miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadMerkel concede a Trump elevar los gastos militares
Intentos de limar distancia en política migración y comercio

Merkel concede a Trump elevar los gastos militares

Redacción
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió este viernes a la canciller alemana, Angela Merkel, en un encuentro que los diarios coinciden en señalar como "distante".Pero Merkel admitió la elevación de los gastos militares europeos aunque discrepó en políticas de inmigración y comerciales. Francisco González aseguraba a tiempo desde otro foro que "limitar el libre comercio no crea riqueza", apuntando el presidente del BBVA que "la estabilidad política da más peso a España en Europa".

En un intento de encauzar una relación que la prensa interpreta con más diferencias que puntos en común, Trump elogió a Merkel por su "liderazgo a la hora de apoyar a la OTAN, sus esfuerzos en Afganistán y sus contribuciones a la lucha contra el yihadista Estado Islámico", aunque tuvo dos gestos juzgados desafortunados por la prensa si analizar si se deben al cálculo o a la incivilidad de Turmp. 

Uno fue sacar a colación su denuncia sin pruebas ni credibilidad de escuchas ordenadas por Obama. "Sobre las escuchas telefónicas de la anterior Administración, al menos tenemos algo en común". Otro, que en la sesión de fotos previa al encuentro en el Despacho Oval, el presidente de Estados Unidos no ha mirado en ningún momento a la canciller alemana, ni siquiera cuando los fotógrafos han pedido un apretón de manos. Las cámaras recogen el momento en el que Merkel le pregunta a su anfitrión si quiere que se den la mano. Trump permanece impávido.

Sin embargo, en lo fundamental Merkel reafirmó el compromiso de Alemania para "aumentar el gasto" en la defensa común y anunció que Trump "se ha comprometido personalmente con el proceso de Minsk" para poner fin al conflicto en Ucrania y aseguró que ambos trabajarán juntos para encontrar una "solución segura" y "mejorar la relación con Rusia". Ello permitió a Trump reiterar el sábado por Twittter que, "pese a lo que hayan oído en las noticias falsas, tuve una gran reunión", y que "Alemania debe grandes cantidades de dinero a la OTAN y se debe pagar mejor a Estados Unidos por la defensa poderosa –y muy cara– de la que provee a Alemania". De hecho, con el objetivo de llegar al 2% del PIB, Alemania ya  ha anunciado un incremento anual de sus gastos militares del 7%.

La primera de sus desavenencias es la inmigración. "La inmigración es un privilegio, no un derecho, y la seguridad de nuestros ciudadanos debe ser siempre lo primero, sin cuestionamientos", defendió el presidente estadounidense. Merkel abogó por "proteger las fronteras" pero "sin dejar de tener en cuenta a los refugiados, darles oportunidades de moldear sus propias vidas y ayudar a los países que ahora no están en condiciones de hacerlo".

En el plano económico, Merkel expresó su deseo de que Trump considere reabrir la negociación sobre el TTIP entre la UE y Estados Unidos y señaló que Alemania no se plantea un acuerdo comercial bilateral como los que el jefe de la Casa Blanca prefiere.

Valoraciones editoriales en grandes diarios 

Parte de la prensa española resalta las diferencias y otra los intentos de encauzarlas. "Trump y Merkel buscan encauzar su relación pese a las serias divergencias", titula EL PAÍS. "Desencuentro en la Casa Blanca", señala EL MUNDO. Según ABC, "Trump y Merkel no esconden sus diferencias en su primer encuentro". LA VANGUARDIAtitula: "Trump y Merkel, espadas en alto". Para EL PERIÓDICO, "Trump y Merkel airean cara a cara sus diferencias". EL ECONOMISTA titula: "Trump y Merkel, sin acuerdos en un encuentro marcado por la tensión".

Merkel encuentra a Trump (LA VANGUARDIA): "Angela Merkel no lo tenía fácil ayer en la Casa Blanca. No sólo porque las diferencias políticas son enormes con Donald Trump, también porque este le ha faltado varias veces al respeto". "Angela Merkel, fría y seria como casi siempre, fue colando todos los temas que le preocupan ante un Trump que decía a todo que sí con la media sonrisa de quien esconde algo. La canciller mencionó no sólo la fortaleza de la UE y de la OTAN, sino también la necesidad de recuperar el acuerdo comercial transatlántico, el TTIP, que Trump no quiere ni ver". "El mundo necesita mantener el puente transatlántico en perfecto estado, y para ello Washington debe conservar una relación privilegiada no sólo con Londres, sino también con Berlín, París y Bruselas".

Merkel y Trump, un primer encuentro sincero (EL PERIÓDICO): "Las imágenes de ambos líderes sentados frente a la chimenea o en la rueda de prensa hablaban de escasa o nula sintonía, pero ambos líderes están acostumbrados a hablar claro y dijeron cuanto tenían que decirse". "Quizá el mayor logro del encuentro está en que Merkel consiguió que Trump se comprometiera personalmente con el acuerdo de Minsk sobre el conflicto de Ucrania". "A falta de mayor proximidad en otros temas este primer encuentro ha servido para fijar los límites de una relación, lo que en estos momentos inciertos no es poco".

De interés

Artículos Relacionados