texto íntegro del Manifiesto 8M

JUNTAS SOMOS MÁS

La Comisión 8 de Marzo, integrada por organizaciones del movimiento feminista de todo el país y encargada de la articulación de la huelga feminista convocada para el Día Internacional de la Mujer, ha hecho público un manifiesto en el que llama a "parar el mundo" como forma de exigir la "plena igualdad de derechos y condiciones de vida". Ésta es la reproducción íntegra del 'Manifiesto 8M', que puede consultarse en la página web hacialahuelgafeminista.org:

Manifiesto 8M JUNTAS SOMOS MÁS.

Cada 8 de Marzo celebramos la alianza entre mujeres para defender nuestros derechos conquistados. Fue la unión de muchas mujeres en el mundo, la que consiguió grandes victorias para todas nosotras y nos trajo derechos que poseemos hoy. Nos precede una larga genealogía de mujeres activistas, sufragistas y sindicalistas. Las que trajeron la Segunda República, las que lucharon en la Guerra Civil, las que combatieron al colonialismo y las que fueron parte las luchas anti-imperialistas. Sin embargo, sabemos que aún no es suficiente: queda mucho por hacer y nosotras seguimos luchando.

La sonoridad es nuestra arma; es la acción multitudinaria la que nos permite seguir avanzando. La fecha del 8 de marzo es nuestra, internacional y reivindicativa.

Hoy, 8 de Marzo, las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la HUELGA FEMINISTA.

Nuestra identidad es múltiple, somos diversas. Vivimos en el entorno rural y en el entorno urbano, trabajamos en el ámbito laboral y en el de los cuidados. Somos payas, gitanas, migradas y racializadas. Nuestras edades son todas y nos sabemos lesbianas, trans, bisexuales, inter, queer, hetero. Somos las que no están: somos las asesinadas, somos las presas. Somos TODAS. Juntas hoy paramos el mundo y gritamos:

¡BASTA! ante todas las violencias que nos atraviesan.

¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones. Exigimos que el Pacto de Estado contra las violencias machistas –por lo demás insuficiente– se dote de recursos y medios para el desarrollo de políticas reales y efectivas que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencias contra las mujeres y niñas. Denunciamos la represión a quienes encabezan la lucha por los derechos sociales y reproductivos.

¡BASTA! De violencias machistas, cotidianas e invisibilizadas, que vivimos las mujeres sea cual sea nuestra edad y condición. QUEREMOS poder movernos en libertad por todos los espacios y a todas horas. Señalamos y denunciamos la violencia sexual como expresión paradigmática de la apropiación patriarcal de nuestro cuerpo, que afecta de modo aún más marcado a mujeres en situación de vulnerabilidad como mujeres migradas y trabajadoras domésticas. Es urgente que nuestra reivindicación Ni una menos sea una realidad.

¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! Denunciamos la LGTBIfobia social, institucional y laboral que sufrimos muchas de nosotras, como otra forma de violencia machista. Somos mujeres y somos diversas.

¡Mujeres libres, en territorios libres!

Somos las que reproducen la vida. El trabajo doméstico y de cuidados que hacemos las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Que mayoritariamente sea gratuito o esté devaluado es una trampa en el desarrollo del capitalismo. Hoy, con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad, damos visibilidad a un trabajo que nadie quiere reconocer, ya sea en la casa, mal pagado o como economía sumergida.

Reivindicamos que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden, y exigimos la redistribución de este tipo de tareas.

Hoy reivindicamos una sociedad libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Llamamos a la rebeldía y a la lucha ante la alianza entre el patriarcado y el capitalismo que nos quiere dóciles, sumisas y calladas. No aceptamos estar sometidas a peores condiciones laborales, ni cobrar menos que los hombres por el mismo trabajo. Por eso, hoy también hacemos huelga laboral.

Huelga contra los techos de cristal y la precariedad laboral, porque los trabajos a los que logramos acceder están marcados por la temporalidad, la incertidumbre, los bajos salarios y las jornadas parciales no deseadas. Nosotras engrosamos las listas del paro. Muchos de los trabajos que realizamos no poseen garantías o no están regulados. Y cuando algunas de nosotras tenemos mejores trabajos, nos encontramos con que los puestos de mayor salario y responsabilidad están copados por hombres. La empresa privada, la pública, las instituciones y la política son reproductoras de la brecha de género.

