miércoles,8 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónNueva Economía intangible, digital, disruptiva y colaborativa
Economía Intangible

Nueva Economía intangible, digital, disruptiva y colaborativa

Futurolandia
Acaba de publicarse el libro Capitalismo without Capital:The Rise of the Intangible Economy (Jonathan Haskel y Stian Westlake, Princeton University Press). Economía Intangible es otra forma de calificar a esa Nueva Economía que está surgiendo ante el cambio disruptivo, rompedor, de una innovación que ya ha provocado el uso de diversos nombres (destacando aspectos parciales) tales como Economía de Internet, Digital, 4.0, Colaborativa o No-Observable.

Para aquellos seguidores que estén especialmente interesados en el tema, recuerdo mis pasados post:

Entre los diversos enfoques para medir el capital intangible el más difundido es el de Corrado, Hulten y Sichel (CHS) que establece unas normas para cuantificar once componentes referidos a las inversiones acumuladas en información, I+D y gestión, inicialmente en las empresas, aunque se ha ido extendiendo al sector público. Las inversiones se deflactan y amortizan para obtener el capital intangible acumulado.

Los cinco primeros componentes están ya considerados como inversión y no como gasto en las normas internacionales de Contabilidad Nacional (ESA 2010).

TIPOS DE ACTIVOS (CAPITAL) O GASTOS (INVERSIÓN) EN INTANGIBLES EN LAS EMPRESAS, CONSIDERADOS POR CORRADO, HULTEN Y SICHEL

Información Digitalizada

1. Software

2. Bases de Datos

Propiedad científica y creativa

3. Costes de nuevos productos y procesos (habitualmente concretados en patentes o licencias)

4. Costes de exploración de nuevas reservas minerales

5. Costes de licencias y activos creativos

6. Nuevos productos desarrollados en activos financieros

7. Nuevos diseños en ingeniería y arquitectura

Competencias económicas

8. Valor de la marca (gastos asignables de publicidad)

9. Investigación de mercados

10. Consultoría de gestión

11. Estructura organizativa (costes de cambio y desarrollo organizativ

Una comparativa sobre la inversión en todo tipo de activos (tangibles e intangibles) con datos de Eurostat (European Comission, Unlocking investment in intangible assets, mayo 2017) pone de manifiesto la reducida participación de la inversión en intangibles en España. En Estados Unidos la inversión media en intangibles durante dos décadas (1995‐2013) se acerca al 15% del VAB del sector empresas. El promedio UE15 es del 10%. Solo España y Portugal se sitúan ligeramente por encima del 5% y Grecia en el 3%.

El riesgo de quedarse rezagado en la inversión en intangibles se eleva por su mayor dinamismo respecto a la inversión en activos tangibles. Desde 1995 la inversión en tangibles (índices de volumen encadenado) ha aumentado en un 20% para el conjunto de la UE28. En intangibles lo ha hecho del orden del 70%.

La Comisión Europa reconoce (en el documento mencionado) que, como consecuencia de la crisis financiera, la UE en su conjunto ha experimentado bajos niveles de inversión y que su recuperación es aún frágil. “Sin duda Europa necesita inversiones en orden a retornar a una senda de crecimiento sostenible a largo plazo: la inversión es indispensable para estimular el progreso tecnológico e incrementar la productividad que son, a su vez, los principales factores de crecimiento a largo plazo y de la competitividad de las empresas y la economía en su conjunto… Hay un reconocimiento creciente de la importancia de la inversión en intangibles como factor vital de la productividad, el crecimiento y el nivel de vida”

En mi opinión, una de las aportaciones más interesantes del nuevo libro de Haskel y Westlake es el incidir en lo intangible como oportunidad estratégica para la empresa, más allá de ser un mandato ineludible de supervivencia.  Las empresas que utilizan activos intangibles pueden crecer más rápidamente y alcanzar mayores tamaños que las que se basan en activos tangibles por razones de "escalabilidad" y de "derrame".

Como ejemplo de esa escalabilidad cita el caso de Uber respecto a las empresas tradicionales del taxi. Aumentar la flota mediante el uso conjunto de una plataforma, es mucho más flexible y permite una rapidez incomparable con la exigencia de inversiones físicas en una flota de automóviles.

Pero, además, hay que añadir la rápida difusión de las empresas de intangibles por el mundo entero. Las empresas frontera desde un punto de vista de base intangible, expanden su actividad a escala internacional en menor tiempo y obtienen resultados en plazos más cortos.

Lo intangible, lo digital, lo derivado del conocimiento tiene una importancia creciente para el entendimiento de los fenómenos económicos, sea a escala macro o a nivel empresarial.

Antonio Pulido http://www.twitter.com/@PsrA

De interés

Artículos Relacionados