lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadMusk y Mark Z. globalizan el debate sobre amenazas y oportunidades de...
El de Tesla apuesta por regular y el de Facebook se opone

Musk y Mark Z. globalizan el debate sobre amenazas y oportunidades de la inteligencia artificial

Redacción
¿Nos amenaza la inteligencia artificial?El debate se ha hecho global desde el viernes,cuando Elon Musk, fundador de Paypal y ahora promotor de Tesla y Space X, dijo ante una reunión de gobernadores de estados norteamericanos que es un verdadero peligro y debe ser regulada. Inmediatamente, Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, le respondió que no es para tanto. Musk ha replicado que Mark sabe poco del tema, aunque el de Facebook es rico por ello y participa en uno de los lobbys contra regular

Zuckerberg insiste en que "la inteligencia artificial hará que nuestra vida sea mejor". Ya la usa ampliamente en Facebook a través de algoritmos matemáticos que le permiten crear anuncios personalizados, gestionar noticias e identificar fotografías, dando valor a una compañía donde los casi 2.000 millones de usuarios activos crean contenidos y esos algoritmos los capitalizan y venden a los propios creadores. Es una de las puntas del iceberg: pronto, en una o discdecadas a lo sumo, la inteligencia artificial conducirá la mayoría de los automoviles, suplantará nuestros trabajos y gestionará gran parte del funcionamiento de nuestras ciudades.

Conscientes de ello, ya en septiembre de 2016, Facebook, DeppMind (Google), Microsoft, IBM y Amazon crearon el Partnership on AI (colaboración sobre inteligencia artificial), un lobby o coalición para garantizar las mejores prácticas que favorezcan la extensión de la inteligencia artificial. Además, Google patentó un "botón rojo" con el que intenta ser capaz de "apagar" toda la inteligencia artificial si amenazara a la humanidad, según el Instituto de Investigación en Inteligencia de Máquinas (MIRI, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Berkeley, en California, EE.UU.

Posteriormente, la Fundación Knight, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la Universidad de Harvard y otras instituciones han decidido crear el Fondo para la Ética y Gobierno de la Inteligencia Artificial (Ethics and Governance of Artificial Intelligence Fund, en inglés), "Identificar los problemas, ayudar a determinar quién los decide y abordar diversas perspectivas es la manera en que sacaremos el mejor provecho a la inteligencia artificial para beneficiar a la sociedad y minimizar su daño potencial", dijo Alberto Ibargüen, de Knight. Este Fondo cuenta ya con 27 millones de dólares, de ellos 20 aportados el fundador de LinkedIn, Reid Hoffman, y el empresario e ingeniero informático estadounidense Pierre Omidyar, fundador y presidente del sitio de subastas eBay. Pero también colaboran Joichi Ito, director del MIT Media Lab y Tenzin Priyadarshi, presidente del Centro Dalai Lama para la Ética y Valores Transformativos del MIT.Otros de los filántropos involucrados son Urs Gasser, director del Centro Berkman para Internet y la Sociedad de la Universidad de Harvard yJonathan Zittrain, profesor de Derecho. 

Razones de Musk

Ahora, Musk y Zuckerberg representan puntos de vista dispares sobre los pros y contras de la inteligencia artificial, como han difundido por todo el mundo los últimos días.

En una conferencia de la Asociación Nacional de Gobernadores, Musk mostró sus reticencias y animó a los políticos presentes a crear una regulación sobre el uso de la inteligencia artificial y a hacerlo cuanto antes, no cuando ya haya habido algún problema con la tecnología. En sus palabras, el uso sin control de la IA es algo parecido a "invocar al demonio"."No paro de hacer sonar las alarmas, pero hasta que la gente no vea robots en la calle matando a otras personas, no saben cómo van a reaccionar porque todavía parece algo muy etéreo", comentó durante su ponencia. "La IA es un extraño caso en el que necesitamos ser proactivos con la regulación y no reactivos. Porque para cuando seamos reactivos con la regulación de la IA, ya podría ser muy tarde".

