martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaMima tu red profesional
Consejos

Mima tu red profesional

ibercampus.info
Cada día es más difícil sobrevivir profesionalmente sin una red. Se recurre a ella cuando se necesita, a condición de devolver el favor llegado el caso . Si queremos que los miembros de nuestra red estén dispuestos a dar un paso al frente cuando los requiramos, hay que mimar y mantener las relaciones a diario. Monster.es nos da las claves para hacerlo.

 

¿Disponer de una red es realmente útil?

Cuando uno está buscando empleo, tener una red puede resultar determinante para explorar el mercado oculto, que supone cerca del 70% del total de los puestos vacantes. Enterarse de un «soplo» para una futura contratación o la recomendación de alguien que ya está dentro de la empresa puede serte de gran valor. Tener una buena red es tanto más útil cuando la l contratación se lleva a cabo dentro de una misma empresa. De hecho, las empresas suelen recurrir a este método para abaratar costes.

Determina tus objetivos

Antes de iniciar la elaboración de una red, pregúntate primero qué quieres que te aporte. Márcate un objetivo: subir peldaños, ofrecer tu valía, marcharte al extranjero, cambiar de empresa, etc. De esta forma podrás seleccionar los contactos que puedan proporcionarte la información o las oportunidades que deseas. ¡Las cosas en red funcionan mejor cuando tienes claro lo que quieres obtener!

Identifica y organiza tus contactos

Es un trabajo de fondo… que puede empezar desde la escuela. Tu red puede incluir a las personas que conociste durante tus estudios y por supuesto a tus contactos profesionales como colegas, clientes, proveedores, otros profesionales, etc. Es importante no olvidarse de las personas que vas conociendo en tus diversas actividades o aficiones, clubes deportivos, culturales, etc. Salte un poco del molde e interésate por los demás cuando te reúnas con personas que no sean las de tu círculo profesional.

Lo que hay que evitar, sin embargo, son los allegados o amigos íntimos, ya que la mezcla de registros entre las esferas personales y profesionales puede incomodar a la persona a la que uno acude, que puede verlo como una petición de «enchufe» disfrazada.

Haz «amigos» en Internet

Da a conocer tus competencias en las redes sociales virtuales como Facebook u otras más «profesionales» registrándote y actualizando periódicamente tu perfil. El concepto de estas redes consiste en multiplicar exponencialmente tus contactos a través de los contactos de tus contactos. Muévete para buscar gente y tomar contacto activamente. Inscríbete en los grupos de debate que hay en las propias redes o créalos tú mismo. Para incitar a los demás a comunicarse contigo, no escatimes a la hora de rellenar tu perfil. Incluye itinerario académico y profesional, competencias, ámbitos de especialidad, etc. Pon foto. Los perfiles con foto se consultan hasta cuatro veces más. No dudes en incluir enlaces a escritos tuyos que pululan por la Red: bitácoras o blogs, artículos, comentarios especializados, opiniones, etc. Incluso puedes pedirle a tus contactos que redacten una breve nota o testimonio acerca de tu perfil.

Mantén viva tu red

Construir una red lleva tiempo y energía. No dejes que se oxide por pereza. Actualízala, foméntala y enriquécela constantemente. Muéstrate activo apareciendo periódicamente. Saluda a tus contactos aunque sea una vez al año, para desearles o felicitarles algo. Es una excelente forma de mantener el contacto. Reserva algún hueco en tu agenda para consolidar el vínculo, quedar, enviar un correo electrónico o llamar por teléfono..Retén incluso momentos para comer porque las buenas relaciones personales, aunque sean estrictamente profesionales, son muy importantes.

y cuida tu «reputación virtual»

Hay que ser prudente con la proliferación de redes sociales y el uso de todas estas nuevas herramientas virtuales, tanto en la vida privada como en la profesional. Cuida tu buena reputación virtual, por ejemplo, introduciendo tu nombre completo en Google y actualizando tu presentación. Trata de separar claramente tu presentación o perfil profesional y el personal (por ejemplo, usando varias direcciones de correo electrónico).

Consejos

  • No acudas a una «cita virtual» con tu currículo, ya que no se trata de una entrevista de trabajo.

  • Adapta y perfecciona tus mensajes antes de tomar contacto y sé conciso. No pierdas el hilo de tus ideas y prepárate las preguntas.

  • Interésate por el recorrido previo de tu contacto. Eso lo predispondrá a ayudarte.

  • Aprende a saltar de una red a otra y a entablar relación con personas por recomendación («de parte de…» o «veo que tú también conoces a…»).

Fuente: Monster.es

De interés

Artículos Relacionados