¡BASTA! de discriminación salarial por el hecho de ser mujeres, de menosprecio y de acoso sexual en el ámbito laboral.

Denunciamos que ser mujer sea la principal causa de pobreza y que se nos castigue por nuestra diversidad. La precariedad se agrava para muchas de nosotras por tener mayor edad, ser migrada y estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad. Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida: el embarazo o los cuidados no pueden ser objeto de despido ni de marginación laboral, ni deben menoscabar nuestras expectativas personales ni profesionales.

Exigimos también las pensiones que nos hemos ganado. No más pensiones de miseria, que nos obligan a sufrir pobreza en la vejez. Pedimos la cotitularidad de las pensiones y que el tiempo dedicado a tareas de cuidado, o que hemos desarrollado en el campo, sea reconocido en el cálculo de las pensiones al igual que el trabajo laboral y luchamos por la ratificación del convenio 189 de la OIT que regula el trabajo doméstico.

Gritamos bien fuerte contra el neoliberalismo salvaje que se impone como pensamiento único a nivel mundial y que destroza nuestro planeta y nuestras vidas. Las mujeres tenemos un papel primordial en la lucha contra del cambio climático y en la preservación de la biodiversidad . Por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos. Apoyamos el trabajo de muchas compañeras que ponen en riesgo su vida por defender el territorio y sus cultivos. Exigimos que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política.

Exigimos ser protagonistas de nuestras vidas, de nuestra salud y de nuestros cuerpos, sin ningún tipo de presión estética. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo. ¡Basta ya de ser utilizadas como reclamo!

Exigimos también la despatologización de nuestras vidas, nuestras emociones, nuestras circunstancias: la medicalización responde a intereses de grandes empresas, no a nuestra salud. ¡Basta de considerar nuestros procesos de vida como enfermedades!

La educación es la etapa principal en la que construimos nuestras identidades sexuales y de género y por ello las estudiantes, las maestras, la comunidad educativa y todo el movimiento feminista exigimos nuestro derecho a una educación pública, laica y feminista. Libre de valores heteropatriarcales desde los primeros tramos educativos, en los que las profesoras somos mayoría, hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos y que no permita una sola agresión machista ni LGTBIfóbica en las aulas.

Exigimos un avance en la coeducación en todos los ámbitos y espacios de formación y una educación que no relegue nuestra historia a los márgenes de los libros de texto; y en la que la perspectiva de género se transversal a todas las disciplinas. ¡No somos una excepción, somos una constante que ha sido callada! ¡

VIVAN LA HUELGA DE CUIDADOS, DE CONSUMO, LABORAL Y EDUCATIVA! ¡VIVA LA HUELGA FEMINISTA!

Ninguna mujer es ilegal. Decimos ¡BASTA! al racismo y la exclusión. Gritamos bien alto: ¡No a las guerras y a la fabricación de material bélico! Las guerras son producto y extensión del patriarcado y del capitalismo para el control de los territorios y de las personas. La consecuencia directa de las guerras son millares de mujeres refugiadas por todo el mundo, mujeres que estamos siendo victimizadas, olvidadas y violentadas. Exigimos la acogida de todas las personas migradas, sea por el motivo que sea. ¡Somos mujeres libres en territorios libres!

Denunciamos los recortes presupuestarios en los sectores que más afectan a las mujeres: el sistema de salud, los servicios sociales y la educación.

Denunciamos la corrupción como un factor agravante de la crisis.

Denunciamos la justicia patriarcal que no nos considera sujetas de pleno derecho. Denunciamos la grave represión y recortes de derechos que estamos sufriendo.

Exigimos plena igualdad de derechos y condiciones de vida, y la total aceptación de nuestra diversidad.

¡NOS QUEREMOS LIBRES, NOS QUEREMOS VIVAS, FEMINISTAS, COMBATIVAS Y REBELDES!

Hoy, la huelga feminista no se acaba:

¡SEGUIREMOS HASTA CONSEGUIR EL MUNDO QUE QUEREMOS!

 

De interés

Artículos Relacionados