domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadObligados pagar pensiones a sus hijos de hasta 30 años
Son estudiantes o parados

Obligados pagar pensiones a sus hijos de hasta 30 años

Marga Peñafiel/Redacción
Pensión alimenticia hasta los 30. El de casos de hijos que piden a sus padres en los tribunales, en matrimonios divorciados, que sigan pagando la pensión ha aumentado con la crisis. Muchas de estas sentencias, protagonizadas por jóvenes de hasta 30 años, fallan a favor de los hijos, quienes no pueden valerse por si mismos a causa del paro juvenil. No obstante, muchos de los padres no pueden hacer frente a estos gastos por falta de recursos económicos al estar igualmente en paro.

El País recoge hoy una serie de casos en los que los jueces y magistrados otorgan la pensión a los hijos de hasta 30 años que todavía estñan estudiando o que el mercado laboral no les ha brindado la oportunidad de encontrar un trabajo que les permita vivir de forma indepentiente.

El Código Civil no especifica una edad máxima para que un hijo siga recibiendo dinero de su progenitor. Sí establece las causas que eximen del pago de esa pensión: que el padre carezca de ingresos suficientes; que el hijo pueda ejercer un oficio que le garantice la subsistencia o que su falta de ingresos provenga de “mala conducta o falta de aplicación al trabajo”.

“Lo normal era que esa pensión se extinguiera cuando el hijo finalizaba sus estudios, con una prórroga hasta que encontrara trabajo, 26 años máximo”, explica Ana Sáiz, de Aba Abogadas.En ese sentido, una muy citada sentencia del Tribunal Supremo de 2001 denegó la pensión alimentaria a dos hermanas de 26 y 29 años, licenciadas en Derecho y Farmacia, alegando que mantenerla “sería favorecer una situación pasiva de lucha por la vida que podría llegar a suponer un parasitismo social”.

Pero el mismo Tribunal Supremo acumula este año varias sentencias sobre la obligación del progenitor de seguir pagando una pensión a hijos mayores de edad. Así, el pasado 12 de julio obligó a un padre a volver a pagar a su hija una pensión alimentaria porque, pese a tener 27 años y una titulación profesional (maestra de educación especial), carecía de trabajo e ingresos suficientes para ser independiente. Otra sentencia del pasado enero recordaba la obligatoriedad de pagar esa pensión cuando la situación de dependencia “no es imputable” al hijo. Por ejemplo, cuando no encuentra trabajo porque la crisis ha disparado el paro.



De interés

Artículos Relacionados