Algunos apuntan que cuando Elon Musk habla de inteligencia artificial no lo hace de los asistentes virtuales que ahora mismo están presentes en los móviles de Google, Apple o Samsung. Tampoco de los coches que se conducen solos ni de los programas que editan fotografías por su cuenta, sino de esas inteligencias que aparecen en las películas de ciencia ficción y que, sin embargo, pronto podrían empezar a estar operativas en nuestro mundo. En Rusia, según EL MUNDO, ya están estudiando cómo mezclar la inteligencia artificial y la robótica con la guerra gracias al desarrollo de robots y de armas inteligentes, por lo que el peligro de un fallo generalizado que pudiera saldarse con muertes sí que está ahí en realidad.

Montaje de marketwatch.com

Respuesta del fundador de Facebook

El creador de la red social aprovechó una transmisión en vivo a través de su plataforma desde su casa de Palo Alto, en California, Estados Unidos, mientras cocinaba una barbacoa para acusar al dueño de Tesla de catastrofista. Durante la grabación, en la que respondía a las preguntas de sus seguidores, uno de sus interlocutores le preguntó su opinión sobre una entrevista reciente de Musk en la que decía que su mayor miedo para el futuro era la inteligencia artificial y que tenemos que ser "proactivos sobre su regulación".

"Tengo una opinión bastante tajante sobre esto", respondió Zuckerberg. "Yo soy optimista. Creo que uno puede construir cosas para hacer un mundo mejor. Pero, además, soy especialmente optimista en lo que respecta a la inteligencia artificial"."Y creo que hay quienes son pesimistas y tratan de darle bombo a todos estos escenarios apocalípticos. Simplemente, no lo entiendo".

"Es muy negativo y de alguna manera pienso que es bastante irresponsable", declaró Zuckerberg en el video, emitido en directo este domingo a través de Facebook.

"En los próximos 10 años, la inteligencia artificial aportará muchas mejoras a nuestra calidad de vida", agregó.

Pero la opinión de Musk es muy diferente. Y lo hizo saber públicamente, al margen de que algunos atribuyan interés personal a su pesimismo indicando que sus multimillonarias inversiones para abaratar y extender la oferta de viajes a Marte en las próximas décadas se basan en la creencia de que la Tierra llegará a ser inhabitable antes de que acabe el siglo.

Fue este martes, a través de Twitter: "He hablado con Mark sobre esto. Su entendimiento sobre el tema es limitado".

@elonmusk/TwitterDerechos de autor de la imagen@ELONMUSK/TWITTER
Image caption"He hablado con Mark sobre esto. Su entendimiento sobre el tema es limitado", dijo Musk en Twitter.

Musk comenzó a advertir sobre los peligros de la inteligencia artificial para los humanos hace tres años, cuando durante una conferencia en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (más conocido como MIT, por sus siglas en inglés), dijo que es "la mayor amenaza para la humanidad".

El empresario tecnológico creó la fundación OpenAI, con sede en San Francisco, para desarrollar "inteligencia artificial más segura" y en marzo anunció la fundación de una nueva sociedad llamada Neuralink, dedicada a conectar nuestros cerebros a las computadoras.

Pese a participar su empresa en Partnership on AI (Bill Gates, el fundador de Microsoft, es otra de las voces que se han alzado para hablar sobre los peligros de la inteligencia artificial, al igual que el célebre físico de la Universidad de Cambridge Stephen Hawking

Lo que preocupa

"Sabemos que incluso a medida que el fondo crezca, será eclipsado por los miles de millones que la industria está gastando en el desarrollo de la inteligencia artificial", expresó Ibargüen.

"Uno de los retos más serios es asegurarnos que las máquinas que 'entrenamos' no perpetúen y amplifiquen losprejuicios humanos que afectan a la sociedad", dijo Joi Ito.

"¿Cómo puede evolucionar la sociedad con esta tecnología […] desarrollando máquinas que no sean solo 'inteligentes', sino también socialmente responsables?", se preguntaba el responsable del MIT Media Lab.

 

De interés

Artículos Relacionados