sábado,22 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaMejoras para el Barcelona Supercomputing Center
34 millones para renovar el supercomputador MareNostrum

Mejoras para el Barcelona Supercomputing Center

Redacción
El Consejo de Ministros ha autorizado la suscripción de una adenda al convenio de colaboración firmado entre el Ministerio de Economía y Competitividad, la Generalitat de Cataluña y la Universidad Politécnica de Cataluña para la creación, construcción, equipamiento y explotación del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS). Tambien se supo este viernes que el Gobierno destinará 34 millones para renovar el supercomputador MareNostrum.

El MareNostrum, emblema del BSC-CNS, es el superordenador más potente de España y uno de los más potentes de Europa. Su ubicación, dentro de una antigua capilla, ofrece una especial combinación de imágenes de alto contenido tecnológico con una arquitectura de reminiscencias religiosas.

Según el Gobierno, las mejoras irán destinadas a crear un nuevo MareNostrum con mayores capacidades de cálculo (se convocará un concurso público). La partida de los 34 millones de euros es para el período 2016-2019; el próximo año se destinarán 7,5 millones de euros, previstos ya en los presupuestos generales del estado de 2016.

El incremento de las capacidades de cálculo de este superordenador es una condición indispensable para que España siga siendo socio principal del proyecto europeo de supercomputación Prace, tal y como lo es ahora, junto a Francia, Alemania e Italia.

Precisamente hoy, el Consejo de Ministros ha aprobado una adenda (un apéndice) al convenio de colaboración ya existente entre la administración central, la Generalitat de Catalunya y la Universidad Politécnica de Catalunya para garantizar la continuidad del BSC.

El BSC fue construido en 2004 y el convenio entre las administraciones y la citada universidad expiraba este año. Con esta adenda, tal y como ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se garantiza la continuidad.

Además, se puede iniciar la tramitación de un convenio bilateral entre el Ministerio de Economía y Competitividad y el BSC para que España continúe con su participación en el proyecto europeo Prace y se mantenga como socio principal, ha manifestado Sáenz Santamaría en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

Para ello, dice el Gobierno, "hay que mejorar el computador MareNostrum, de ahí que el convenio bilateral tenga los recursos necesarios para hacer frente a los gastos que necesite esa mejora".El citado convenio entre el Ministerio y el BSC es un paso imprescindible para llevar a cabo la renovación del MareNostrum.

La inversión en el MareNostrum va en paralelo a la partida destinada al funcionamiento del BSC.

En el Consejo de Ministros del pasado 18 de septiembre se aprobó un límite de gasto de 23 millones de euros para el funcionamiento del BSC en el período 2016-2019 y hoy se ha acordado esta adenda.Además de estos 23 millones, el BSC recibirá en este período 11,3 de la Generalitat y 4,1 de la Politécnica (en especies).

"El BSC es una referencia mundial como infraestructura de supercomputación y también como centro de investigación y de desarrollo tecnológico", ha concluido la voicepresidenta Sáenz de Santamaría al explicar la adenta, que establece las aportaciones anuales de cada parte del convenio, modificando su duración y régimen de prórrogas, y fijando sus obligaciones para el período 2016-2019. El Ministerio de Economía y Competitividad aportará 5,81 millones de euros y la Generalitat, 2,82 millones de euros anuales durante cuatro años hasta 2019, lo que supone una inversión de 34,5 millones de euros. Por su parte, la Universidad Politécnica de Cataluña asignará personal docente investigador y de administración, además de ceder el uso permanente de 2.180 metros cuadrados.

Proyecto europeo

La tramitación de esta adenda habilita al Ministerio de Economía y Competitividad y al BSC a iniciar la tramitación de la nueva fase del proyecto europeo de supercomputación PRACE (Partnership for Advanced Computing in Europe), lo que permitirá a España seguir siendo socio principal junto a Alemania, Francia e Italia. Esta situación conferirá a España un mejor posicionamiento estratégico en Europa en materia de supercomputación, atracción de capitales y de talento y mejora de las capacidades tecnológicas de las infraestructuras españolas de supercomputación.

El Consorcio Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) se constituyó entre la Administración General del Estado, la Generalitat de Cataluña y la Universidad Politécnica de Barcelona con la finalidad de crear un centro español que permitiera ofrecer infraestructuras y servicios en supercomputación a los científicos españoles y europeos, además de generar conocimiento y tecnología para transferirlos a la sociedad.

De interés

Artículos Relacionados