sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadMauricio Rojas: "Un monopolio público es lo peor que le puede pasar...
Seminario Lucas Beltrán de Economía Política

Mauricio Rojas: «Un monopolio público es lo peor que le puede pasar a sueldos y salarios»

ibercampus.info
El profesor de la Universidad de Lund y diputado liberal, Mauricio Rojas, ha explicado el modelo socioeconómico sueco, basado en la aplicación del principio de libre competencia a la prestación de los servicios públicos. El resultado de su estudio es que no tiene por qué conducir a un deterioro de dichos servicios.

Antes al contrario, se llega a una situación de eficiencia en la que empresas que prestan servicios de educación y sanidad pueden “ganar mucho dinero” con ello sin “cobrar extra” con respecto al coste del sistema público. Así, lo ha afirmado el diputado liberal sueco y profesor de la Universidad de Lund, Mauricio Rojas, durante su intervención en el Seminario Lucas Beltrán de Economía Política, organizado por el Instituto de Estudios de la Democracia de la Universidad CEU San Pablo.

“Suecia es un país fundamentalmente de libre cambio”, ha aseverado Rojas y, en consonancia con esta filosofía, se ha podido generar un consenso, del que participan los socialdemócratas, en torno a un sistema que fomenta la gestión privada incluso en ámbitos como la sanidad o la educación, en este último caso mediante el sistema conocido como bono escolar. A juicio de Rojas, los socialdemócratas aceptan este modelo porque saben que, finalmente, es lo mejor también para los trabajadores. “Un monopolio público es lo peor que le puede pasar a sueldos y salarios”.

Al referirse al esquema de libertad educacional aplicado en Suecia, Rojas ha hecho especial énfasis en su carácter corrector de la segregación por clases sociales que se derivaba del modelo de escuela pública. “Los hijos de inmigrantes están ocupando las aulas de las escuelas famosas y tradicionales”. De hecho, una vez puesto en marcha este sistema, una de las principales reticencias al mismo ha provenido de la derecha teóricamente liberal, que “nunca se pudo imaginar que la libertad de elección iba a ser la meritocracia”.

Asimismo, el diputado liberal ha destacado las especiales condiciones de Suecia en lo que respecta a su sólida tradición cooperativista, su elevada tasa de sindicación y la orientación de su negociación salarial. “El modelo sueco es un modelo de negociación salarial. Se creó un tipo de sistema salarial hecho explícitamente para ahuyentar la industria de poca competitividad y fomentar la industria puntera”.

Sin embargo, y a pesar de haber imperado tradicionalmente el consenso antes descrito, los éxitos del modelo sueco no parecen haber alcanzado difusión suficiente como para convertirse referente internacional. Rojas ha achacado esto a la renuencia de los socialistas a reconocer que están en la línea de seguir con las reformas iniciadas en los noventa.

Fuente: USP-CEU

De interés

Artículos Relacionados